Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Vela

<< VOLVER

Fountaine Pajot Astréa 42, volumen y prestaciones

27/04/19

Fountaine Pajot Astréa 42 es un catamarán de crucero puro, el nuevo Astréa ofrece volumen y racionalidad en los espacios, tanto interiores como exteriores, además de llevar a su plena expresión el concepto de la facilidad de maniobra. >> German de Soler. Fotos: Bertel Kolthof/EYOTY

Fountaine Pajot Astrea 42

El nuevo Astréa 42 ofrece habitabilidad y confort en una eslora contenida.

Moderna y elegante, la gama de catamaranes de Fountaine Pajot guarda siempre una línea homogénea que la hace plenamente identificable. Ahora, el nuevo 42 pies, vencedor del  European yacht of the Year 2019 en la categoría de multicascos, no escapa a este criterio y presenta los rasgos de familia de la mayoría de sus congéneres, desde el Lucia 40 hasta Saba 50 o el Saona 47.

De serie se entrega con pescantes tradicionales, pero permite montar opcionalmente una plataforma móvil.

Cuando decimos moderno, lo que estamos destacando es que los diseñadores Berret-Racoupeau Yacht Design han implementado en este nuevo modelo muchos de los rasgos que los navegantes usan para conceptualizar un catamarán como tal: cascos de sección prismática, roda invertida, altura interior, escotillas enrasadas, cubierta y bañera en un único plano, cocina a popa del salón comunicada con la bañera, segunda bañera a proa de la caseta, paso directo al puesto de gobierno desde la bañera, fácil acceso al tejadillo y, muy importante, maniobra centralizada y sencilla gracias a un plano vélico basado en mayor trapezoidal, y todos los cabos de drizas y escotas reenviados a un único espacio de trabajo.

Fountaine Pajot Astrea 42 cubierta

La mesa de la bañera posee capacidad para ocho personas cómodamente.

En el caso del Fountaine Pajot Astréa 42, el astillero va incluso más allá, ya que separa la sección de maniobra del fly con los winches a los que se reenvían los cabos de la consola propiamente dicha con la rueda de timón, que queda situada detrás del piano de winches con ambos espacios, el de gobierno y el de trabajo perfectamente definidos. Esto no es óbice para que una sola persona se haga cargo de toda la maniobra. Hoy basta conectar el piloto automático y concentrarse en los winches, ya sea para izar, arriar, cazar o amollar mayor o génova.

En proa se ha situado una segunda bañera de descanso.

Hay que decir sin embargo que no es tan fácil en el Fountaine Pajot Astréa 42 cuando se trata del código 0, ya que amurados a estribor la escota puede llevarse al winche dispuesto para ello en la brazola de babor de la bañera, pero amurados a babor debe reenviarse desde la polea instalada en popa-estribor hacia el puesto de gobierno, cruzando el paso de acceso al mismo. No es grave, pero puede resultar incómodo al dificultar la movilidad.

La circulación entre la bañera y el puesto de gobierno es uno de los aspectos más logrados.

CUBIERTA

Siguiendo en cubierta, hay muchos puntos a favor en este diseño. El acceso a bordo del Fountaine Pajot Astréa 42 es fácil y cómodo, los pasillos a proa son anchos y la bañera está bien protegida por el tejadillo del fly.

En realidad, hay dos bañeras: la de popa, de 14 metros cuadrados, a nivel con el salón, ofrece una mesa y un banco para ocho personas (10 opcionalmente), con un gran cofre en la banqueta central, otro banco con cojines a babor y cofre debajo y un asiento tipo sofá a estribor, también con cofre debajo. Hay además un refrigerador de 75 litros y una zona reservada a barbacoa en popa con una gran parrilla eléctrica y una encimera para platos.

Fountaine Pajot Astrea 42 cubierta

El puesto de gobierno separa la zona de maniobra de la de gobierno con el timón, la consola y los instrumentos.

La bañera de proa por su parte, con un banco acolchado en U, es también un espacio de descanso, no muy grande pero suficiente para acompañar la navegación o descansar en puerto alejados de las miradas indiscretas.  Encontramos aquí dos cofres: uno a babor estanco con capacidad para albergar una potabilizadora, y otro a estribor que da acceso a al equipo de fondeo y a los depósitos de agua potable.

Fountaine Pajot Astrea 42 puesto de gobierno

Quien está al timón disfruta de una absoluta visibilidad y control sobre el barco.

