Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Motor

<< VOLVER

Absolute Navetta 48, largas singladuras  

24/06/19

Absolute es una firma italiana con larga experiencia en la construcción de este tipo de embarcaciones. No es la primera vez que uno de sus modelos está nominado al Barco Europeo del Año 2019, aunque esta vez no pudo ser. La Absolute Navetta 48es un diseño que combina el máximo confort de navegación, con los espacios y la luz de unos interiores de gran habitabilidad. L.B.

 

Absolute Navetta 48

Elegante, funcional y confortable, la Navetta 48 responde al programa de crucero de larga travesía, con más de 300 millas de autonomía.

 

 

Las Navetta son una gama legendaria del astillero italiano Absolute. Una serie que se caracteriza por el parabrisas vertical, la roda igual, y las formas clásicas de la obra muerta. Un barco en el que, a primera vista, llama la atención por la superestructura acristalada, para proporcionar una vista panorámica al salón de 360 grados. A esto se añaden las cristaleras de las amuras, que confieren una gran luminosidad a la cabina de proa, uno de los aspectos más destacables de este barco. La obra muestra, con un alto francobordo no rompe, sin embargo, la atractiva y equilibrada estética del barco.

La Navetta 48, no obstante, ha sido merecidamente nominada al EPBY 2019 por varios aspectos: interiores lujosos y a la vez funcionales, muy habitables y luminosos; un flybridge que se prolonga por popa hasta cubrir la bañera, dejando una amplia terraza al aire libre y, sobre todo, por su formidable navegación. No ha ganado, pero podía haber sido el mejor barco dentro de su categoría de esloras mayores de 45 pies. De todos modos, el hecho de estar entre los cinco mejores es ya un logro de por sí.

Esta Navetta 48 es la cuarta de la gama, que se inició hace cinco años con la 58 pies, y luego le siguieron la 52 y la 73 pies.

Absolute Navetta 48

La roda vertical es una de las particularidades de esta Navetta, que incrementa el francobordo con grandes cristaleras en las amuras para conceder luz natural al interior.

CUBIERTA Y BAÑERA

Absolute conoce bien las necesidades de un barco mediterráneo, pero al mismo tiempo sabe ofrecer modelos con la polivalencia propia de un crucero para tragar muchas millas, bien equipado, con grandes áreas abiertas, en la bañera, la cubierta de proa y el flybridge, y con unos interiores que cumplen con las mayores exigencias de un gran barco de travesía.

Absolute-Navetta48-Bow

La cubierta de proa queda ocupara por grandes colchonetas dotadas de cabezales. A los lados sendos escalones realzan la imagen de esta zona.

La Navetta 48, además de bonita es funcional, y así lo han conseguido sus diseñadores con una bañera que facilita el acceso tanto a la plataforma hidráulica de popa, a la cabina de marinería (con litera y aseo), al salón interior, a los protegidos pasos laterales y al flybridge.

El flybridge presenta una original distribución, con el puesto de gobierno central, gran solárium delante y el gran sofá a popa.

En esta zona posterior destacan las dos entradas directas desde la plataforma y la enorme mesa central de teca frente al sofá para cuatro personas. Con el añadido de las sillas correspondientes aquí se forma un gran comedor al aire libre, a dos pasos de la cocina. Además, esta área queda totalmente cubierta por la prolongación del flybridge, soportada detrás por dos columnas de inoxidable.

La zona abierta se convierte en un espacio principal con buen tiempo. Está bien equipada con un mueble de servicio completo y una enorme dinete detrás.

Delante, la cubierta brinda un amplio solárium cubriendo la cabina delantera. Las grandes colchonetas disponen de reposacabezas elevables y los recortes laterales con un escalón de teca refuerzan la estética de la proa, por otra parte, bien equipada para la maniobra de amarre y fondeo.

La bañera de popa queda cubierta por la prolongación del fly. Está a dos pasos de la cocina y tiene doble acceso a la plataforma de popa.

El flybridge es un espacio principal en este barco, tanto por su distribución como por sus dimensiones, casi exageradas. Es una terraza sobre el mar, con grandes colchonetas delante para tomar el sol, bancos a los lados del piloto y una dinete de popa con un sofá en U en torno a una mesa de teca. El mueble de servicio, con parrilla, fregadero y nevera, evita las bajadas a la cocina para preparar aperitivos u otras fruslerías.

La cocina tiene gran protagonismo en este barco. Está en la entrada del salón y se ha equipado perfectamente.

Excelente espacio, que sin duda se convertirá en la zona principal del barco con buen tiempo, bien distribuido y muy agradable.

 

PUESTOS DE GOBIERNO

El puesto de gobierno, a estribor, es tan completo y cómodo como el del flybridge. La sensación de espacio se incrementa, como hemos apuntado antes, por las grandes cristaleras, sin duda una de las mejores virtudes de este modelo.

Arriba el piloto va ubicado en el centro, tras el solárium, con una consola perfectamente equipada, pero alejado del parabrisas.

