Imatge de portada

Barcos / Super Yates

<< VOLVER

Absolute Navetta 68, tan elegante como refinada

8/11/20

La más reciente de las navettas creadas por Absolute lleva a su máxima expresión los conceptos de volumen, luminosidad interior y confort, gracias a sus amplias superficies exteriores, una superestructura totalmente acristalada y una distribución interior que optimiza magistralmente los usos del espacio. M. D. Pinart

Absolute Navetta 68

De líneas sinuosas y volúmenes equilibrados, la Navetta 68 llama la atención no solo por sus líneas exteriores, sino por su particular estilo, presente también los interiores.

El astillero italiano Absolute, fundado por Marcello Bè y Sergio Maggi, dos emprendedores con una visión innovadora y con una larga experiencia adquirida bajo el sello Gobbi, ha sabido forjarse desde sus inicios como marca un merecido prestigio internacional como constructores de barcos de lujo. En la actualidad la oferta de Absolute a la comunidad náutica va desde los 40 a los 73 pies de eslora, con modelos agrupados en tres gamas: Flybridge, SportYacht, Sportline y Navetta. El catálogo de esta última está formado por cinco modelos desde los 48 a los 73 pies, de los que presentamos aquí la Absolute Navetta 68.

El diseño de la Absolute Navetta 68 concede una gran importancia al exterior, y especialmente al flybridge, que se convierte en el espacio estrella para la vida al aire libre.

De líneas sinuosas y volúmenes equilibrados, la Navetta 68 es una embarcación que llama la atención al primer vistazo y no solo por sus líneas exteriores, sino porque uno se da cuenta de inmediato que el confort reina en todos y cada uno de los espacios interiores y exteriores, que han sido concebidos con la mente puesta en proporcionar ámbitos de convivencia a bordo sin penalizar por ello la necesaria privacidad e intimidad que un armador de una unidad de estas características requiere.

Pero eso no es todo. Una aproximación más a fondo en la filosofía del astillero pone de relieve una serie de valores, no solo constructivos sino de concepto, que son precisamente los que han llevado a Absolute a convertirse en una marca icónica y uno de los mejores ejemplos del “Made in Italy” con el que la industria italiana de super y megayates se ha convertido en paradigma mundial del diseño, la elegancia y el buen hacer tecnológico.

Absolute a convertirse en una marca icónica y uno de los mejores ejemplos del “Made in Italy”, y esta eslora de 68 pies de un gran ejemplo.

Hablamos de la calidad, de la innovación, de la seguridad, del respeto por el medioambiente y la de la eficiencia que se pone de relieve en el bajo consumo y las reducidas emisiones y el bajo nivel acústico de los motores que el astillero instala en sus unidades.

 

Exteriores para vivir

El diseño de la Absolute Navetta 68, como el de todos los modelos que salen de las naves del astillero, concede una gran importancia al exterior, y especialmente al flybridge, que se convierte en el espacio estrella para la vida al aire libre. En esta unidad, el enorme flybridge, cubierto por un techo rígido abrible que le proporciona protección, está dotado con un completo módulo de bar, una dinete con mesa y un sofá en L, un segundo sofá no estructural más a popa que cierra el espacio de estar y una amplia superficie a popa que puede amueblarse a voluntad y que es el espacio ideal para el dolce far niente.

La proa se ha configurado como una agradable zona de convivencia son solárium, sofás y una mesa.

A proa del fly se encuentra el puesto de gobierno superior, que ocupa toda la manga y que sitúa, la consola, el volante y el asiento del piloto en el centro. No hacen falta asientos individuales para los acompañantes, ya que estos pueden acomodarse a ambas bandas de la consola en sendos sofás en L.

Además del fly, esta Navetta ofrece otros tres espacios exteriores para disfrutar de la vida al aire libre: la zona de proa, amueblada con una mesa y un sofá para seis que la rodea y una gran superficie de solárium frente a ella, la cubierta de popa y la plataforma de baño hidráulica.

Ambos puestos de gobierno equipan la última tecnología para este tipo de esloras, son cómodo y disfrutan de una excelente ergonomía.

El solárium de proa ofrece suficiente espacio para que cuatro personas tomen el sol sin agobios en una superficie moldeada en la estructura, mientras que la mesa permite acomodar a seis personas a su alrededor.

Hacia popa, bajando tres escalones por las bandas y bien protegidos por los laterales del flybridge que caen a plomo sobre las bordas, se llega a la cubierta de popa —sería poco apropiada para esta eslora y concepto denominarla bañera, como solemos hacer en barcos de menor porte— que, cerrada por un asiento longitudinal enfrentado a una mesa, constituye el nexo de unión entre el exterior y el interior totalmente acristalado de la cubierta principal.

La bañera de popa queda totalmente cubierta por la prolongación del fly, donde se puede montar una dinete al aire libre.

A la plataforma de baño de popa, opcionalmente hidráulica, se desciende desde ambos lados de este sofá en U que cierra el espacio, y desde ella se accede al mismo tiempo a la zona de tripulación y a la sala de máquinas a través de una puerta estanca situada en el espejo.

En esta unidad, de hecho, el diseño de la distribución convierte esta cubierta de popa en un distribuidor exterior que da acceso a los diferentes espacios de vida al aire libre y al interior, de tal manera que la conexión interior-exterior está perfectamente lograda sin que pierda sin embargo ni un ápice de funcionalidad como zona de estar exterior.

El área destinada al comedor se sitúa junto al a cocina, en la entrada.

