Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Motor

<< VOLVER

Bayliner 842 Cuddy, la última Overnighter

23/01/17

Destinado al crucero deportivo familiar, este nuevo diseño de Bayliner es primo hermano de la Ciera 8. Un barco con numerosas aportaciones, que cumple eficazmente con las exigencias de una navegación de día. y todo a un precio más que razonable. LUIS BOSCH

Bayliner 842 Cuddy

La nueva 842 Cuddy se encuadra en la serie de las Overnighter, integrada por cuatro modelos, las Cuddy 642, la 742 y esta 842, además de la Ciera 8. Es una gama que tiene en común el programa de pequeño crucero familiar, con notables posibilidades de estiba y una cabina en V a proa. Son, en realidad, embarcaciones de fin de semana y de camping náutico, con un interesante equipamiento de serie y varias opciones en motorización.
La 842 Cuddy, sin embargo, no es una copia a escala de la Ciera 8 (es mayor, con 8,88 metros frente a los 8,15 metros de la Ciera 8) ya que en este caso el astillero ha querido ofrecer un barco con un carácter más deportivo, con una carena en V más acentuada (21 grados en este casco frente a los 18 de la Ciera), una bañera más polivalente y una altura en la cabina de 1,73 metros (1,84 metros en la Ciera), además de contar opcionalmente con una cocina exterior.

Cubierta y bañera
La bañera de la 842 Cuddy ofrece cierta polivalencia. Hay dos detalles a destacar, la facilidad de paso de popa a proa, con acceso directo desde la plataforma de baño y parabrisas abierto en el centro; y la transformación del sofá en L adosado a estribor que se beneficia del respaldo reversible del piloto para ganar en amplitud, o para transformarse en solárium.

 

En la banda de babor, un mueble de servicio, con cocina, fregadero y nevera, completa este espacio abierto. Junto al mueble de la cocina (opcional) un segundo sofá ocupa toda banda de babor.
La dinete, a babor, puede colocar los asientos mirando hacia proa o hacia popa indistintamente, y también se pueden extender siempre que no esté presente el mueble de servicio, que es opcional, como hemos apuntado. Por lo tanto, los asientos, con respaldo practicable en tres posiciones diferentes, pueden formar un amplio solárium si se dejan en posición horizontal de 2,18 metros de largo.

Éste se complementa con el de la cubierta de proa (de 1,90 por 1,70 metros), protegido por un balcón que queda abierto delante. La maniobra de fondeo es correcta, aunque con el molinete opcional.
La bañera y la plataforma de baño quedan a un mismo nivel y, en la versión estándar, el piso queda desnudo, con el antideslizante grabado en el suelo. Las alfombrillas retirables son opcionales.
Una observación. Los ocupantes del banco de popa necesitan algún punto de agarre cuando se navega con oleaje; y por otra parte, las cornamusas de popa, verticales y colocadas en el costado, no nos parece que estén en su mejor ubicación.
Buenos detalles repartidos por toda la bañera, con portavasos, cuadro de baterías, espacios para estiba, plataforma de baño integrada y acabados de calidad en general.

Puesto de gobierno
Es uno de los puntos fuertes de este barco. Deportivo, cómodo, ergonómico y con una consola bien diseñada, capaz de albergar toda la instrumentación necesaria en un barco como éste. El parabrisas ofrece buena protección a pesar de ser bajo, y no falta un reposapiés. El panel queda presidido por la pantalla multifunción y la palanca se ha adosado al costado con el trim integrado.

Bayliner 842 Cuddy

El puesto de gobierno está bien solucionado, con un asiento cómodo, reposapiés y una consola donde cabe toda la instrumentación.

Dispone de flaps, opcionales, que apenas necesita, y el cuadro de interruptores se ha ordenado acertadamente a babor, junto al volante, que es regulable. El asiento de puede levantar para gobernar cómodamente de pie.
Un puesto sin réplica, más que correcto y perfecto para una conducción deportiva.

Interiores
Varias características destacan en esta cabina. La altura bajo baos, muy notable; y la ausencia de la cocina, que va en el exterior, además de la luminosidad natural, asegurada por la escotilla cenital, los portillos y los tragaluces en el techo y en los costados.

Bayliner 842 Cuddy

A media eslora, bajo la bañera, la litera doble disfruta de buena altura.

El moderno diseño de este modelo eleva el puesto de gobierno para dar más volumen a la litera de popa, que se añade a la de proa, convertible en dinete. Por lo tanto, tenemos cuatro plazas para pernoctar sin estrecheces. Además de una mesa donde se pueden acomodar bien hasta cinco personas.

Bayliner 842 Cuddy

La cabina presenta una dinete en V convertible en litera doble.

No falta el gabinete de aseo, independiente, con lavabo e inodoro, con ventilación y buena luz, además de un armario.
En cuanto a capacidad de estiba es un barco bien resuelto, ya que dispone de cofres debajo de los sofás, tanto dentro como fuera, en la bañera. La decoración interior es más que correcta, sin la menor estridencia, funcional y con detalles de carpintería como la mesa y el mueble supletorio junto a la entrada.

15-Bayliner842Cuddy
Cabina que ofrece buenas sensaciones de espacio, agradable, cómoda ideal para el crucero de fin de semana o camping náutico de una pareja con dos niños.

Navegación y conclusiones
La 842 Cuddy es muy alta, con un francobordo casi exagerado, pero al mismo tiempo navega bien, aunque en los virajes cerrados con el gas a fondo el grado de escora impresiona un poco. Por otra parte, es un barco estable, voluminoso, con una bañera muy protegida que ofrece buenas sensaciones de seguridad a cualquier régimen.

