Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Motor

<< VOLVER

Capelli Osia 315, todo para la pesca

20/03/17

La Capelli Osia 315 es el más reciente modelo de Capelli destinado a la pesca recreativa resulta extraordinariamente completo. Además, cuenta con facilidades para entretener durante la jornada a los tripulantes menos pescadores y ofrece unas prestaciones envidiables. M. Mallafré

Capelli Osia 315

Capelli construye dos gamas de embarcaciones bien diferenciadas, siempre con propulsión fueraborda. Una la componen las embarcaciones semirrígidas y la otra las lanchas de fibra, en tipologías de consola central, walkaround y también pilotinas, de modo que varias de ellas pueden asumir con éxito el programa de pesca recreativa, pero ninguna hasta ahora con la intensidad de este nuevo modelo que, además, es el mayor de todos ellos.

Capelli Osia 315

La Capelli Osia 315 presenta la inequívoca estampa de las embarcaciones destinadas a la pesca deportiva.

Además de las facilidades para la pesca, los ocupantes de la embarcación que no tengan esta afición también podrán disfrutar del baño de mar o el solárium de proa, donde también se puede montar una dinete, unos interiores suficientes para pasar la noche a bordo y unas prestaciones de velocidad que harán divertidas todas las travesías.

Cubierta y bañera
La configuración de la cubierta de la Osia 315 es la propia de los modelos walkaround o de consola central. Toda la funcionalidad gira en torno a la superestructura, con la parte delantera destinada al baño de sol, pues hay un solárium con capacidad para dos personas sobre la parte delantera de la caseta, un asiento a continuación y dos asientos laterales en la parte interior de las amuras.

Asientos Capelli Osia 315

La disposición de los asientos permite disfrutar de cuatro plazas para el baño de sol en proa.

El nivel de aprovechamiento ya se percibe aquí, pues hay cofres de estiba debajo de todos los asientos, y debajo del principal hay espacio para guardar la mesa que se puede montar en proa para comer, incluyendo el pie de la misma. El paso a tierra por proa cuenta con la facilidad de un peldaño intermedio realizado en el propio molde de la cubierta y la maniobra de fondeo, incluyendo un molinete de 800 vatios, está oculta bajo una tapa totalmente enrasada, de modo que no se producirán traspiés.

Mueble Capelli Osia 315

La parte posterior del mueble de servicio ofrece un equipamiento muy completo.

Los pasillos laterales son amplios, cuentan con pasamanos interiores y se ha aprovechado la regala para instalar portacañas de tintero y cornamusas plegables, mientras que la sección de popa tiene la parte interior de las brazolas acolchadas para poder apoyar bien las piernas a la hora de esforzarse en sacar alguna pieza.

Asiento abatible

En la cara interior del espejo hay un asiento abatible.

La bañera cuenta, directamente, con todo. Hay tres enormes cofres de estiba bajo el piso, los dos laterales con desagüe y el central, a popa, permite estibar objetos secos y verificar también el estado de las baterías. Encima de este último, en la cara interior del espejo, hay un asiento abatible, de modo que cuando se navega se puede ocupar normalmente y cuando se pesca se puede plegar y llegar perfectamente a la brazola.

Cofre central

El cofre central de la bañera alberga las baterías y permite estibar objetos en seco.

En el lado de estribor hay reposa cañas y en el de babor dos tomas de agua, una con agua dulce para baldear y otra de agua salada para brumear. Un armario en popa permite registrar el líquido de la dirección, que es electrónica, de modo que el esfuerzo del sistema no se hace bajo el volante, sino junto a los motores. En la banda de babor hay una puerta que permite pasar a la pequeña plataforma de baño prevista en esa aleta, con una escalera extensible oculta bajo la misma, mientras que bajo la aleta de babor hay un cofre de estiba.

Escalera de baño

La escalera de baño extensible queda oculta en la aleta de babor.

