Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Motor

<< VOLVER

Atlantis 48, una nueva era

13/09/13

Esta eslora de 48 pies inicia el rediseño de esta gama de grandes cruceros deportivos procedentes del norte de Italia. Es una embarcación que combina el más puro estilo de una sedán con la innovación en el interiorismo, todo combinado con un completo equipo de serie y una construcción de calidad. GERMÁN DE SOLER

La Atlantis 48 es un modelo que renueva la gama de esta marca italiana. Un diseño muy personal, calidad constructiva y una carena para una navegación confortable y marinera.

Atlantis, que nació de la adquisición del astillero Gobbi por el Grupo Azimut Benetti, actualmente es una de las marcas pioneras de Europa en el segmento de las embarcaciones tipo sedán, o “descapotables”.

resentada como primicia en el Salón de Cannes de 2010, este modelo ha adoptado la firma del diseño perteneciente a una de los más prestigiosos gabinetes de diseño, como es Neo Design, estudio encabezado por Fabio Salvetti y Marco Biaggi, provenientes de la Officina Italiana Design, que se ocuparon durante dos décadas de los trabajos para la marca Riva, lo que en principio es una garantía de buen gusto y exclusividad. Tras la aparición de esta 48 pies, en Génova se presentó la 44 pies, gemela a escala de la 48, y la 56 —que en un principio era una 54— que verá la luz en el segundo semestre de 2011. Este es el trío, de momento, de la renovada serie de Atlantis. Según el astillero, la previsión de producción de la Atlantis 48 para 2011 era de 18 unidades, y en diciembre de 2010 ya estaba toda vendida, de modo que las entregas de este barco se sitúan en 2012.

La Atlantis 48 es una eslora con un diseño innovador, elegante y acorde a los parámetros de un barco de alta gama, exclusivo y cuidado en el más mínimo detalle. Además, este modelo inicia una nueva era en esta gama de deportivas, ya que el planteamiento del salón bañera en un mismo nivel, permitiendo una comunicación directa de prácticamente toda la cubierta, establece una nueva dimensión en la vida a bordo de un barco de esta tipología.

Atlantis es un astillero que busca innovación, desmarcándose —en lo posible— de las modas, y evitando la copia de los estilos más en boga. Por ello, el estilo decorativo, la imagen exterior y ciertos detalles otorgan una acentuada personalidad a la marca. Por otra parte, en este modelo en concreto Atlantis apuesta por una baza poco común, como es la de ofrecer una única motorización con ejes, opción por otra parte nada habitual en este tipo de esloras. También la única posibilidad de disponer de transmisiones con ejes limita enormemente la oferta de otras transmisiones, como pueden ser los pods (ya sean IPS o Zeus) tan habituales en modelos deportivos de este tamaño.

Cubierta y bañera

El concepto aplicado de un solo plano en el espacio bañera salón es un acierto en este barco, que pretende combinar las funciones de un barco mediterráneo con las de un diseño para latitudes más nórdicas. Esta distribución del plano superior se adapta bien a las exigencias de un barco para el verano, fácil de transitar desde el salón a la popa, o la plataforma de baño con doble entrada a ambos lados del solárium, o a la cubierta de proa.

La gracia de esta distribución está en el pasillo directo y recto desde la popa hasta la entrada a la cabina, sin muebles bar, mesas desplegablessolárium de popa, que esconde un garaje para un ténder de hasta 2,20 metros, se complementa con los servicios de ducha y escala de baño de la plataforma de baño, y el segundo solárium, con una doble colchoneta sobre la cubierta de proa. Aquí, sin embargo, encontramos que para pasar a los laterales de la cubierta los pasamanos se quedan corto, aunque el astillero ha prometido que los prolongará para mejorar la seguridad.

La disposición de los diversos elementos en la cubierta principal evita todo estorbo en el paso desde popa hacia proa.

La cubierta de teca es opcional y en la proa, el balcón cerrado de proa protege una correcta maniobra de fondeo, con buenos herrajes y molinete eléctrico de serie. En la popa, las cornamusas se han ubicado en el interior, por lo que resulta fácil amarrar, con la ayuda de cabrestantes eléctricos (opcionales).

Hay tres aspectos que nos agradan especialmente en el salón de cubierta: el soft top, los cristales laterales que se abren eléctricamente y la disposición de la mesa y el sofá. Por el contrario nos llama la atención el diseño de los pasamanos, con terminales en el aire, sin cerrarse sobre la fibra, de modo que son puntos de cierta agresividad. También nos sorprende un diván al lado del puesto de gobierno para tomar el sol, que queda prácticamente cubierto por el hard top.

La zona más avanzada de la cubierta puede quedar prácticamente al descubierto abriendo el soft top de lona.