Ya hemos destacado con nota la movilidad por cubierta. Insistimos ahora en la comunicación entre la bañera, el puesto de gobierno y el fly mediante una escalera volada que comunica los tres espacios, ya que es uno de los aspectos más logrados. Gracias a ese cuidado estudio de la circulación del Fountaine Pajot Astréa 42, quienes estén en el puesto de gobierno siempre estarán en contacto visual con quienes estén en la bañera, los invitados que estén tomando el sol en el tejadillo y quienes estén descansando en proa. ¿Se puede pedir más seguridad y más control por parte del patrón?

La mesa de cartas ofrece un panel de instrumentos de gran capacidad.

A este puesto de gobierno excelente a todas luces, como hemos dicho antes con consola separada del espacio frontal de maniobra, se accede también desde el pasillo de cubierta de estribor. En él encontramos tres winches a los que va dirigidos todos los cabos y un saco para guardarlos. La visibilidad es de 360 grados y está completamente protegido por un bimini rígido. Tras la consola un asiento para tres personas permite acompañar a quien esté a la rueda, mientras que todo el trabajo se centraliza en proa sin estorbar a quienes estén al gobierno. A babor, otra escalera conduce al solárium del flybridge sobre el tejadillo, un espacio acolchado de cinco metros cuadrados para descansar. En definitiva, una cubierta bien concebida desde el punto de vista de la ergonomía, la circulación, el confort y la maniobra. Poco más se puede pedir.

Desde el salón se disfruta de vistas de 360 grados.

INTERIOR

Al interior del Fountaine Pajot Astréa 42 se accede a pie plano a través de una puerta deslizante que separa el salón de la bañera. Ya en el salón, la vista recorre 360 grados sin obstáculos, gracias a que las ventanas son altas y rodean todo el espacio central que se ilumina cenitalmente también por una escotilla central en el techo y se ventila abriendo las dos ventanas frontales de aireación y refresco. La mesa es grande y hay un capaz cofre de estiba bajo la banqueta para seis plazas.

Nada que objetar a la mesa de cartas, que es grande, espaciosa y confortable, con una consola de buen tamaño para los instrumentos de navegación.

La cocina a popa del salón permite servir directamente a la mesa de la bañera.

Respecto a la cocina, su posición en L a popa del salón permite que sirva directamente a través de una ventana a la mesa de la bañera, ventana que además contribuye decisivamente a la ventilación del interior. No olvidemos que se trata de un catamarán que se usará mayoritariamente para navegaciones en zonas cálidas y en temporada por lo que la ventilación es fundamental

Dispone de buenas superficies de trabajo en resina sintética, cocina de tres fuegos y doble fregadero de inox, así como de nevera de 144 litros a 12 V y un mueble que puede encastrar un horno de gas.

La versión Maestro destina un casco entero a cabina de propietario.

En los cascos, el astillero ofrece dos versiones.  Una distribuye cuatro cabinas, dos en cada casco, con camas dobles de 1,55 x 2 metros con cajón debajo, dos mesillas de noche y ventilación por una escotilla de cubierta y otra de casco, además de recibir luz por una gran ventana que da a la bañera.

La otra, la versión Maestro del Fountaine Pajot Astréa 42, destina el casco estribor a una suite de propietario con acceso mediante puerta corredera, mientras que el casco de babor mantiene las dos cabinas y dos baños. La suite del propietario se divide en tres espacios, el dormitorio propiamente dicho con una cama de 1,55 x 2 metros con cajón de acceso frontal, armario colgador, ventilación por escotilla cenital y en el casco y ventana panorámica en popa; un espacio central de oficina con mesa de madera con biblioteca sobre la mesa que puede usarse para instalar una pantalla de televisión, armarios y zapatero. El tercer espacio es el baño con ducha separada, y que admite un gran armario que puede albergar una lavadora de cinco kilos.

El espacio central del casco del propietario sirve como distribuidor, vestidor y despacho.

El astillero ofrece la posibilidad configurar los accesos a los baños desde las cabinas o central en la versión de cuatro cabinas.

En la punta de proa de los cascos, con acceso por una escotilla, se encuentran los cofres de velas con reserva de flotabilidad.

Los baños pueden modularse en función de las preferencias.

Maniobra y navegación

El astillero ha querido limitar al máximo el desplazamiento con una construcción ligera. Para limitar el peso a poco más de 11 toneladas los cascos están construidos en sándwich balsa mediante infusión de resina, mientras que la cubierta y el bimini están construidos en sándwich de espuma mediante inyección. Los cerramientos estructurales, por su parte, están realizados en sándwich por infusión con núcleo de espuma.  De serie, el palo y la botavara son de aluminio anodizado —en la unidad probada el palo era de carbono, la jarcia era textil y las velas Incidence—, la mayor trapezoidal y el génova enrollable.

