Imatge de portada

Navegación / Crucero Práctico

<< VOLVER

La contra en la toma de rizos, las alarmas y las poleas con freno

7/09/18

TRUCOS por ALBERT PUERTO

VELA
La contra en la toma de rizos

 

En una maniobra de toma de rizos se amurará en primer lugar el ollao de amura de la faja de rizos largando driza, a continuación tensaremos el amante (cabo) de rizo largando la contra y amollando escota y driza bajo demanda hasta que el ollao de escota de la faja de rizos toque a la botavara. El descuido de largar la contra provoca que la tensión de la escota se traslade a la contra cuando se amolla.
Pero el mayor riesgo se produce al intentar llevar el nuevo puño de escota hasta la botavara. Ya sea por la simple fuerza del viento sobre la vela, o por el corte clásico de las mayores que elevan el ángulo de la faja de rizos, si la contra actúa no puede elevarse la botavara. El error de no largar la contra en la maniobra puede traducirse en la rotura de la botavara por el anclaje de la contra.

La contra en la toma de rizos
 

NAVEGACIÓN
Alarmas

Hoy en día es impensable concebir una travesía sin electrónica a bordo. Resulta, pues, obligado, conocer las principales alarmas de seguridad de que disponen.

Alarmas en el GPS-Ploter De llegada. Avisa de llegada a una distancia del WP seleccionado. De WP. Avisa a una distancia de paso por un WP. Si está trazada una ruta también se puede hacer que el equipo avise del WP y que salte automáticamente al próximo WP. De desvío. Avisará del desvío experimentado sobre el rumbo teórico que lleva a un WP. De fondeo. Una vez fondeados avisará ante un garreo.

Alarmas en el profundímetro. Normalmente las sondas disponen de dos alarmas, una mínima y otra máxima. La mínima se usará para marcar una profundidad concreta para evitar una varada. La máxima, para marcar una profundidad deseada. Por ejemplo, para navegar situándose por la sonda, para avisar de garreo del ancla, etc.

Alarmas en el radar. La más usada e importante es la de distancia de paso. El radar avisará de cualquier objeto en un radio seleccionado. Habrá que descubrir, sumergiéndose en el manual, la manera de activar las distintas alarmas y de seleccionar sus intervalos de trabajo. Ahora bien, ninguna alarma puede ni debe sustituir a la atención directa de un tripulante.

Alarmas

 

ACASTILLAJE
Poleas con freno

Las poleas planas con palanca de freno acostumbran a montarse en el recorrido de las escotas de génova o de espí, y su misión es afirmar el cabo en tensión, liberando el winche sobre el que están trabajando para otro uso. Así es posible ahorrarse algunos winches en la maniobra, lo que se traduce en ahorro de peso y de precio.
Para frenar el cabo basta cerrar la palanca y filar suavemente el cabo, lo que cerrará el freno. Ya se podrá entonces largar definitivamente la escota y darle otro uso al winche. Para recuperar el control sobre el cabo será necesario abrir la palanca. Dependiendo de la fuerza a la que esté sometido el cabo esta maniobra será casi imposible. Además, una apertura de golpe puede estropear la funda del cabo.
El método aconsejado es montar de nuevo el chicote sobre el winche dando un poco de tensión, y la palanca se liberará sola. Después abriremos totalmente la palanca para evitar que se cierre sola.

Poleas con freno