Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Vela

<< VOLVER

Hanse 345, un crucero rápido y manejable

16/09/13

Probamos en Marsella el nuevo Hanse 345, modelo que ha sustituido al 355 que fue presentado en 2010. Ni el volumen ni la altura interior de este velero de 10 metros y pico se resienten de ser ligeramente más pequeño que su predecesor. GERMÁN DE SOLER

Los cambios en los datos básicos de este modelo respecto al 355 no son muy grandes: pese a que el Hanse 345 pierde 41 centímetros en eslora de casco, la eslora de flotación se resiente muy poco ya que solo pierde 5 centímetros, lo mismo que se reduce la manga. El dato es importante, ya que—a diferencia de la eslora de casco, que repercute sobre todo en la habitabilidad— la eslora de flotación y la manga son parámetros que tienen consecuencias directas en el asiento y el rendimiento del barco.

Cuando cambia un parámetro en un velero cambian todos y por ello el gabinete de Judel/Vrolijk también ha modificado dos aspectos fundamentales: la quilla —ahora con bulbo en T— y el calado, que pasa de 1,92 a 1,87 metros.

En cuanto a superficie vélica, el astillero ha optado por la tendencia actual de priorizar una mayor grande y dotarse de un foque autovirante —si bien también puede aparejarse con un Génova 105 %— con el objetivo no solo de facilitar la maniobra sino de lograr un velero de crucero buen ceñidor, prescindiendo de los génovas grandes y pesados, cuyas virtudes en traveses y portantes se han visto eclipsadas por la aparición de los asimétricos.

Si a esto añadimos que el peso consecuentemente disminuye —en este caso en 160 kilos—, entenderemos perfectamente que aun perdiendo 10 metros cuadrados de superficie vélica total, el nuevo Hanse exhiba unas cifras de velocidad plenamente satisfactorias. Quien escribe estas líneas no ha navegado nunca en el 355, por lo no puede comparar, pero sí que puede afirmar que en las condiciones en que realizó la prueba del nuevo modelo los resultados observados son más que satisfactorios para un velero de crucero de 10 metros y medio.

Buen rendimiento a vela

De todas formas, anote las cifras VPP del astillero con 16 nudos de real y genaker: 8 nudos a 90 grados, tres décimas más a 120 grados y 7,1 a 165 grados.

Con razón el Hanse 435 puede calificarse, no de bólido de regatas, pero sí de crucero con un potencial de velocidad más que satisfactorio para el programa para el que ha sido concebido.

El gabinete Judel/Vrolijk ha logrado un casco equilibrado, dotado de una pala que manda de verdad, que responde con presteza a la rueda, monta las olas con elegancia y no se deja dominar por los incómodos golpes en la amura de la típica ola mediterránea. Uno se siente bien cómodo gobernando desde la aleta, con los winches al alcance y la comodidad de que en la virada bastará con cambiar de rueda ya que el foque autovirante evita tener que tocar escotas. Todo un lujo de comodidad y de sensaciones.

A motor, con un Volvo Penta D1-20 y hélice de dos palas plegable algo falló en la prueba ya que si bien nos daba una velocidad correctísima de crucero de 7,2 nudos a 2.750 rpm, las revoluciones máximas no subían de 2.000 vueltas cuando la máxima debería estar en 3.200 rpm según Volvo Penta. Cuestión de afinar, ya que este era el primer modelo construido y el paseado por mar y tierra por todos los salones de Europa.

Cubierta de crucero

La cubierta adopta las soluciones de un crucero actual, con caseta de perfil bajo con ventanas laterales abribles, cubierta muy plana con escotillas enrasadas, cadenotes exteriores, carril de escota de foque autovirante integrado, escotero de foque sobre el tejadillo, pasos hacia proa despejados, maniobra de palo reenviada bajo el pasamanos de madera del tejadillo y escota de mayor doble a la alemana, además de carril para capota antirrociones.

Detalle diferencial: el astillero no ha hecho aquí concesiones a la modernidad y no hay escotillas en el casco, de manera que toda la iluminación y ventilación se confía a las ventanas laterales y a las escotillas de cubierta y las de las cabinas de popa que dan a la bañera.

Abatiendo el espejo de popa se configura una gran plataforma de baño y de acceso.

Detalles como el balcón de proa abierto con peldaño de madera para subir a bordo con comodidad, los peldaños plegables para subir al palo o los portaobjetos con tapa de metacrilato a ambas bandas del tambucho, o la posibilidad de instalar una luz en la mesa de la bañera son detalles que se agradecen.

De esta manera la bañera queda totalmente despejada, con una gran mesa central de alas con pasamanos de inox central, que incorpora en su parte de popa la gran pantalla de navegación Simrad, bien visible para el timonel, quien tiene bien a su alcance las escotas que llegan a los winches primarios Lewmar ST 40.

Paso holgado entre las ruedas. La pantalla táctil multifunción del GPS-Plotter Simrad NSS8 se fija a la estructura de la mesa.

