Imatge de portada

Barcos / Super Yates

<< VOLVER

Perini Navi Fidelis, el décimo de la serie 56 metros

20/06/13

Fidelis, exhibido al público por primera vez en el pasado salón de Mónaco, representa la nueva generación de la exitosa serie de 56 metros del astillero italiano Perini Navi, una serie que cuenta ya con diez unidades en el agua, todos ellos con arquitectura naval similar pero con interiores totalmente personalizados.  GERMÁN DE SOLERFOTOS: GIULIANO SARGENTINI POR CORTESÍA DE PERINI NAVI.

 

Si las líneas externas lo identifican claramente como miembro de la familia Perini, Fidelis expresa toda su singularidad en el interior y en el equipamiento y los sistemas que implementa.

 

El primer Perini de la serie 56 metros fue Borrasca, botado en 2003, al que siguieron Santa Maria (hoy Zenji), Rosehearthy, Selene, Salute, Silvana, Riela (hoy Asahy), Panthalassa y Melek. Todos ellos fueron construidos partiendo de una misma plataforma arquitectónica y de ingeniería que los identifica como miembros de la misma familia, pero individualmente muestran una personalidad diferente que se manifiesta tanto en el interior como en el equipamiento y los sistemas que implementan.

Fidelis, creado como el resto de la serie por el departamento técnico de Perini Navi Group en colaboración con el arquitecto naval neocelandés Ron Holland, el casco y la cubierta son de aluminio, con un desplazamiento optimizado de 545 toneladas y 496 toneladas de registro.

El plano vélico y el aparejo en queche, diseñado y construido con ingeniería de la División de Mástiles de la casa, permite levantar una impresionante superficie total de 1.500 metros cuadrados de vela. Tanto el palo mayor como el de mesana son de aluminio, mientras que las botavaras, también fabricadas internamente en Perini, son de carbono con sistema de enrollado interno.

 

Excelencia en la organización del espacio

Con quilla retráctil y doble motorización, características de los Perini, Fidelis arbola mástiles de aluminio y botavaras de carbono, construidos por la división de mástiles del propio astillero.

La distribución y organización de los espacios a bordo de Fidelis permite ofrecer amplias áreas para disfrutar de la vida en el exterior. Destaca especialmente la generosa cubierta de estar en proa, que se complementa con la de popa. Esta última se organiza en una zona de estar-comedor protegida por la prolongación del fly hacia popa y otra totalmente abierta hasta el espejo. Y eso sin hablar de la cubierta del flybridge. Así es cómo propietario e invitados pueden disfrutar de la estancia al aire libre en espacios totalmente separados y alejados eligiendo en cada momento la zona de estar más placentera en función de las condiciones meteorológicas o los deseos de intimidad de cada cual.

Más a proa, la cubierta alcanza dimensiones colosales, ofreciendo una superficie exterior totalmente plana de 60 metros cuadrados bajo la que se encuentran los dos auxiliares de Fidelis en sendos garajes dotados de cuarteles enrasados de apertura electro hidráulica.

Desde aquí, los amplios y protegidos pasillos a las bandas conducen al segundo de los espacios, la zona de estar de popa, protegida por la prolongación del ala popera del flybridge —también aquí el concepto flybridge aplicado a Fidelis y en general a cualquier Perini nos parece inadecuado— donde se ha dispuesto otra mesa para 11 personas y una zona de estar con una mesilla de café, dos sofás y tres sillones. También se encuentra aquí un baño de cortesía y la escalera a medida protegida por una pantalla de vidrio hecha a la medida que conduce a la cubierta superior.

Es en esta cubierta, además de en la decoración interior, donde mejor se observan los rasgos y las líneas personales que diferencian a Fidelis del resto de la serie, ya que ha sido completamente concebido en función de los criterios del propietario.

 

 

Vistas de altura

El puesto de gobierno superior, con las dos grandes consolas de control.

Desde esta cubierta superior, a no menos de seis metros sobre el agua, cómodamente instalados en alguno de los grandes sofás centrales, las vistas sobre el horizonte son completas y sin duda uno de los logros más atrayentes del concepto Perini-Ron Holland. A estribor encontramos un área de comedor con dos mesas que pueden unirse para formar una sola de gran capacidad.