Pero, como decíamos, la dinete, en torno a una robusta mesa con alas desplegables, con el mueble bar enfrente y el soft top, son puntos que destacan en este espacio. Por su parte el soft top, o sea la lona que cierra y abre el techo, ofrece una ventaja frente a las superficies de techo acristaladas, y es que se recoge en un menor espacio y por lo tanto se puede disponer de un hueco mayor en el techo hard top.

En general una cubierta bien distribuida, con la zona del salón en perfecta comunicación con la popa, totalmente abierta y —exceptuando la atrevida decoración— perfecta para las estancias prolongadas a bordo. Recordemos que es posible cerrar toda la zona de popa con un juego de lonas especiales camper .

Puesto de gobierno

La ergonomía y la visibilidad son dos puntos a favor de este puesto de gobierno. Cómodo, espacioso y con un panel bien distribuido, deja espacio para toda la instrumentación necesaria en un barco como éste. La consola, en tono oscuro para evitar reflejos es alta, pero no obstaculiza la visión frontal. A lado se ha previsto una guantera para objetos personales; no falta un buen reposapiés y las palancas electrónicas de Cummins están bien ubicadas. El barco va equipado con un multifunción Raymarine 120 de serie, además del sistema de flaps y hélice de proa, dos elementos imprescindibles en la transmisión con ejes.

Sin embargo, nos parece incomprensible que el asiento tipo banco de dos plazas, destine el lugar del acompañante a estribor, arrinconado, cuando el volante está frente a la plaza de babor. Es decir, que el piloto cierra el paso a la persona que vaya sentada con él. Muy incómodo. También añadiríamos en el puesto un asidero, ya que solamente dispone de un asidero a babor y falta otro a estribor. Por lo demás, un puesto acorde con el resto del barco y cómodo… para el piloto.

Interiores

Una sola planta con salón, cocina, dos cabinas y dos baños, inmerso todo en una decoración minimalista, rectilínea, donde la madera se combina con elegancia y huye de toda forma curva.

Está claro que en este tamaño de barco caben perfectamente tres cabinas, pero aquí Atlantis se inclina por ofrecer un producto de alta exclusividad, donde el espacio, la luminosidad natural y el buen gusto se imponen ante cualquier otro criterio de interiorismo. El notable francobordo, por supuesto, ayuda a obtener una importante altura en estos interiores —diríamos que hechos para la estatura media del ciudadano alemán, uno de los clientes preferentes de la marca—.

La cabina del armador o master ocupa buena parte del centro del barco. En este camarote se han previsto todo tipo de comodidades: tocador, música, televisión, aseo privado, etc.

Pero a pesar de la elegancia y la sobriedad de formas, Atlantis recurre a soluciones tradicionales, como los espejos, colocado en el fondo de la cabina para ganar en el efecto de profundidad, o los cofres bajo las literas, o los armarios roperos aprovechando los huecos en los camarotes.

Cada una de las cabinas, la master en el centro del barco, grande y casi cuadrada, dispone de su propio aseo, con ducha in dependiente y mobiliario haciendo juego con la carpintería del resto de los interiores. Tanto la del armador (con tocador) como la de proa, —master y VIP— disfrutan de buena luz natural y son grandes. El aseo de proa tiene doble acceso, a su camarote y al salón.

La Atlantis 48 no es solamente un barco de exteriores. La dinete interior es un espacio muy cómodo, buena alternativa al salón de cubierta.

La cocina se integra prácticamente en el salón, ocupado por un gran sofá en forma de U y una robusta mesa de alas desplegables. El equipamiento en la cocina contempla vitrocerámica, fregadero de inox, nevera eléctrica (que nos parece pequeña) y diversos cajones y armarios.

Hay que recordar que Atlantis ofrece dos opciones básicas en carpintería: de luxe y estándar (con roble o cerezo barnizado), así como diversos tipos de tejidos, tapicerías y otros detalles que integran la decoración. Interiores muy estilosos, agradables, confortables y bien equipados, lo que incrementa con toda solvencia las posibilidades del crucero de esta 48 pies.

Navegación y conclusiones

La Atlantis 48, a pesar de destacar por su diseño, distribución, decoración y varios aspectos más, es un barco que dispone de una carena eficaz, adecuada a la eslora en cuanto a prestaciones de navegación y planeo. Aunque equipa ejes, con los dos Cummins QSC 3.8 de 600 Hp ofrece buenos rendimientos. Es un barco que con el gas a fondo alcanza los 34,5 nudos de punta a 3.000 rpm, una marca considerable para una eslora que desplaza casi quince toneladas. No obstante, el régimen de crucero —que es lo que importa— es de unos 25 a 26 nudos: el barco navega muy confortablemente, con bajos niveles de ruido y apenas vibración alguna. Para salir en planeo bastan 13 segundos; y en 13 más se alcanza la velocidad máxima. Son marcas razonables que confirman la potencia adecuada de los Cummins para esta 48 pies.