Salimos a navegar con 21 nudos de viento y bastante mar, condiciones ideales para percatarse del comportamiento de este multicasco, y el par de horas que permanecimos a bordo, pese a no poder izar el gennaquer, no defraudaron:  8,4 nudos de velocidad a un ángulo de ceñida de 45° —muy cerrado para un catamarán de 7,20 metros de manga— y 9,9 nudos abriendo el ángulo a 60 grados. Desde 70 a 90 grados, cuando el gennaquer hubiese entrado a pleno rendimiento, el génova no permitía más que 7,5 nudos. El récord del día, con el mar a favor y bajando la ola fue de 10,4 nudos.

El Fountaine Pajot Astréa 42, en esas condiciones, tiene un comportamiento muy estable, la sensación de seguridad y aplomo es total y en ningún momento se deja dominar por la ola. Cierto que, como todo catamarán de crucero, al principio cuesta coger la sensibilidad a los timones, pero tras unos minutos uno siente que va sobre raíles y que el Astréa responde con presteza al timón, vira con rapidez y arranca rápido con las rachas.

El espacio de maniobra merece un 10 —salvo por el mencionado inconveniente del trayecto de la escota de gennaquer amurados a babor— y la posición a la rueda es sumamente confortable, con una excelente visión sobre todo el barco.

A motor, los Volvo saildrive de 40 caballos con hélice tripala fija (de serie se entrega con 30 Hp) proporcionaban 6,2 nudos a velocidad de crucero y 2.100 revoluciones y 7,8 nudos al máximo de 2.600 revoluciones, velocidades dentro de lo que cabe esperar en un catamarán de 42 pies.

Todo lo dicho hace del Fountaine Pajot Astréa 42 una buena opción como catamarán de crucero familiar:  los 12 metros son una eslora ideal para este programa, habitable, bien equipado de serie, muy confortable, de circulación cómoda y segura, con grandes espacios para disfrutar en cubierta y fácil de manejar. Poco más se le puede pedir.

 

  

Fountaine Pajot Astréa 42

Características

Eslora total: 12,58 m

Manga máxima: 7,20 m

Desplazamiento: 11,5 t

Calado: 1,25 m

Superficie vélica:

– Mayor: 66 m2

– Génova 40 m2

Motor: 2 x 30 Hp Volvo (opcional, 40 Hp)

Capacidad de combustible: 470 l

Capacidad de agua: 700 l

Arquitectura naval: Berret-Racoupeau Yacht Design

Diseño interior: Racoupeau Design

Constructor: Fountaine Pajot. 

Importador: Marina Estrella, ; Yates Mallorca,

Certificación: A10/B12/C18

Precio base: 350.000 euros, con motor de 30 Hp y sin impuestos.

 

Seguro METROmar-Fiatc

Prima del seguro básico a terceros: 206,44 euros.

Incluye, responsabilidad civil obligatoria y voluntaria, defensa y reclamación

de daños y asistencia marítima.

 

FOCO EN

Plancha exterior
Se agradece el módulo de plancha eléctrica a popa de la bañera que permite disfrutar de una buena parrillada sin humos.

Espacios útiles
Balsa de salvamento bajo la escalera de comunicación con el puesto de gobierno y nevera integrada en el módulo del asiento de estribor.

Plataforma polivalente
La plataforma de popa opcional que desciende hasta el nivel del mar sirve para estiba y botadura del auxiliar y como beach club.

Maniobra centralizada
Todos los cabos, excepto el de gennaquer que va a un winche en la brazola de la bañera, se controlan desde los tres winches del puesto de gobierno.

Como en casa
En la versión Maestro el propietario dispone de un mueble que puede servir como mesa de oficina o como tocador.

Estructura aprovechada
La comodidad no está reñida con la estiba. El módulo de asiento de estribor de la bañera esconde un gran cofre.

La OPINIÓN DE N&Y

Diseño

+ Comunicación de la bañera con el puesto de gobierno.

+ Módulo de plancha de popa.

+ Solárium sobre el tejadillo.

+ Volumen logrado en los cascos.

Maniobra

+ Centralización en tres winches.

+ Consola de gobierno separada.

– Un solo winche para escota de gennaquer a babor.

Habitabilidad

+ Diferentes opciones de baños.

+ Mueble oficina en la cabina.

+ Salón de proa.

 

 

Vídeo Fountaine Pajot Astréa 42