En el puesto interior se agradece, sobre todo, la puerta lateral que, además de ofrecer aire fresco, facilita el paso a la cubierta para la maniobra de atraque. Desde arriba es más complicado, pero desde el costado se controla la proa y la poa. La consola de instrumentación es, a nuestro parecer, demasiado alta y, aunque en realidad no roba mucha visión frontal porque el parabrisas es bastante alto al ser vertical, nos gustaría más inclinada para que no sobresaliera tanto. El piloto, desde un asiento individual ajustable lo controla todo. La parte inferior del panel sobresale por ambos lados para acercar las palancas de los motores, el joystick, el piloto automático y los pulsadores de flaps, innecesarios en este barco (a no ser con mar de costado). Un conjunto deportivo, con la superficie cubierta con fibra de carbono, donde el diseño potencia la imagen de calidad del barco.

El puesto interior es elegante y está bien equipado, con una consola de marcado carácter deportico, por las formas y por el recubrimiento con fibra de carbono.

Sentados al volante en el flybridge, es distinto. La visibilidad es mejor y, desde el asiento monoplaza del piloto, el único de este puesto de gobierno ubicado en el centro y bastante retrasado con respecto al parabrisas (por lo que no protege mucho del viento), la visión solamente queda limitada en la zona de popa debido a la prolongación del fly. La consola aquí arriba es similar a la del interior, y guarda el mismo estilo de diseño con la misma instrumentación, por lo que este puesto es tan importante como el de la cabina.

Dos puestos cómodos, bien equipados y acordes a las necesidades de un barco de para largas travesías.

 

INTERIORES

A las virtudes de la navegación se añaden los méritos del interiorismo, que no son pocos, tanto por la elegancia de la decoración, como por la obtención de espacios y luz natural.

La dinete del espacio principal es un lujoso salón con formidable vista panorámica.

El astillero en este modelo se ha superado con respecto a las otras Navettas de su serie. En efecto, en el plano principal, junto a la entrada tenemos una formidable cocina, elegante, grande, bien equipada, con numerosos cajones y armarios, arriba y abajo, pensada para dar servicio tanto a la bañera de popa como al salón interior, propia de un crucero de larga travesía. No obstante, lo único que no nos gusta en un barco de este nivel es el protagonismo que se concede al grifo de fregadero, que es lo primero que se ve cuando se entra en el barco, y que deberían ocultar. Por lo demás, la cocina es impecable, con todo lo que se pueda necesitar, de lujo.

Los interiores se prolongan hacia proa con el salón formado por un enorme sofá en U a babor y otro enfrente. Esta zona evidencia el lujo de un espacio que disfruta de la luz natural que dan los grandes ventanales. Estos enormes cristales parten de la misma cubierta de forma que, estando sentados en los sofás, se disfruta de toda la panorámica exterior al nivel de la vista. Es formidable.

La cabina del armador a proa, es sorprendente por su configuración, luz y dimensiones. Dispone de vestidor y aseo completo propio.

La zona de noche, bastante hundida —y por eso presenta una excelente altura bajo baos—, a la que accede descendiendo cinco escalones, contempla tres cabinas dobles.

La cabina del armador a proa, es sorprendente por su configuración, luz y dimensiones. Dispone de vestidor y aseo completo propio.

La de proa, destinada al armador, espectacular por sus dimensiones y por la luz natural, es sin duda un punto fuerte de este barco, cuya cama de matrimonio encara el cabezal a la amura de estribor. Dispone de su aseo completo propio, con ducha independiente. La planta de esta zona privada se completa con otras dos cabinas, una VIP a babor, con una cama de matrimonio, y otra con dos literas individuales.

La cabina a media eslora no ocupa toda la manga, pero brinda unas dimensiones de un camarote VIP. Dispone también de un armario vestidor.

Un segundo aseo, similar al primero, completa la zona de noche que, entre otros detalles, se caracteriza por tener todas las puertas correderas con el fin de aprovechar mejor los espacios espacio. Una idea tan simple como ingeniosa y práctica, que cuesta algo más pero que vale la pena. Con la luz de estos interiores y la altura de las cabinas uno tiene la sensación de estar en un barco mucho mayor de 15 metros.

La cabina a media eslora no ocupa toda la manga, pero brinda unas dimensiones de un camarote VIP. Dispone también de un armario vestidor.

Interiores, desde luego, impecables, espaciosos, con mucha luz natural, decorados con exquisito buen gusto, muy elegantes, propios del mejor estilo de Absolute.

La tercera cabina, para invitados, presenta dos literas que se pueden unir en una de matrimonio.