La Atlantis 48 ofrece solamente un tipo de motorización con ejes. Con los dos Cummins de 600 Hp alcanza los 34,5 nudos de punta, pero puede ofrecer un cómodo régimen de crucero en torno a los 25 nudos.

En cuanto a autonomía, tenemos que la mínima, con el gas a fondo, es de unas 240 millas. Pero lo que importa es saber cuántas millas podemos recorrer sin repostar a régimen de crucero, que en este barco es de 25,5 nudos a 2.400 rpm. En este caso son unas 310 millas, lo que no está nada mal para esta eslora que no solamente se enmarca en un programa deportivo, sino también de crucero para armador.

Al volante, la suavidad es total, y las palas de timón —normalmente con menos respuesta de giro y eficacia que los pods— en este caso resultan sorprendentes por su eficacia de giro. Otro aspecto a destacar es la excelente visibilidad del piloto que tiene hacia proa gracias a curvatura hacia abajo de la cubierta, que permite una mayor amplitud de visión frontal. Un detalle muy interesante en este barco y que deberían aplicar otras esloras similares.

Si bien es cierto que el astillero, según sus estudios de mercado, ha optado pro los ejes —y vistas las ventas que afirma, parece tener razón— nosotros nos quedamos con la curiosidad de saber cómo se comportaría esta 48 pies con unos pods Zeus o IPS, ya que en la actualidad los ejes se contradicen en cierto modo con el carácter deportivos de este tipo de barcos.

Preferencias aparte, la Atlantis 48 es una eslora realmente interesante, muy bien resuelta, que no solo ofrece diseño y confort, sino que por su ergonomía de los espacios y su comportamiento en navegación se puede ubicar entre las punteras del mercado actual. Otra cosa son algunos aspectos que nos entendemos, como la acomodación del acompañante en el puesto de gobierno, o la única potencia disponible. Por lo demás, cualquier “adversidad” que alguien pueda encontrar a bordo, seguro que se podrá resolver con sencillas modificaciones.

Barco de alto nivel, exclusivo, para vivir confortablemente a bordo y con unas prestaciones en el agua más que satisfactorias. Con esta eslora (y con la 44 y la 56 pies), Atlantis sube más que un escalón, y se consolida sin lugar a dudas entre las primeras marcas de Europa.

A destacar

+ Nivel general de calidad, diseño y acabados.
+ Carena bien resuelta, marinera y rápida.
+ Buenas soluciones en el salón, al mismo nivel que la bañera.

A mejorar

– Debe prolongarse el pasamanos para acceder a los pasos laterales.
– Falta un asidero para el acompañante en el puesto de gobierno, a estribor
– Solamente admite una motorización. Faltaría una opción con pods.

FICHA TÉCNICA

Características

Eslora total: 15,94 m
Eslora de casco: >14,46 m
Manga:
Calado: 1,18m
Desplazamiento: 14.500 kg
Gama de motorizaciones: interiores turbodiésel 2×600 Cummins QSC 3.8 ejes
Dep. Combustible: 1.700 l
Dep. Agua: 420 l
Constructor: Atlantis Yachts
Importador: Gitec 21, S.L.
Precio: 522.500 euros, con dos Cummins QSC 8.3 de 600 Hp, y sin impuestos.

                                                                                                             

Motor o motores

Marca y modelo: Cummins QSC 8.3
Potencia: 600 Hp (440 kW)
Tipo: interior turbodiésel inyección
Cilindros: 6 en línea
Cubicaje: 8.300 cc
Rpm máx.: 3.000
Peso: 1.680 kg

 

ATLANTIS 48
2X600 HP CUMMINS QSC 8.3
rpm / nudos / consumo l/h*
610 / 5,4 / 3,6
1.000 / 8,3 / 14,6
1.500 / 11,2 / 48,2
2.000 / 19 / 106,6
2.500 / 26,5 / 152
3.000 / 34,5 / 246
* consumo conjunto de ambos motores.

Tiempo de planeo: 13 segundos
Aceleración de 0 a máx.:< 26 segundos
Autonomía: en torno a las 240 millas a régimen máximo

CONDICIONES DE LA PRUEBA
Personas a bordo: 5
Combustible: 20%
Agua: 60%/span>
Estado de la mar: rizada y lago de fondo, y brisa.

GALERIA


 

 

 


 

 

 

 

 

 



VÍDEO