Bayliner 842 Cuddy

La 842 Cuddy es una cabinada con nervio, ideal para cruceros de fin de semana y que con los 300 Hp de Mercury Mercruiser de 300 Hp encuentra una potencia más que adecuada.

Es un casco que se agarra muy bien y apenas necesita flaps (en todo caso con fuerte mar de costado), ya que con el trimado de la cola Bravo 3 es más que suficiente para asentarlo a cualquier régimen. Las palancas electrónicas DTS convierten el control en una acción suave, con buena respuesta en la aceleración, dejando notar la potencia del 6.3 MPI de 300 Hp, una potencia correcta para este barco.
Con el gas a fondo se alcanzan los 34 nudos a 5.000 rpm con marejadilla y olas incómodas, lo que nos hace suponer que se alcanzarán los 34 o 35 nudos de punta con mar llana. Puede mantener un crucero de unos 24 nudos a 2.800 rpm sobradamente, planeando y con un consumo bastante contenido de 40 litros a la hora. La autonomía a régimen de crucero es de unas 145 millas, lo que no está mal.

Alta pero estable, la 842 Cuddy se ha convertido de uno de los mejores modelos de la firma Americana Bayliner, tanto por sus prestaciones en el agua como de habitabilidad interior y en la bañera.

Alta pero estable, la 842 Cuddy se ha convertido de uno de los mejores modelos de la firma Americana Bayliner, tanto por sus prestaciones en el agua como de habitabilidad interior y en la bañera.

Navegación más que correcta, con potencia adecuada, y que no cambiaríamos por otras superiores que ofrece el astillero.
En cuanto a motorizaciones admite cuatro opciones: Mercury Mercruiser 4.5 MPI de 250 Hp gasolina (70.990 euros, sin impuestos); y el mismo motor de 250 Hp con DTS (72.490 euros, sin impuestos); o también es de la prueba, un 6.2 MPI Bravo 3 DTS de 300 Hp (75.290 euros, sin impuestos); y una opción con turbodiésel con el Mercury Diesel 3.0 TDI Bravo 3 DTS de 260 Hp (87.390 euros, sin impuestos).
En lo referente a los equipamientos opcionales Bayliner ofrece, entre otros, la plataforma sumergible manual (1.430 euros); un módulo de cubierta de servicio con fregadero, nevera y hornillo (1.500 euros); molinete eléctrico y cadena (2.000 euros); la cubierta de teca (1.550 euros); el top bimini (1.030 euros); el pack preferencial, con mesa de bañera, lona de fondeo y alfombrillas de cubierta (1.710 euros).
Embarcación que destaca por su interesante relación precio calidad, por sus posibilidades de crucero de fin de semana, por su economía de consumo y prestaciones de habitabilidad, con un estándar bastante aceptable aunque le faltan algunos opcionales en el equipamiento de serie.

A destacar
+ Interesante relación calidad precio.
+ Habitabilidad interior.
+ Bañera espaciosa y versátil.

A mejorar
– Faltan puntos de agarre en popa.
– Algunos opcionales deberían venir de serie.
– Escora acentuada en virajes cerrados.

Características 
Eslora total: 8,88 m
Eslora de casco: 7,77 m
Manga: 2,55 m
Calado: 0,70 m
Desplazamiento: 3.000 kg
Gama de motorizaciones: un dentrofueraborda hasta 350 Hp
Capacidad de combustible: 246 l
Capacidad de agua: 75 l
Plazas: 8
Categoría de navegación: C
Constructor: Bayliner Boats,
Importador: Touron Náutica,
Precio: 75.290 euros, con un Mercury Mercruiser 6.2 MPI DTS Bravo 3, y sin impuestos.

1-Planos Bayliner 842 Cuddy 2-Planos Bayliner 842 Cuddy

Motor
Marca y modelo: Mercury MerCruiser 6.2 MPI DTS Bravo 3
Potencia: 300 Hp (220,7 kW)
Tipo: dentrofueraborda gasolina
Cilindros: 8 en V
Cubicaje: 6.200 cc
Rpm máx.: 5.000-5.400
Peso: 391 kg

El Mercury Mercruiser 6.2 MPI con una cola Bravo 3 de 300 Hp es una opción más que interesante para esta eslora, por su rendimiento y perfecta adaptación.

El Mercury Mercruiser 6.2 MPI con una cola Bravo 3 de 300 Hp es una opción más que interesante para esta eslora, por su rendimiento y perfecta adaptación.

Bayliner 842 Cuddy
300 Hp Mercury MerCruiser 6.2 MPI DTS Bravo 3
Rpm nudos consumo l/h
600 – 2,9 -2,2
1.000 -4,5 -7,9
1.500 -6,5 -13,2
2.000 -7,6 -18,5
2.500 -9,5- 21,6
3.000 -13,8 -27
3.500 -21,2 -34,4
3.800 -24 -40,1
4.000 -26,2 -45,4
4.500 -29,7- 58,7
5.000 -34 -71

Tiempo de planeo: 7 segundos
Aceleración de 0 a máx.: 18 segundos
Autonomía: en torno a las 115 millas a régimen máximo, y unas 145 millas a régimen de crucero de 24 nudos.

CONDICIONES DE LA PRUEBA
Personas a bordo: 6
Combustible: 95%
Agua: vacío
Estado de la mar: rizada a marejadilla y brisa

VÍDEO