Un mueble de servicio —el mismo que acoge los asientos del patrón— incorpora un frigorífico, un basurero plegable, un armario clasificador y, bajo la tapa superior, un fregadero y superficie de trabajo, mientras que bajo el lateral de babor se ha previsto un frigorífico extraíble de 65 litros. Este mueble cuenta con pasamanos en todo su perímetro y con cuatro portacañas solidarios con el respaldo del asiento del patrón.
Toda la tapicería es de color gris claro, de modo que rompe acertadamente con el color blanco de la fibra.

Puesto de gobierno
El techo rígido que equipa de serie la Osia 315 es imprescindible. No solo como una eficaz protección frente al sol o la lluvia, sino porque su parte inferior se aprovecha para instalar todo el equipamiento que no tiene cabida en el pupitre. En este caso el armador ha colocado en el pupitre tres pantallas del sistema de navegación Raymarine (una pequeña y dos grandes), el interruptor de la hélice de proa —opcional— además de los indicadores multifuncionales de los motores Suzuki, que se pueden configurar en distintas presentaciones, incluso distintas para cada una de ellas, analógica o digital, también para navegación nocturna con la tipografía color rojo.

Puesto de gobierno

El patrón de la unidad probada dispone de la más completa información para la pesca y para la navegación.

El timón cuenta con puño giratorio para facilitar las maniobras, la caja de las dos palancas de los motores se sirve con un único botón de power trim en la palanca de la izquierda, de modo que se simplifica el trimado, y los dos interruptores de puesta en marcha precisan del accionamiento previo de la llave de puesta en marcha, una sola para los dos motores. El sistema también cuenta con el interruptor del sistema Troll Mode que permite subir o bajar las vueltas de los dos motores a la vez, a razón de 50 en 50 rpm, hasta las 1.200 rpm lo que será útil navegando en puerto y en determinados momentos de la pesca. Arriba hay una guantera, dos emisoras de radio VHF y más interruptores. Esto debajo del hard top, pues también hay por encima las antenas de radio y del GPS, la luz de tope, un foco, una caña con separador y cuatro portacañas. El parabrisas cuenta con su correspondiente limpiador y todo el conjunto se puede proteger con una capota de invernaje que puede ofrecer una buena protección también cuando se navega los días más fríos
El asiento tiene una capacidad cómoda para dos personas, pero tal vez puede acoger a tres y una inclinación en la parte inferior del pupitre actúa como reposapiés.

Interiores
Se accede a los interiores mediante una puerta de una sola hoja situada en el pasillo de estribor. Dos peldaños descienden hasta el nivel interior, distribuido en un espacio único, más el cuarto de aseo. Frente a la entrada hay un mueble bajo con un armario, cerrando los pies de una litera en forma de V que permitirá acostarse aquí a dos personas pero que, como demuestra la foto, resulta el espacio ideal para depositar toda clase de pertrechos.

Interior Capelli Osia 315

La cabina cuenta con capacidad para que dos personas puedan pernoctar a

Sin embargo, el cuarto de aseo nos sorprendió gratamente; ocupa la parte posterior de la cabina, justo debajo del puesto de gobierno, donde la altura es máxima, y está resuelto a toda manga, quedando el inodoro a estribor y el lavabo a babor pero cuya grifería sirve también como ducha; a tal efecto se ha previsto un soporte junto al techo, pero el tema de la ducha debe entenderse con limitaciones, pues no hay cortina de separación alguna para no mojar el resto del mobiliario.

Cuarto de aseo

Del cuarto de aseo nos gustó especialmente el sistema ideado para estibar las cañas.

Sin embargo, lo que sí es muy acertado es el sistema de portacañas dispuesto en el mamparo posterior del recinto, de tal manera que con suma facilidad se pueden depositar cuatro cañas verticalmente y, ahora sí, darles un buen baldeo.
La decoración de ambos ambientes es agradable y los dos cuentan con ojos de buey para la iluminación y la ventilación natural.

Navegación y conclusiones
La Osia 315 se puede propulsar con dos motores fueraborda de hasta 300 Hp. Lo cierto es que, después de las pruebas, no nos conformaríamos con menos. La unidad probada montaba dos Suzuki DF 300, motores de cuatro tiempos de última generación, con 6 cilindros en V de 55º, inyección electrónica de combustible, cuatro válvulas por cilindro y otras maravillas de la técnica que proporcionan un bajo nivel de todo tipo de emisiones, incluido el ruido, así como un bajo consumo.