 

Las dos ruedas de gobierno de gran diámetro no son obstáculo para el paso a popa al estar montadas sobre pedestales inclinados, lo cual contribuye también decisivamente a la comodidad en la posición de gobierno de sentado a la banda. La entrega de las brazolas hacia popa deja espacio suficiente para instalar los controles del piloto automático y de una pantalla multifunción.

El espejo de popa es abatible, de manera que se convierte en una excelente plataforma de baño y un magnífico acceso a bordo. La anchura del diseño del tercio de popa del casco permite disfrutar de una bañera espaciosa, con un acceso a bordo amplio y banquetas de buenas dimensiones.

Todo ello resulta en una bañera desde la que una sola persona puede maniobrar el barco con absoluta confianza sin necesidad de ayuda de los acompañantes dado que drizas, escotas y rizos se controlan desde popa.

Interiores esenciales y bien resueltos

El volumen de un diez metros da para lo justo. Con todo, Hanse ha logrado distribuir racionalmente el espacio. Hasta tres cabinas, un baño enorme por la eslora, cocina bien agenciada, salón correcto con sofá en L convertible en cama y mesa de cartas mirando a popa, pequeña pero suficiente en estos tiempos de tabletas y portátiles en que pocas veces desplegaremos totalmente una carta.

Madera de roble blanqueada en mamparos y oscura en el plan, carpintería sencilla pero digna, luces orientables, mesa de dos alas con botellero, buenos armarios, iluminación Led, techo de contramolde, escotillas con cortina de sombra y mosquitera…No se echa nada en falta.

El acceso es ancho y cómodo, con escala de pendiente suave.

Dar volumen y altura a las cabinas y poder disfrutar de una gran entrada de acceso con una escalera cómoda y ancha a 7 grados de pendiente y peldaños planos, de una cocina bien equipada con dos neveras, una frontal y otra superior, es un lujo en estas esloras. Aunque a veces se pagan pequeños precios como la entrada excesivamente estrecha de la cabina de popa, limitada por el espacio que se le da al baño.

Destaca el sistema de control de la iluminación con interruptores táctiles de dos memorias y detalles como las luces de iluminación de paso en la bajada, las luces indirectas sobre la cocina, las lámparas orientables y los Led en el techo.

El astillero ofrece la posibilidad de personalizar el barco tanto en el color del casco como diseños de interior, maderas o tejidos, ofreciendo también diferentes opciones de distribución interior, aunque de momento las disponibles son dos o tres cabinas, reservando en el primer caso un gran espacio en popa como pañol.

La iluminación está controlada por el Intelligent Smart Lighting System con controlador táctil, reóstato y dos memorias.

 

En definitiva, un pequeño crucero sin pretensiones, pensado esencialmente para este programa, en el que el astillero ha logrado incluir todo lo imprescindible para emprender con tranquilidad navegaciones de altura y pasar muchas horas a bordo, tanto en travesías largas como en el amarre.

La distribución de la maniobra responde también al objetivo de que el propietario pueda aparejar el barco en un santiamén, largar amarras y pasar el día en el mar con total tranquilidad sin encomendarse a nadie más que a sí mismo disfrutando de un casco rápido y de un timón sensible. Este barco lo hace posible y en ello encontramos su principal valor.

Características
Eslora total: 10,40 m
Eslora de casco: 9,99 m
Eslora de flotación: 9,55 m
Manga: 3,50 m
Calado: 1,87/1,55 m
Desplazamiento: 6,2 t
Lastre: 2.030/2.200 kg
Superficie vélica: 55 m2
Mayor: 32,50 m2
Foque autovirante: 22,50 m2
Genova 105 % 27 m2
Genaker: 85 m2
Capacidad de combustible: 160 l
Capacidad de agua: 230 l
Motor: Volvo Penta D1-20 18 Hp
Diseño: Judel/Vrolijk & co
Diseño interior: Interior HanseYachts Design
Constructor: Hanse Yachts
Importador: Marina Estrella
Precio:83.900 euros, sin impuestos.

 

FOCO EN

TODO A SALVO
Un portaobjetos a cada banda permite guardar el móvil, las gafas o pertenencias personales bien protegidas.

MESA DE CARTAS MÍNIMA
Más pensada para trabajar con tableta u ordenador, su tamaño permite sin embargo desplegar una carta.

DOS CABINAS EN POPA
Podemos entre una o dos cabinas en popa con cama doble de 200×150 cm.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

COCINA CAPAZ
Zona de cocina bien agenciada con fregadero doble y dos neveras, la superior de 130 l.

ESPACIO EN PROA
Una cama de 210×200 cm y altura de 1,90 dan idea de las dimensiones de la cabina.

BAÑO EXCEPCIONAL
El baño posee una altura de 1,93 cm y es de dimensiones poco habituales en un 34 pies.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GALERIA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VÍDEO