NAVEGACIÓN Y CONCLUSIONES

Las aguas de la bahía de canes fueron el escenario de nuestra prueba. Buenas condiciones, con mar rizada a marejadilla, y viento fuerza 2 a 3. Claro que, para una eslora como ésta, navegar con tales condiciones de mar y viento es como no enterarse. El casco de la Navetta 48 es muy marinero, y se ha diseñado en virtud de líneas clásicas, pero adaptado a las formas que exigen las trasmisiones de pod de los Volvo Penta IPS, una opción muy acertada porque combina una motorización avanzada que proporciona excelentes prestaciones en maniobrabilidad, con una carena marinera, hecha para largas travesías con un consumo bastante comedido. Por otra parte, hay que recordar que este astillero siempre ha sido un partidario de los IPS de Volvo Penta, ya que ha tenido barcos hasta con tres pods de la firma sueca.

La Navetta 48 con dos Volvo Penta UIPS600 de 435 es una verdadera tragamillas. Un barco muy manejable, marinero, confortable y silencioso.

Con dos motores Volvo Penta IPS600 de 435 Hp la navetta 48 puede alcanzar una velocidad punta de 28 nudos a 3.550 rpm, a media carga y buenas condiciones de mar y viento; y mantener un régimen de crucero de unos 16 nudos a 2.750 rpm, lo que le proporciona una autonomía de unas 300 millas.

Navegamos esta Absolute en aguas de la bahía de Cannes bajo unas condiciones de mar y viento realmente favorables, sin embargo, el cruce de la ola de otras estelas y los giros prolongados, nos demostraron que este barco da mucho más de lo que a primera vista aparenta. Con esto queremos decir que un modelo de corte clásico como éste, que en otros tiempos iría motorizado con ejes, en este caso los IPS600 le proporcionan una agilidad y capacidad de giro en la navegación que sorprenden. Y la carena también engaña: la roda casi vertical nos hace pensar en un barco más lento, pero su afilada parte inferior le permite un paso de la ola suave, evitando todo pantocazo.

Desde le flybridge el gobierno es un placer: buena visibilidad aun teniendo el puesto, bastante retrasado, en el centro, gran efectividad al volante y muy buena capacidad de aceleración.

La prueba de que esta potencia de los dos IPS 600 es correcta para esta eslora es que en tan solo 9 segundos se pone a planear, a unos 14 nudos; y en 15 segundos más alcanza los 28 de punta. Lo que no está nada mal para un desplazamiento de algo más de 25 toneladas cuando navegábamos —con la plataforma hidráulica de popa, el Seakeeper, nueve personas, depósitos de agua y combustible medio llenos, etc.—.

Un barco, pues, concebido para la gran travesía, con una navegación muy confortable, realizado con un nivel de calidad impecable, tanto en lo referente a las instalaciones como a la construcción, con una elegancia italiana que invade todo el interiorismo, y unos materiales exclusivos de Absolute, que refuerzan la imagen lujosa de este modelo. Por todo esto y por mucho más, la Navetta 48 ha merecido ser un gran candidato al EPBY 2019, aunque por esta vez se quedara a las puertas.

 

A destacar 

+ Excelente volumen y luminosidad natural en los interiores.

+ Carena con gran comportamiento y buena autonomía.

+ Calidad de diseño y de materiales.

 

A mejorar

– La consola del puesto interior es demasiado alta.

– El grifo del fregadero preside la entrada del salón. Poco elegante.

– El parabrisas del puesto de gobierno superior queda demasiado alejado del piloto.

 

Características (va con 3 planos)

Eslora total:   14,93 m

Manga:           4,65 m

Calado:           1,30 m

Desplazamiento:       23.500 kg

Gama de motorizaciones:    Volvo Penta IPS600-435 de 435 Hp

Capacidad de combustible: 1.800 l

Capacidad de agua:  530 l

Plazas: 14

Categoría de navegación: B

Constructor: Absolute, 

Importador:   ABS Marine Sales, 

Precio:            a partir de 737.000 euros, con dos Volvo Penta IPD600 D6-435 de 435 Hp, y sin impuestos.

 

Motores

Marca y modelo:       Volvo Penta IPS600 D6-435

Potencia:        435 Hp (320 kW)

Tipo:   pods turbodiésel inyección

Cilindros:        6 en línea

Cubicaje:        5.506 cc

Rpm máx.:      3.500

Peso:   901 kg

 

Seguro METROmar-Fiatc

Prima del seguro básico a terceros: 257,30 euros.

Incluye, responsabilidad civil obligatoria y voluntaria; defensa y reclamación de daños; y asistencia marítima.

 

 

Absolute Navetta 48

2×435 Hp Volvo Penta IPS600 D6-435

Rpm                nudos             consumo l/h

600                  3,4                   2,2

1.000               5                      5,8

1.500               7,8                   20

2.000               9,7                   39

2.500               11,5                 76

2.750               16                    96

3.000               18,5                 115

3.300               22                    138

3.550               28                    172

Tiempo de planeo:    9 segundos

Aceleración de 0 a máx.:      26 segundos

Autonomía:   en torno a las 285 millas a régimen máximo; y unas 300 millas a régimen de crucero de 16 nudos.

CONDICIONES DE LA PRUEBA

Personas a bordo:     9

Combustible: 63%

Agua:  80%

Estado de la mar:      Rizada a marejadilla, y viento fuerza 2 a 3.