Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Motor

<< VOLVER

Prueba: Jeanneau Velasco 37F, retorno a lo clásico

18/11/15

El astillero francés reafirma su apuesta por el crucero con flybridge, habitable, con transmisiones por ejes y puerta lateral, adoptando el nuevo estilo en esta gama Velasco, con el parabrisas tradicional, inclinado, no invertido. LUIS BOSCH 

A-Velasco 37F

 

Varios son los puntos que determinan la gama Velasco: motorización doble con ejes, cubierta con pasos laterales hundidos en el mismo molde, puerta lateral en el puesto de gobierno, amplio flybridge, visibilidad de 360 grados desde el interior y un gran espacio de estiba en el centro del barco a la altura del salón. Además, otra característica añadida es la de poder aislar el salón del puesto de gobierno con una cortina para otorgar privacidad al camarote que se forma convirtiendo la dinete. De este modo la cabina resultante tiene la entrada por la puerta de popa; y las dos de proa, a través de la puerta lateral del puesto de gobierno. Esto significa que en total se dispone de seis plazas para dormir.
A estos puntos esenciales que configuran el programa de las Velasco se añaden la facilidad de fondeo, la seguridad a bordo pensada para los niños y la plataforma de baño al nivel de la cubierta, con acceso directo desde la bañera.
La motorización con ejes es, por otra parte, una apuesta singular, cuando en el mercado actual principalmente opta por las colas, el fueraborda o las transmisiones con pods. No obstante, Jeanneau demuestra que un crucero con ejes es capaz de brindar muy buenas prestaciones en rendimientos de velocidad con un consumo muy comedido.

1-Velasco 37F

Basada en un programa de crucero familiar, la Velasco 37F es un diseño tradicional con importantes aportaciones en confort y habitabilidad.

La Velasco 37F es la pequeña de la gama de tres esloras, que se añade a las anteriores 43 y 43F. La F se refiere a la versión renovada, con el parabrisas inclinado hacia popa, al estilo clásico, como es lo normal en cualquier embarcación, y que se contrapone a la primera 43, que presentaba el parabrisas invertido, con la parte superior más adelantada. Otro punto destacable de la 37F es que en una eslora de casco de casi diez metros es capaz de aportar lo máximo de un crucero de travesía: la transmisión por ejes, la gran capacidad de estiba en la bodega, la habitabilidad tanto del salón como de las cabinas y, por último, el estilo clásico de su diseño, la convierten en una embarcación concebida para perdurar a lo largo del tiempo, sin someterse a las modas y optando por un retorno a la pasado pero adoptando las tecnología actual. Esta es la clave de la Velasco. Y, en este sentido el éxito está casi asegurado vistas las ventas de más de medio centenar en dos años de la 43.

 

Cubierta y bañera
La imagen de la Velasco 37F se aproxima a la de un crucero nórdico, sobre todo por los elementos como la puerta lateral y el espacio que destina a la bañera. No obstante, es un diseño muy bien adaptado al estilo mediterráneo, con amplios espacios arriba en el flybridge, donde se reparten un amplio solárium a popa, con respaldos plegables am ambos lados de la dinete para ampliar las superficies planas, complementado por el de la cubierta de proa, una dinete con una mesa plegable, y el puesto de gobierno a estribor.

6-Velasco 37F

Los espacios para tomar el sol en el flybridge se complementan con la formidable dinete.

La bañera, al mismo nivel que el salón de la cabina, queda en perfecta comunicación con el interior, y el gran sofá del espejo de popa, tiene su parte central plegable para dejar el paso directo de la pasarela (opcional). Toda la bañera queda protegida por la prolongación del fly hacia popa. La plataforma es enorme y tiene doble entrada a la bañera. No faltan la ducha ni la escala de baño. Los pasos laterales, elevados con respecto a la bañera, que llevan a la proa respetan una anchura justa, suficiente, y cuentan con pasamanos altos que favorecen la seguridad.

3-Velasco 37F

La cubierta proa se aprovecha con una colchoneta para solárium.

La maniobra de proa está bien dimensionada, aunque el molinete eléctrico es opcional, igual que el recubrimiento de teca de toda la cubierta.
Cubierta bien distribuida, con espacios amplios, especialmente en la zona de popa, bien complementada por la plataforma de baño, y que se adapta muy bien al programa de crucero de esta barco.

