Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Motor

<< VOLVER

Aresa 1700 Black Falcon, multiplataforma de altas prestaciones

20/01/21

En ocasiones nos encontramos con embarcaciones especiales, como ésta Aresa 1700 Black Falcon, que en su configuración como lancha de asalto la navegamos con tres Yamaha de 425 Hp. Una eslora multiplataforma adaptable a las más diversas exigencias, tales como barco de trabajo, para instituciones, superténder, etc., pero con el denominador común de una garantía de diseño única y una calidad a toda prueba. L.  B.

Aresa 1700 Black Falcon

Destinada a embarcación de asalto, la Aresa 1700 Black Falcon cumple con las mayores exigencias de fiabilidad y prestaciones.

Este año precisamente Aresa cumple 60 años, un aniversario difícil de alcanzar en el sector náutico. Sin embargo, esta firma, que fue tan célebre y prestigiosa en el sector de la náutica de recreo durante la década de los setenta, en los ochenta, con las crisis, tuvo que reinventarse y mirar al sector profesional para subsistir. Desde entonces, sus modelos se han destinado a otros sectores profesionales, como la pesca, instituciones, militares, barcos pasaje, etc.

Desde hace ya unos años Aresa construye embarcaciones de alto nivel denominadas técnicamente RBB Rigid Buoyancy Boat, es decir, “semirrígidas” que en vez de flotadores incorpora semicilindros macizos no hinchables que incrementan la flotabilidad y la resistencia, y que además trabajan como como una defensa añadida. Las RBB son como unas RIB-shaped hull realizadas en los semiflotadores con HDPE (polietileno, o material similar, de alta densidad). La 1700 Black Falcon incorpora estos semicilindros con un radio de unos 26 centímetros, medida más que suficiente para incrementar la flotabilidad y resistencia a los posibles impactos.

Aresa 1700 Black Falcon

De líneas exentas de todo lujo y diseño estético, esta eslora de más de 16 metros está concebida para resistir las peores condiciones de mar.

Entre las características más destacables de este modelo están la carena, de líneas limpias desde la acentuada V de proa hasta la salida de aguas, en un ángulo de 21 grados, lo que le permite una navegación a toda prueba de condiciones de mar, y cuyas formas han prescindido de toda “ortopedia” como pueden ser los steps o escalones transversales, por ejemplo. El bracket es otro punto fuerte, una patente (tal como afirma Aresa) para que los motores ofrezcan todo su rendimiento en las mejores condiciones de empuje y dirección. Es un soporte de aluminio reforzado que contribuye no solamente al soporte de los tres Yamaha F425 sino también a poder ciar con cierta velocidad, sin embarcar agua por popa, exigencia propia de modelos militares, como es el caso, o de barcos profesionales o destinados al rescate marítimo.

Aresa 1700 Black Falcon

La funcionalidad es lo que requiere un barco de esta tipología, excluyendo todo elemento superfluo.

La construcción es otro punto sobresaliente: en composite con la estructura del casco en sándwich laminado en infusión al vacío, le confiere una gran resistencia y ligereza.
Otra garantía es la homologación con el sello de las mejores sociedades, tales como Bureau Veritas, y el cumplimiento de SOLAS. La categoría de este modelo entra en el apartado profesional HSC (high-speed craft), destinado a embarcaciones profesionales que navegan a más de 40 nudos.
La 1700 Black Falcon puede navegar sin el menor problema durante más de cinco horas a 57 nudos a plana carga, con 17 personas a bordo. Tiene capacidad para embarcar más de dos toneladas y está concebida para que la carga no represente un inconveniente en sus prestaciones.

Aresa 1700 Black Falcon

Los asientos con amortiguación tipo jockey de la firma Ullman son indispensables navegando con fuerte oleaje a más de 50 nudos.

La unidad que navegamos, destinada a ser embarcación militar de asalto, presentaba una configuración especial, para acomodar hasta 17 pasajeros en asientos amortiguados tipo jockey de la firma Ullman, y una consola austera pero completa, con la pantalla de Yamaha y dos suplementarias Simrad con los repetidores de los motores y toda la información necesaria sobre la navegación. Espartana en la decoración, totalmente ausente, forrada con antideslizante, robusta, dura, segura y hecha para eso, para acciones de asalto. Pero, como hemos apuntando, es lo de menos, ya que Aresa hace de este casco una multiplataforma para lo que el armador desee, adaptándolo en todos los detalles al lujo o a cualquier otra exigencia.

Yamaha: las alas de la Black Falcon
Para Aresa la mejor opción para su nueva 1700 Black Falcon han sido los Yamaha F425 XTO, fuerabordas de alta fiabilidad, con el sistema eléctrico de dirección integrado y con una gran respuesta en aceleración y rendimientos a cualquier régimen. Si bien esta embarcación puede adoptar otras potencias con dos o tres motores de 350 Hp o 425 Hp, en este caso la motorización con tres unidades es la que se adecua a las prestaciones exigidas por el cliente, de carácter institucional extranjero.

Aresa 1700 Black Falcon

La consola es sobria, solo con lo necesario.

Lo peor de la prueba fueron las excesivas buenas condiciones de mar y viento, ya que este casco necesita demostrar sus formidables prestaciones con oleaje, y está hecho para eso, tal como afirma el astillero Aresa. A partir de aquí, con cuatro personas a bordo, 900 litros de combustible (el 40% de los dos tanques de 1.125 litros) y con el trío de los Yamaha de 425 Hp, la 1700 Black Falcon se convierte en un auténtico bólido sobre el agua.

