Imatge de portada

Navegación / Crucero Práctico

<< VOLVER

Cortacabos en el eje, portabrocas acodado y el termo

2/11/17

Trucos crucero práctico by Albert Puerto

SEGURIDAD
Cortacabos en el eje

Cortacabos en el eje

Seguridad La proliferación de residuos en el mar está teniendo unas consecuencias a veces imprevistas, como agarrar con la hélice cabos sueltos o redes a la deriva. La posibilidad de enganchar un objeto extraño aumenta navegando cerca de tierra después de grandes tormentas. Las peores consecuencias de un percance de este tipo son la desalineación del eje, la posibilidad de rotura de los engranajes de la transmisión y daños en las palas de la hélice. Este tipo de avería es detectable fácilmente pues el motor se para en seco al quedar la hélice frenada. Una vez el motor esté parado será necesario saber si el cabo sigue enredado. Se pondrá punto muerto y se arrancará el motor sin poner marcha. Esto será señal de que no se trata de una avería de motor. A continuación se pondrá marcha atrás, pues quizás el giro inverso deslíe el cabo. Si el motor vuelve a pararse será señal de que hay un mazacote bajo el agua. Varios fabricantes compiten en el mercado con inventos para evitar este tipo de averías. Estos artilugios son siempre cuchillas de distintas formas que se adaptan al eje por delante de la hélice con el fin de cortar el cabo cuando éste se enrolla y aumentan el freno al avance de la embarcación. Si el problema no se soluciona engranando avante y atrás habrá que tirarse al agua a cortar. Es recomendable que el cuchillo tenga uno de los bordes dentados, que será con el que acabará cortando, pues si el cabo está muy azocado el filo tradicional no es tan efectivo. Es aconsejable lanzarse al mar con un cabo atado para poder ser rescatado, sobre todo si se trata de una red. Sinceramente, no es nada agradable, más aún si es de noche.

HERRAMIENTAS
Portabrocas acodado

Portabrocas acodado

Este es un accesorio de taladro eléctrico muy específico pero totalmente insustituible en según qué tipo de trabajos de difícil acceso. En algunas ocasiones se debe taladrar en lugares donde el taladro no cabe o no puede coger el ángulo adecuado. Por esa razón existe este accesorio que cambia el portabrocas 90º respecto al taladro. Para ello, en primer lugar se desmontará el portabrocas del taladro normalmente extrayendo un tornillo alojado en su interior. A continuación se adaptará el portabrocas acodado al eje del taladro según las indicaciones del manual correspondiente. Una vez colocado el accesorio se monta de nuevo el portabrocas en el extremo del nuevo eje, si el accesorio no viene ya con uno incorporado.

VIDA BORDO
El termo

El termo
El termo es un buen amigo del navegante, y cuando se descubre, no se puede estar sin él. El termo permite almacenar agua caliente un mínimo de doce horas, y hace mucho más llevaderas las guardias nocturnas. Por la noche, aunque sea en pleno verano, siempre refresca. Y es en esos momentos cuando más se agradece tomar alimentos y bebidas calientes. La mejor solución es calentar agua antes de que la tripulación vaya a dormir, y guardarla en el termo. Ya sea para café, chocolate, té, caldos o sopas individuales, sólo es necesario entrar un momento, llenar los vasos, disolver el producto y volver a salir a la guardia. En un instante la guardia está servida de reconfortante bebida caliente. Normalmente los termos tienen una doble cámara de cristal, por lo que se tratarán con cuidado evitando los golpes fuertes que puedan romper el cristal interior, aunque también existen modelos con el interior metálico, mucho más aconsejables para la navegación.

Consulta más trucos náuticos aquí