Puestos de gobierno
Tanto el del fly como el de la cabina son puestos bien diseñados, más que correctos y con paneles grandes para poder incorporar toda la instrumentación que se desee. El del fly, ubicado a estribor, disfruta de excelente visibilidad, protegido por un parabrisas bajo tipo deflector adelantado, que en realidad es más testimonial que efectivo. No dispone de reposapiés, pero el asiento monoplaza es regulable en aproximación y altura.

11-Velasco 37F

En el fly, el puesto cuenta con todo lo necesario para un crucero de compromiso.

Por el contrario, el puesto de la cabina tiene su punto fuerte en la puerta lateral, que además de facilitar un acceso rápido, ayuda en la maniobra permitiendo salir a cubierta para controlar mejor la popa en el atraque. El asiento es un banco para dos personas, con la base elevable para poder gobernar de pie y dejar el paso libre cuando se accede por la puerta lateral a la cabina.

12-Velasco 37F

El puesto de gobierno interior destaca por su ergonomía y visibilidad. La puerta lateral es un punto fuerte en este barco.

También a ello contribuye la posibilidad de levantar el reposapiés. La posición elevada del piloto permite disfrutar de una visión de 360 grados, gracias también a los ventanales panorámicos que rodean todo el salón. La consola de gobierno está bien, y no impide una buena altura en la visión frontal.
En general, dos puestos acordes a las necesidades de este crucero, en los que la electrónica y los flaps son extras e imprescindibles.

Interiores
Sin duda lo mejor de la Velasco 37F es, dada su eslora, la capacidad de especio que ofrece en los interiores, tanto en el aspecto de la habitabilidad como por la capacidad de estiba que brinda. La planta superior reparte el salón junto a la entrada, con un amplio sofá en forma de L, convertible en cama para dos personas, frente la cocina, que ocupa la banda de babor. Un asiento frente al parabrisas a babor completa las piezas de la cabina.

14-Velasco 37F

El salón es espacioso, ubicado junto a la entrada, con un sofá en L que se puede transformar en cama doble.

Entre las originalidades más destacables de la Velasco 37F está la posibilidad de cerrar mediante cortinas la cama del salón con respecto al puesto de gobierno, de modo que se forma una cabina independiente, cuya entrada es por la popa. Y para que no molesten, la puerta lateral permite el acceso a la zona inferior, donde se encuentran los camarotes y el aseo. Es decir, que de este modo tenemos tres cabinas totalmente independientes.

18-Velasco 37F

La cabina del armador ocupa el triángulo de proa. No falta un buen armario y disfruta de una excelente iluminación y ventilación naturales.

El plano inferior reparte el camarote del armador a proa, donde no falta un buen armario ropero; y la cabina doble, con dos literas que se pueden unir en una sola cama; y el aseo completo, con ducha independiente, lavabo e inodoro. Los tres espacios son bastante espaciosos y presentan una envidiable altura. La decoración, aunque nada vistosa, resulta funcional, concebida para un barco en el que se ha de vivir durante días. Algunos detalles, como tiradores o elementos similares son bastante sencillos.

20-Velasco 37F

El aseo es amplio y dispone de ducha independiente.

19-Velasco 37F

La cabina de invitados, con dos literas independientes, cuenta con un buen ropero y notable altura.

Además de la habitabilidad, lo que resulta impresionante es la bodega que se encuentra en el centro del salón. Un hueco enorme (de dimensiones similares a la de una pequeña cabina) donde se pude guardar todo lo que se desee.
Interiores increíbles para una eslora de diez metros, luminosos, funcionales, y muy agradables para un crucero de varios días.

Navegación y conclusiones
La propuesta de las transmisiones con ejes en este tipo de esloras prácticamente ha desaparecido del mercado. Sin embargo, existe todavía un tipo de cliente que persigue la navegación tranquila, la fiabilidad, un mantenimiento que no exija grandes presupuestos y un rendimiento de velocidades y consumo comedidos. Esto es que lo que puede ofrecer la Velasco 37F con los dos Volvo Penta D4 de 300 Hp.

