Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Vela

<< VOLVER

Hanse 548, un crucero con todos los atributos

3/06/18

El nuevo Hanse 548 ofrece todo lo que cabe esperar de un crucero moderno de 16 metros de eslora, tanto en habitabilidad como en confort y facilidad de maniobra. Y lo hace con una carena sobresaliente en prestaciones y un sorprendente e ingenioso diseño de la popa. German de Soler Fotos: Bertel Kolthof/EYOTY-Luis Bosch

La gama del astillero alemán Hanse se compone actualmente de 10 modelos que van desde los 31 a los 67 pies de forma que cubre todo el espectro de esloras y programas de crucero, desde la navegación costera y de media altura hasta las travesías largas con períodos prolongados de vida a bordo sin echar el falta ninguna de las comodidades de que se disfrutaría en tierra.

Tres de ellos han sido presentados este año. Se trata de los Hanse 388 y 418 —que son actualizaciones de los anteriores modelos 385 y 415 respecto a los que modifican la popa, la cubierta y los interiores— y del Hanse 485, que es una unidad totalmente nueva que se sitúa en el rango alto de la producción del astillero entre el Hanse 505 y el 575 y que desde el punto de vista del volumen habitable y del equipamiento ofrece algunas de las prestaciones que podemos encontrar en los dos modelos de gama alta del astillero, ya en el rango de los 60 pies.

 

La propuesta del diseño es aparejar un reacher opcional en un segundo estay de proa para incrementar el rendimiento en ceñidas y traveses.

De líneas estilizadas y elegantes, un francobordo moderado, caseta de perfil bajo y cubierta muy plana, tanto en proa como entre el palo y el tambucho, el nuevo Hanse 548 ofrece un casco en formas, con una sola pala de timón y con una roda vertical y afinada que evoluciona suavemente hasta una ancha popa con salida de aguas plana, obra de Judel/Vrolij & Co, lo que en sí mismo es ya una garantía de velocidad y equilibrio. Esta carena se completa con un aparejo basado en un mástil muy alto (24,70 m), tres opciones de quilla y una configuración vélica de serie basada en una gran mayor con escota a la alemana sobre el tejadillo y foque autovirante, aunque existe la opción de instalar un segundo estay de proa para un reacher o un gennaquer y así mejorar las prestaciones en portantes.

El soporte del ancla colgante está preparado para arraigar el gennaker, imprescindible en rumbos abiertos.

Sobre este diseño de carena y aparejo, y una maniobra de velas basada en dos únicos pares de winches para hacerla más fácil –claramente uno de los objetivos de esta unidad–, Hanse ofrece un gran crucero rápido que a partir de un precio base muy competitivo en el mercado de los veleros de 40-50 pies, permite adaptarse a cualquier programa de navegación y aparejarlo en función del área en que navegue su propietario, siempre contando que será necesario ampliar considerablemente el presupuesto con alguno de los numerosos packs (Electronics, Performance, Cruising, Confort…) que permiten escalonar el grado de equipamiento, de acabados y de confort a bordo que requiera su propietario en consonancia con el uso que quiera darle.

El pique de proa puede ser usado como cofre de velas o cabina de marinería.

CUBIERTA DE GRAN CRUCERO

La distribución de la cubierta del Hanse 548 responde a la idea en la base del diseño de lograr que un crucero de estas dimensiones, en el que se navegará con la familia y los amigos principalmente y en travesías largas, se dote de una maniobra de velas fácil y que sea perfectamente llevable con poca tripulación e incluso solo, de aquí que la primera opción de combinación vélica sea la que hemos mencionado, configuración con el que lo probamos en el marco del European Yacht of the Year 2018, trofeo al que fue nominado. Por ello, la escota de mayor es a la alemana anclada en el tejadillo, y tanto la escota como todos los cabos del palo se reenvían a popa escondidos bajo una tapa que recorre la caseta hasta los pianos de mordazas y de aquí a los winches primarios situados sobre las brazolas lo que deja libre la bañera para el descanso.

Hanse 548

. El astillero ha optado por dos mesas fijas independientes en la bañera que opcionalmente pueden bajarse para convertirse en solariums.

 

Hay que destacar la posición de los winches secundarios, colocados en el interior de la bañera en sendas bases y delante del pedestal de la rueda, de manera que el timonel los tiene al alcance, si bien es más fácil actuar sobre ellos desde la posición de sentado en los bancos. La unidad que probamos, muy completa, incluía muchos de los packs opcionales, como las grandes consolas integradas en los pedestales de rueda inclinados, entre otros. Estas consolas, rodeadas por robustos pasamanos que facilitan el movimiento por la extraordinariamente ancha bañera, permiten incorporar toda la electrónica que uno pueda necesitar (en nuestro caso el pack de electrónica B&G), de forma que difícilmente al propietario le faltará espacio en el futuro para lo que quiera ir añadiendo. En este sentido Hanse sigue la tendencia de concentrar la electrónica de navegación en cubierta y reducir la mesa de cartas a la mínima expresión, lo que permite ganar espacio en la zona central del barco, y limita en ella la instrumentación a una pantalla táctil que centraliza la electricidad, la electrónica y los sistemas de a bordo.