Motores Suzuki

Con los dos motores Suzuki de 300 caballos, la Capelli Osia 315 desarrolló una velocidad máxima de 43 nudos.

Estos motores cuentan con hélices contra rotatorias para compensar el efecto de reacción de cada una de ellas, en este caso las hélices eran de acero inoxidable de tres palas de 16 x 20”, que se mostraron como una elección más pensada para la velocidad punta que para la aceleración. La velocidad máxima alcanzada fue excelente, pero en las aceleraciones bruscas las hélices mostraron una pérdida de rendimiento momentánea.
Pero basta quitar un poco de gas y volver a empujar las palancas a tope, y todo solucionado. Según el departamento técnico del importador, este fenómeno es debido a que los motores están montados un poco altos para obtener así un mejor rendimiento y alcanzar las 6.000 rpm y una velocidad máxima elevada, que fue en este caso de 43 nudos.

Capelli Osia 315

El diseño del casco proporciona seguridad, diversión y ausencia de rociones.

La estabilidad a bordo es notable, por mucho que los invitados se muevan a una u otra banda. Un observador poco avisado puede pensar que el barco es muy estrecho, pero lo que sucede es que la gran altura de las bandas disimula su manga de 2,99 metros.
Podemos situar su velocidad de crucero en torno a los 28 nudos a 4.000 rpm, pero el barco navegó bien a todos los regímenes con marejadilla, aceptando giros considerables. Otro punto fuerte del barco son los 1.150 litros de capacidad del depósito de combustible, más que suficientes para ir a pescar muy lejos o permanecer muchas horas en el mar. Estimamos su autonomía mínima en unas 250 millas, de modo que pocos pescadores necesitarán más.

A destacar
+ Excelente comportamiento en navegación.
+ Muy buen equipamiento para la pesca.
+ Las prestaciones de los motores Suzuki.

A mejorar
– Falta una cortina para la ducha del aseo.
– El compromiso entre aceleración y velocidad punta.
– La propulsión fueraborda reduce la existencia de una plataforma de baño.

 

Características
Eslora total: 9,55 m
Manga: 2,99 m
Calado: 0,70 m
Desplazamiento: 3.250 kg (barco solo)
Capacidad de combustible: 1.150 l
Capacidad de agua: 100 l
Gama de motorizaciones: dos motores fueraborda de hasta 300 caballos
Diseño: Capelli
Constructor: Cantieri Capelli,
Importador: Movilmotors, S.L., 
Precio: 178.415 euros, con dos Suzuki DF 300 APX de 300 Hp, sin impuestos.

Motores
Marca y modelo: 2 x Suzuki DF 300 APX
Potencia: 300 Hp (220,7 kW)
Tipo: fueraborda de cuatro tiempos, inyección electrónica.
Cilindros: 6 en V de 55º
Cubicaje: 3.614 cc
Rpm máx.: 5.300 – 6.300
Peso: 274 kg

Capelli Osia 315 315
2 X 300 Hp Suzuki DF 300 APX
Tiempo de planeo: 10 segundos
Aceleración de 0 a máx.: 28 segundos
Autonomía: 250 millas a 6.000 rpm

Rpm -nudos -consumo total l/h
600 -3 -4.5
1.000 -4- 9
1.500 -6 -17
2.000 -8- 23
2.500 -11.5- 37
3.000 -17.5 -50
3.500 -23.5 -60
4.000 -27 -80
4.500 -32.8 -104
5.000 -36 -130
5.500 -41 -183
6.000 -43 -188

Condiciones de la prueba
Personas a bordo: 2
Combustible: 45%
Agua: 50 %
Estado de la mar: marejadilla y viento flojo

GALERÍA

Proa Capelli Osia 315 Proa Capelli Osia 315 Cajón Capelli Osia 315 Capelli Osia 315 Capelli Osia 315 Capelli Osia 315 Capelli Osia 315 Capelli Osia 315