Navegar por encima de los 50 nudos es siempre una experiencia, que en ciertos casos puede exigir bastante habilidad al volante y, por qué no, atrevimiento. Con la Aresa 1700 Black Falcon, se sobrepasan los 50 nudos, los 55 y más, y el barco cada vez transmite mejores sensaciones de seguridad. Nos atrevemos a virar, primero en giro abierto, y posteriormente cerrando más: la carena se agarra como si fuera sobre raíles, los motores empujan sin perder potencia, sin airear, y la respuesta de giro es inmediata, suave, segura. El sistema de dirección eléctrico integrado en los F425, en este barco con tres vueltas y media de volante, proporciona un gran control, aun siendo muy blando de giro; y seguramente la prolongación del bracket en popa favorece la palanca en la potencia de los tres Yamaha. La sensación es formidable.

Aresa 1700 Black Falcon

Al volante las mejores sensaciones de seguridad se mantienen a cualquier régimen.

Metemos las dos palancas —que controlan los tres motores— a fondo. La aceleración es progresiva, con nervio. Las mantenemos, y a las 6.000 rpm el GPS supera en décimas los 57 nudos de punta. Según Yamaha y Aresa, los motores al estar en rodaje, recién instalados, necesitan unas horas para desfogarse. Luego será cuando alcancen los 60 nudos, tal como se puedo experimentar en unidades anteriores idénticas que Aresa ya ha entregado.

No lo dudamos, pero nos bastan los 57 nudos para sentir el viento el casco con visera protectora que nos han prestado.Dudamos si en este caso cabe hablar de una velocidad de crucero, pero a 4.000 rpm mantenemos los 37,5 nudos sin que el barco se entere. El confort en navegación es total. En salida, alcanzamos el planeo en menos de 4 segundos (un Ferrari del mar), y en 18 segundos más tocamos la velocidad punta, trimando al máximo, aunque en estas esloras la sensibilidad del trimado es menos apreciable, obviamente, que en una embarcación de siete metros, por ejemplo.

Aresa 1700 Black Falcon

No importa si se alcanzan o nos los 60 nudos de punta. Importa la seguridad bajo cualquier condición y aguantar más de 5 horas con el gas a fondo.

Aquí los efectos del trimado se reflejan en la pantalla, la subida de las revoluciones y en el incremento de la velocidad. En realidad, según Aresa, el trimado es efectivo en este barco hasta un 60 o 70 por ciento, por lo que mejora el asiento del barco eficazmente.

En todo caso, conviene tener referencias de las prestaciones de este modelo —en esta unidad de carácter militar como lancha de asalto—, ya que Aresa puede utilizar esta misma carena personalizándola como superténder de yates de gran eslora, o como barco de apoyo de grandes barcos de regata, tal como se da el caso en otras marcas y estas esloras.

 

Aresa 1700 Black Falcon

Los tres Yamaha F425 XTO V8 son las alas de esta 1700 Black Falcon, capaces de lanzarla en planeo en menos de 4 segundos y aguantarla por encima de los 57 nudos lo que sea necesario.

En definitiva, una experiencia única para una embarcación única, adaptable a cualquier programa, modular, fiable, y con todas las garantías de la mayor calidad, ya que para hacerse con el concurso del cliente institucional tuvo que superar las mayores exigencias de contrato y competir contra varios opositores en la venta.

Prueba de la versatilidad de esta carena es que Aresa está construyendo sobre esta mismo casco un modelo cabinado, con todo lujo de detalles, equipado con cuatro Yamaha F425 destinado al recreo para un cliente de los Emiratos Árabes.

Un conjunto, pues, único, que evidencia la calidad que puede ofrecer un astillero como Aresa y las prestaciones de una marca como Yamaha con estos V8 que se adaptan como anillo al dedo a esta soberbia eslora de más de 16 metros.

Características
Eslora total: 16,50 m
Eslora de casco: 14,00 m
Manga: 3,60 m
Calado: 0,80 m
Desplazamiento: 7.000 kg (en rosca)
Gama de motorizaciones: tres o cuatro fuerabordas de 350 Hp o de 425 Hp
Capacidad de combustible: 2 x 1.125 l
Plazas: 17
Categoría: HSC (high-speed craft)
Homologación: Bureau Veritas; SOLAS
Constructor: Grup Aresa Internacional, 
Precio: a partir de 1.000.000 euros, según configuración, motores y sin impuestos.

Motores
Marca y modelo: Yamaha F425 TXO
Potencia: 425 Hp (316,9 kW)
Tipo: fueraborda 4 tiempos gasolina inyección directa
32-valve, DOHC with VCT, 60 deg. V8
Cilindros: V8 a 60 grados, 32 válvulas, DOHC con VCT
Cubicaje: 5.559 cc
Rpm máx.: 5.000 – 6000
Peso: 453 kg
Dirección: asistida eléctrica
Precio: 51.105 euros (sin IVA), yamaha-motor.eu

Aresa 1700 Black Falcon

2×425 Hp Yamaha F425 TXO

RPMNudosConsumo l/hConsumo l/mnAutonomía mn/lAutonomía mn
6003,312,33,730,27671
10006,624,73,740,27668
15009,8363,670,27681
200015573,800,26658
250021,3773,620,28692
3000271043,850,26649
350032,21374,250,24588
400037,51935,150,19486
450042,12455,820,17430
5000473307,020,14356
5500554548,250,12303
6000574708,250,12303

Tiempo de planeo: 3,5 segundos
Aceleración de 0 a máx.: 21 segundos
Autonomía: en torno a unas 303 millas a régimen máximo; y unas 486 millas a régimen de crucero de 37,5 nudos.

CONDICIONES DE LA PRUEBA
Personas a bordo: 4
Combustible: 40%
Estado de la mar: llana a rizada y brisa.

Aresa 1700 Black Falcon