Hanse 548

El techo de la caseta, con escotillas enrasadas, es plano en toda su longitud.

A popa de las ruedas el Hanse 548 ofrece un área específica, de banda a banda, en cuyo centro se puede colocar un módulo de bar, parrilla y fregadero, además de nevera. Un interesante opcional que viste la popa abierta y hará más agradables los fondeos y la vida al aire libre. El 548 innova también en el espejo de popa, con una solución que vemos por primera vez. Al abatirse el espejo, deja al descubierto una cómoda escalera a estribor que facilita el acceso desde la bañera a la plataforma de baño y al garaje del auxiliar.

Además, los asientos del timonel se levantan. No hay cofres debajo de ellos, aunque a nuestro criterio el de babor podría tenerlo ya que no da paso a la plataforma de baño. En la zona de estar de la bañera frente a las ruedas, el astillero ha optado por dos mesas, una a cada banda, que pueden abatirse para configurar dos grandes solariums.

Toda esta zona, así como la de gobierno quedan protegidas por la capota antirrociones y el bimini, si bien el Hanse 485 puede permite optar por un techo rígido opcional para protección permanente de la bañera. En suma, una enorme bañera, bien distribuida, innovadora en la forma de concebir la maniobra de winches y en el diseño del área que descubre el espejo de popa al abatirse.

EL VALOR DEL VOLUMEN

Pese a su perfil bajo, el 548 logra un volumen y una altura interior propios de un velero de 60 pies. Con un mobiliario de diseño moderno y funcional y numerosas opciones de acabados tanto en maderas como en textiles, bajo cubierta el 548 sorprende de entrada por su amplitud y la luz que recibe gracias a las dos grandes ventanas del tejadillo y las cuatro con escotillas abribles de la caseta (12 en total en cubierta) además de las dos del casco que proporcionan vistas sobre el exterior incluso sentados.

Un sofá en L comparte la banda de estribor con la mesa de cartas.

El salón-comedor ocupa toda la manga, con un gran sofá en L con estiba debajo y otro en la banda opuesta, bajo el cual se encuentra el cuadro de fusibles y los conectores de las baterías. En el centro de la unidad vista, una banqueta móvil servía como segundo asiento en torno a la mesa, una solución que nos parece demasiado simple ya que un asiento real con respaldo y botellero estaría más acorde con un velero de armador como este.

El espacio central destaca por su amplitud, altura y la transparencia que le confieren las cuatro grandes escotillas abribles del techo

La mesa de cartas está orientada a babor y en ella encontramos otra de las innovaciones de este velero: la pequeña pantalla del Hanse Smart Boat System, que permite el control de todas las funciones eléctricas, niveles, baterías y equipamiento como bombas, generador o refrigeradores y que puede ser usada desde el plotter o desde una app.

La gran cocina retrasada y cerrada por el módulo del fregadero es uno de los aspectos que más apreciarán los amantes de los cruceros largos.

La gran cocina retrasada y cerrada por el módulo del fregadero es uno de los aspectos que más apreciarán los amantes de los cruceros largos.

El espacio de la cocina, con superficies de Corian, esta diseñado realmente para cumplir su función en navegación y es uno de los aspectos a destacar del interior. Se sitúa longitudinalmente hacia popa –la posición más correcta cuando la eslora lo permite– y queda cerrada y separada del resto por un módulo con fregaderos de inox y cajones justo al lado de la escalera de bajada. Grande y bien organizada, dispone de suficiente espacio para dos neveras y todos los electrodomésticos que uno quiera instalar.

En consonancia con las tendencias actuales la mesa de cartas ocupa el mínimo espacio imprescindible. El asiento de cuero es basculante.

Nos gustó especialmente del  Hanse 548 la distribución de las cabinas de popa de la unidad que vimos, que no son simétricas sino que la de babor se extiende más allá de la línea de crujía dando lugar a una verdadera cabina VIP. Eso sí, a costa que la de estribor sea menos ancha, pero manteniendo aún así unas excelentes dimensiones. La cabina de babor comparte baño mediante el sistema de doble puerta, que lo convierte también baño de cortesía. Las cabina principal de proa, por su parte, es excepcional, dispone de cuatro ventanas al mar y dos grandes escotillas en el techo y una gran pantalla opcional de televisión visible desde la cama desciende del techo.

. El volumen de la cabina del propietario permite disponer de armarios bajos a las bandas y de un ropero vertical de tres puertas

Con cama isla, hay muebles bajos a las bandas y todavía queda espacio para un gran ropero de tres puertas. Hanse ha cuidado especialmente el aislamiento sonoro de todas las cabinas con mat entre dos capas aislantes. Aunque la unidad que vimos era la versión de tres cabinas y tres baños, más el de marinería o cofre de velas en el pique de proa, Hanse permite en este modelo multitud de combinaciones con hasta cinco cabinas.

En la versión vista la cabina de popa de babor se extendía más allá de la línea de crujía. consiguiendo así amplitud suficiente para un sofá.