Velasco 37F navegando

Con dos motores Volvo Penta de 300 Hp la Velasco 37 puede mantener un confortable régimen de crucero en torno a los 19 nudos con un consumo comedido.

Navegando con marejada la Velasco 37 dio lo mejor de sí. Una prueba a fondo en la que se demostró que este casco soporta bien las condiciones más incómodas. Viento y rociones sin parar. Aunque entraban algunas gotas por la puerta lateral, por lo que necesita mejorar la estanqueidad, el barco es soberbio navegando. No necesita flaps más que con mar de costado para equilibrar su estabilidad, especialmente con marejada de costado. Es capaz de mantener un buen régimen de crucero a 20 nudos y 3.100 rpm con los dos Volvo Penta D4 de 300 Hp, y con el gas a fondo puede llegar hasta los 27 nudos de punta a 3.500 rpm. En cuando a navegabilidad el barco se comporta bien y la potencia no se precia escasa. Puede con mar formada y la efectividad del volante es notable. No obstante, hay que recordar que, los flaps y la hélice de proa, son dos opcionales indispensables en este barco.

2-Velasco 37F

Estable y marinera, esta eslora de diez metros ofrece, como pocas, unas prestaciones de crucero de altura muy bien resueltas.

Buenos acabados, decoración funcional pero muy lograda (con algún detalle bastante sencillo que forma parte del interiorismo) y una navegación realmente confortable. Y como ya viene siendo habitual en muchos barcos el precio básico resulta bastante atractivo, eso sí, con un listado de equipamiento estándar notablemente reducido, en el que se echan en falta equipos prácticamente imprescindibles para navegar, como por ejemplo lo que se ofrece en el pack Première (11.310 euros): la puerta lateral, la maniobra de fondeo, la hélice de proa y los asientos del fly. Sin todo esto el barco pierde la mitad de su gracia. La Velasco 37F también se entrega como opción con dos Volvo Penta D6 de 370 hp.

A destacar
+ Buena navegación y rendimiento con las transmisiones con ejes.
+ Aportación de ideas originales, como el aislamiento del salón.
+ Excelente habitabilidad y capacidad de estiba.

A mejorar
– Listado de equipamiento estándar algo escaso.
– Algunos detalles en los interiores, bastantes básicos.
– El ajuste de la puerta lateral.

 
Características
Eslora total: 11,43 m
Eslora de casco: 9,98 m
Manga: 3,84 m
Calado: 0,83 m
Desplazamiento: 8.271 kg
Capacidad de combustible: 2 x 400 l
Capacidad de agua: 330 l
Capacidad de aguas negras: 88 l
Motorización: 2 x 300 Hp Volvo Penta D4 300 / 2 x Volvo D6 370 hp
Categoría CE: B 10 – C 12
Arquitectos: T. Castro Yacht Design / Jeanneau Design
Constructor: Jeanneau
Distribuidor: red Jeanneau
Precio: 249.000 euros, con 2 x 300 Hp Volvo Penta D4-300, sin impuestos.

1-Planos Velasco 37F 2-Planos Velasco 37F 3-Planos Velasco 37F 4-Planos Velasco 37F

Motores
● Marca y modelo: Volvo Penta D4-300
Potencia: 300 Hp (221 kW)
Tipo: interior turbodiésel
Cilindros: 4 en línea
Cubicaje: 3.700 cc
Rpm máx.: 3.500
Peso: 559 kg

Velasco 37 F
2×300 Hp Volvo Penta D4-300 ejes
Rpm nudos consumo total l/h
700 – 3,9 – 3,6
1.000 – 6 – 4,5
1.500 – 7,8 – 13
2.000 – 9,4 – 35
2.500 – 13,3 – 59
3.000 – 19 – 82
3.100 – 20 – 89
3.500 – 27 – 115

Tiempo de planeo: 9 segundos
Aceleración de 0 a máxima: 19 segundos

Condiciones de la prueba
Personas: 7
Combustible: 90%
Agua: 5%
Estado de la mar: marejada y viento fuerza 4 a 5.

 

VÍDEO 

 

GALERÍA 

17-Velasco 37F 4-Velasco 37F 5-Velasco 37F 7-Velasco 37F 8-Velasco 37F 9-Velasco 37F 13-Velasco 37F 16-Velasco 37F