Las imponentes consolas de gobierno —una a cada banda destinadas a control electrónico e hidráulico de aparejo, velas y motores— presiden la proa de esta cubierta, reservada a capitán y tripulación, pero con grandes sofás que permiten a los invitados seguir la maniobra desde la platea, mientras disfrutan de un refrigerio que queda al alcance de la mano gracias a las dos grandes neveras integradas en sendos muebles exentos que quedan a su espalda y separan esta zona técnica del resto de la cubierta, más destinada al relax. Una entrada central da acceso al puente de mando, que ocupa prácticamente toda la anchura de la superestructura en esta zona.

 

Interior contemporáneo

El amplio y luminoso salón de 104 metros cuadrados se organiza en torno a una mesa baja rodeada de sofás y sillones.

El interior de Fidelis ha sido creado íntegramente por el equipo de diseño de Perini en un estilo contemporáneo y refinado que descansa en líneas simples, sin recodos, y espacios claros y despejados por los que se circula con soltura. Sobre esta base se han combinado materias primas nobles como el nogal teñido, el arce y la teca, complementados con un uso moderado del wengué. Pergamino, acero inoxidable, mármol y piel completan el catálogo de materiales.

La cabina del armador habilita una gran zona de estar a una banda. Fidelis reserva 147 metros cuadrados para esta área privada.

 

El salón principal mide nada menos que 108 metros cuadrados, y ha sido creado como un espacio abierto que no ofrece trabas al paso de la luz natural y no deja recovecos. Como es habitual en los veleros de Perini, queda dividido funcionalmente en dos áreas, la del comedor y la de estar, separadas por un elemento arquitectónico central que deja pasos a las bandas y que alberga en su cara de proa una aérea escalera de wengué y acero que conduce a cubierta superior. Las dos zonas pueden aislarse con sendas puertas deslizantes a ambas bandas de este elemento divisorio.

Un mamparo que contiene la pantalla plana de televisión separa el salón de la zona de comedor y salita de juego, integrando en la parte de proa la escalera que conduce al puente superior.

La zona de estar dispone de dos sofás enfrentados y separados por mesas bajas y cuatro sillones. Como es de esperar la gran pantalla de televisión queda escondida en el mamparo. La mesa del comedor extensible posee capacidad para 11 comensales, que es la del barco en cabinas, y se ha reservado a estribor una zona de juegos de mesa.

El salón principal dispone también de una barra de coctelería y un despacho a los que se puede acceder también desde cubierta. Una elegante puerta corredera transparente separa el salón del punte de mando interior sin impedirle las vistas.La cubierta inferior de Fidelis se distribuye entre la cabina del armador a toda la manga, con una cama doble en el centro, un despacho a estribor y una salita de estar a babor. Los dos grandes baños están separados del dormitorio por el armario-vestidor. Uno de ellos dispone de bañera de mármol de Brasil y el otra solamente de ducha.

El portón lateral del casco a popa babor facilita el izado y botadura de las embarcaciones auxiliares y juguetes de agua estibados en el lazareto de 42 metros cuadrados.

 

Las cuatro cabinas de huéspedes disponen de baño propio y de camas dobles de gran tamaño y dos de ellas están equipadas además con una litera plegable tipo pullman o sofá cama.La popa puede abrirse de forma que se convierte en una gran plataforma abierta al mar con escalera que permite destinarla al baño. A esta plataforma puede accederse también desde cubierta.

Como en el resto de unidades de la serie, destaca el portón lateral del casco a popa babor que facilita el izado y botadura de las embarcaciones auxiliares y juguetes de agua estibados en el lazareto de 42 metros cuadrados. También desde aquí se accede a la zona técnica de la sala de máquinas, con sus sistemas y dos grandes motores que le permiten alcanzar una velocidad máxima de 15 nudos y de 12,5 en crucero, con una autonomía a motor de 3.500 millas náuticas.

Características

Eslora total: 56 m
Eslora de flotación: 46,06 m
Manga: 11,52 m
Calado: 3,75 m/9,73 m
Desplazamiento: 545 t
Registro: 496 GT
Superficie vélica: 1.500 m
2
Vela de stay: 165 m
2
MPS: 1.085 m
2
Motores: 2xCAT C32 1.876 kW
Capacidad de combustible: 53.000 litros
Capacidad de agua: 17.000 l
Construcción: aluminio
Mástiles: Aluminio
Botavaras: carbono
Arquitectura Naval: Ron Holland/Perini NAvi
Constructor: Perini Navi-Viareggio
● ABS  A1 Comercial Yachting Service AMS, MCA.

www.perininavi.it