RÁPIDO Y EQUILIBRADO

Pudimos navegar el Hanse 548 en el contexto de su nominación como candidato a European Yacht of the Year 2018, con un ropero completo basado en mayor, foque autovirante y reacher, además de con gennaquer. Navegando con el foque y un viento real de 6,7 nudos y mar rizada podíamos ceñir a 45° y lograr 5,2 nudos de velocidad. La comodidad que ofrece el foque autovirante se complementa con las prestaciones del reacher, una vela muy polivalente hasta el través con la lográbamos unas excelentes prestaciones de 7,0 nudos de velocidad con 7,5 nudos de real en ceñida a 45°, aunque podíamos apurar a 35° a costa de perder seis décimas de nudo.

La propuesta del diseño es aparejar un reacher opcional en un segundo estay de proa para incrementar el rendimiento en ceñidas y traveses.

Con gennaker  y viento real de nueve nudos lográbamos siete nudos y medio con el aparente a 80°, unas cifras que coinciden con las teóricas de la polar de velocidades. La carena creada por Judel/Vrolij se comporta con perfecta estabilidad de rumbo sin exigir demasiado a quien lo gobierna. Es un velero noble que perdona los pequeños errores de trimado y que aún con un desplazamiento que a son de mar sobrepasa las 20 toneladas, arranca con presteza, deja notar su respuesta a las rachas y es sensible a la rueda, respondiendo con suavidad y prontitud a las indicaciones. Sentados a la banda, se gobierna con comodidad y excelente visión sobre las velas de proa. Desde esta posición el trabajo en los winches primarios es cómoda y los grandes cofres guardacabos ayudan a mantener el orden.

Los pasos a proa del Hanse 548 son amplios, los pasamanos firmes y uno siempre tiene donde sujetarse en la amplia bañera. Las velocidades a motor son las que se espera de una unidad de este porte. Con el Yanmar de 110 Hp con eje y tres palas plegables, permite un crucero de 7,4 nudos a unas tranquilas 2.000 vueltas y da una máxima de 9,3 nudos a 3.200 rpm. En suma un gran crucero de armador, rápido, equilibrado, con volumen interior y algunas innovaciones destacables, fácil de gobernar, que permite cualquier singladura con garantías y con un excelente precio base para un 54 pies pero que inevitablemente habrá que incrementar para disfrutarlo con plenitud.

FOCO EN

COCINA PARA TRAVESÍAS Neveras de cajón grandes, horno y mucha capacidad de estiba son clave en las travesías largas. Hay armarios altos en el salón.

DETALLES QUE CUENTAN La excelente ebanistería se hace patente en cada mueble. Hay protecciones en el dintel de las puertas y luces bajo los muebles.

FUERA LÍOS Se agradecen los grandes cofres guardacabos tras los winches que hacen posible mantener el orden en el plan de la zona de maniobra.

POSICIÓN DE LOS WINCHES El 485 dispone los winches primarios en la brazola como es habitual y los secundarios entrados en la bañera frente a la rueda al alcance del timonel.

CONSOLA DE GRAN CABIDA Desde las grandes consola integradas en los pedestales se tiene el control absoluto del barco, incluido el motor.

MÓDULO DE BAR Tan habitual ya como imprescindible en veleros de cierto porte, la ancha popa permite instalar un módulo de bar completo con nevera y parrilla.

La opinión de [N&Y]

Diseño
+Volumen y altura interior que logra el diseño.
+Magnífica cubierta muy plana.
-Circulación entre la bañera y la plataforma de -año.
+Garaje para auxiliar en popa con bomba de hinchado.
+Doble mesa en la bañera.
-Un banco con cofre en popa a babor en vez de una banqueta elevable sería más útil.

Habitabilidad
+Cabina de proa.
+Cocina de gran crucero.
-Banqueta móvil del salón.
-Sin el opcional de las grandes consolas frente a las ruedas, la mesa de cartas es pequeña.

Maniobra
+Aparejo vélico sencillo y eficaz.
-Winches secundarios incómodos de manejar desde la rueda.
-Baquestay hidráulico opcional.

CARACTERÍSTICAS Hanse 548

Eslora total: 16,22 m
Eslora de casco: 15,75 m
Eslora de flotación: 14,90 m
Manga: 5,05 m
Calado: 2,20/2,55/2,80 m
Desplazamiento: 19,80/19,60/19 t
Motor: Yanmar 110 Hp con eje y hélice de tres palas plegables.
Capacidad de combustible: 520 l
Capacidad de agua: 770 l
Superficie vélica total: 138 m2
Mayor clásica: 80,50 m2
Mayor enrollable:71 m2
Foque autovirante: 57,50 m2
Reacher: 100 m2
Genaquer: .210 m2
Diseño: Judel/Vrolijk & Co.
Diseño interior: Hanse yachts
Design Constructor: Hanse Group.
Importador: Marina Estrella.
Categoría: A-12
Precio:349.000 euros, sin impuestos.

Vídeo Hanse 548

Lee más pruebas de vela aquí