Un loft transparente

Desde esta cubierta, el acceso al interior se hace sin discontinuidad, a pie plano, a través de una gran puerta corredera que se desliza totalmente permitiendo la circulación directa y sin obstáculos desde popa hasta el puesto de gobierno situado a proa de la cubierta principal.

El espacio del salón, a babor, tras el puesto de gobierno disfruta del agradable ambiente que proporcionan las enormes cristaleras laterales.

En esta unidad se ha optado por situar el espacio destinado a comedor y la cocina justo en el acceso desde la cubierta de proa, de forma que el salón propiamente dicho, que se extiende a toda la manga,  ejerce de separador entre esta área más funcional y el puesto de gobierno. De esta forma, parte de la cocina se convierte en un mostrador abierto que da servicio a la cubierta de popa mientras que a la otra banda hay suficiente espacio para que ocho personas se acomoden en torno a la mesa.

La elegancia, el lujo y el confort se combinan en una exquisita decoración dentro del mejor estilo italiano.

El salón es un espacio transparente, flanqueado por grandes cristaleras, dotado de un confortable sofá y sillones enfrentados a un mueble bajo que oculta la pantalla plana escamoteable del televisor.

El ambiente es elegante y moderno, con tejidos claros que contrastan con los tonos más oscuros de los marcos de las cristaleras y el plan más oscuro de madera de nogal.

La cabina del armador queda a media eslora y dispone de aseo propio; la VIP se ubica en la proa y es muy similar en dimensiones.

Una mampara de vidrio separa el salón del puesto de gobierno, situado ligeramente más elevado que el resto. Aquí, cinco grandes pantallas de navegación de 24 y 22 pulgadas (opcionales) integradas en la consola oscura permiten el control de todos los sistemas de a bordo y de la navegación. También son opcionales el pack de navegación, la domótica, las cámaras de vídeo y los mandos de maniobra en la bañera. Absolutamente todo puede monitorizarse desde el sillón del piloto, que cuenta evidentemente, además del volante, con un joystick de maniobra (opcional) y los mandos de los motores totalmente a mano.

Las dos cabinas dobles de invitados presentan dos camas. El camarote de babor, puede convertirlas en una de matrimonio.

Como en resto de las navettas de Absolute, el parabrisas frontal es vertical y de una sola pieza, con dos montantes laterales muy hacia las bandas gracias a lo que la visibilidad hacia proa es total y el piloto cuenta con una puerta de pantógrafo lateral que le permite salir rápidamente al pasillo exterior, ya sea para controlar mejor la maniobra o por cualquier otra circunstancia sin tener que pasar por el salón.

 

Zona de noche

La cubierta inferior habilita cuatro grandes cabinas distribuidas entre la del armador ocupando toda la proa, la VIP situada transversalmente a popa y otras dos en el centro. Todas ellas destacan por su volumen y por la luz que reciben de las ventanas en el casco.

El nivel de los aseos es impecable en calidad y decoración, tanto el del armador como el resto.

La cabina del armador tiene la cama mirando hacia proa y el baño en suite situado tras un mamparo ocupando toda la manga y dotado de ducha independiente y dos lavabos, para él y para ella, de mármol.

Por su arte, la cabina Vip de popa sitúa la cama en el centro de la cabina y el baño ocupando la banda de babor.

En cuanto a las cabinas de invitados, cumplen su función con camas individuales y comparten el cuarto de baño.

La imponente sala de motores evidencia el nivel tecnológico de este astillero.

Prestaciones de gran crucero

La sala de máquinas, a la que se accede desde la plataforma de popa a través de un portón estanco (opcional), es un espacio bien organizado y con una gran altura, que permite circular con comodidad alrededor de los dos motores de Volvo IPS 1.200 de 900 Hp de seis cilindros en línea y 12,8 litros con los que esta unidad se equipa de serie.  La sala de máquinas posee capacidad para albergar también dos generadores, uno de 29 kW y otro de 21,5 kW. Con ellos —opcionalmente pueden ser dos Volvo Penta IPS1.350 de 1.000 Hp— esta navetta alcanza 25,5 nudos de máxima a 2.350 rpm y una velocidad de crucero de entre 15 y 18 nudos entre 1.800 y 2.000 rpm con una autonomía de unas 235 millas.

La Navetta 68 con los dos Volvo Penta IPS900 de 1.200 Hp alcanza 25,5 nudos de máxima a 2.350 rpm y puede mantener un régimen de crucero de entre 15 y 18 nudos con una autonomía de unas 235 millas.

Entre los opcionales que completan el equipamiento de serie hay que mencionar los flaps Interceptor y los estabilizadores Seakeeper 16.

En definitiva, una navetta destinada al crucero largo y a la vida a bordo, con gran autonomía y todos los elementos de confort esperables en una unidad destinada a pasar largas temporadas a bordo.

 

 

Características

Eslora total: 20,52 m

Manga: 5,62 m

Calado: 1,72 m

Desplazamiento: 53 t

Motorización:  2 x 900 Hp Volvo Penta IPS 1.200 (2 x 1.000 Hp Volvo Penta IPS 1.350 opcionalmente).

Capacidad de combustible: 3.500 l

Capacidad de agua: 950 l

Categoría CE: B/16

Constructor: Absolute Yachts,

Importador: Amo Yachts, 

Precio: 2.754.000 euros, con dos Volvo Penta IPS 900 de 1.200 Hp, y sin impuestos.