Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Vela

<< VOLVER

Navegamos en el nuevo Bavaria Vision 42

8/10/12

EL GRAN CRUCERO HECHO FÁCIL

El nuevo Bavaria Vision 42 en el que pudimos navegar a placer en aguas italianas ofrece una serie de características que nos permiten afirmar que nos hallamos ante una propuesta con grandes posibilidades de convertirse en una unidad de éxito entre los cruceristas. Por Germán de Soler

Y no solo por la eslora y el precio (134.900 euros en la versión base), sino por razones que atañen estrictamente a sus cualidades marineras, a la configuración de la maniobra y a los detalles de habitabilidad y estiba que esconde en el interior. La unidad en que navegamos  estaba configurada con prácticamente todas las innovaciones que el astillero ofrece (packs Confort, Smart Sailing, Trim Control, Gennaker, Anchor, y Navigation II), con lo que el precio final ascendía a 238.865 euros. Entre un precio y otro, el propietario puede escoge hasta qué punto quiere equipar su Vision 42 en función de su presupuesto, ya que las opciones son múltiples.

 

Cubierta plana

El perfil tendido de la caseta con ventanas que siguen la caída suave de la misma hacia proa y popa, así como las escotillas enrasadas y la maniobra reenviada bajo el tejadillo, resultan en una cubierta limpia, despejada y elegante. Aquí encontramos ya la primera peculiaridad: toda la maniobra de drizas va enviada a un solo winche y una sola batería de stoppers a estribor, situada en una gran superficie plana al lado del tambucho.

Esto lleva a que dicha entrada no esté simétricamente situada en el eje de crujía  sino que queda desplazada hacia la otra banda. Con esto, y con la escota de mayor a la alemana anclada en sendos cáncamos sobre la caseta, el diseño logra despejar la proa y la banda de babor de la bañera, lo que permite que durante la maniobra quienes no participan no tengan que andar moviéndose a banda y banda.

Excelente solución pensando en el crucero, ya que posibilita además montar una amplia plataforma acolchada de solarium en esta zona, algo no habitual en un crucero de 42 pies. Evidentemente, la mesa de la bañera es desplegable y abatible. ¡Bravo! Bavaria ha sabido paliar las limitaciones de la eslora aplicando el ingenio en el diseño.

La bañera es amplia, con buenas banquetas y un solo cofre bajo la de estribor. Amplio y profundo, este cofre tiene un segundo acceso a través de una puerta  en el baño de popa, lo que lo convierte en un amplio y bien organizado pañol de estiba. Otra solución que algunos agradecerán, pero que limita la habitabilidad a dos cabinas en  la configuración estándar, que es la que probamos.

Maniobra automatizada

La configuración vélica es de mayor enrollable en palo y foque, con botalón para asimétrico. La escota de mayor, como ya es habitual en Bavaria es “a la alemana”,es decir sin carro de escota y anclada en el tejadillo. Sin embargo, lo que más destaca sin duda es el sistema Trim Control. Consiste en sendos paneles táctiles tipo “push button”, que permiten el cazado y amollado de mayor y foque con solo apretar un botón y efectuar una virada sin tener que cambiar la escota de winche.Y todo al alcance de la mano de quien esté a la rueda, mientras el resto de la tripulación está a sus menesteres o descansando. Todo se puede mejorar, pero es indiscutible que Bavaria logra con este sistema facilitar la maniobra con una sencillez pasmosa.

Detalles interiores

Ya hemos dicho que la distribución es en dos cabinas y un baño más el pañol de estiba. La cocina es en L a babor, al igual que el sofá del salón, cuya mesa también se despliega. Ingeniosa la solución para la mesa de cartas, escondida tras los cojines de la banqueta de estribor del salón, cuya parte central se despliega para configurar la mesa de cartas.

Buena solución también la adoptada al lado de la escalera de bajada, que permite instalar la bodega de vinos en un mueble integrado, cuya superficie ejerce de zona de trabajo de la cocina y sobre el que un receso permite, por ejemplo, instalar una cafetera.

También bien pensada la caja de herramientas en un armario a estribor de la bajada, cerca del acceso al motor.

Buena capacidad de frío, con dos neveras, doble fregadero de inox en la cocina, extractor de humos, más que suficientes escotillas de ventilación e iluminación y un buen equipamiento, así como acabados sencillos pero muy correctos.

 

Navegación

El día de la prueba navegamos con un viento de entre 14 y 18 nudos de viento real y diferentes condiciones de mar, con la configuración vélica estándar de mayor y foque 110 %.

Destacamos la posición en la rueda, cómoda, con los winches al alcance y la tranquilidad que ofrecía el Trim Control. Nada más fácil.

En ceñida, con 14 nudos de real, la corredera dio una velocidad de 6,6 nudos, que subían rápidamente a 7,2 con 16 nudos y, abriéndonos un poco al  descuartelar, se fijaban en 7,5.

Cargando la racha y en navegación al través las cifras aumentaban unas décimas hasta 7,8 nudos.

En nuestra singladura no tuvimos opción de navegar con gennaquer, aunque nuestros colegas de prueba que sí pudieron hacerlo proporcionan unas cifras de 7 nudos en rumbos abiertos y de 8,5 nudos al través, aunque con un viento racheado mucho menor, de 7-8 nudos de real.

A motor, con el Volvo Penta Saildrive de 55 Hp/41kW, el Vision 42 alcanzamos los 8,5 nudos de máxima a 2.800 rpm, fijando una velocidad de crucero más que correcta en 8 nudos con el motor a 2.500 rpm. Puede andarse más relajado, pero esta es una excelente velocidad en travesías sin viento o traslados, cuando hay cierta prisa, y sin apretar excesivamente el motor.

 Conclusiones

Nos encontramos con un velero de excelente comportamiento, con un casco que aguanta bien sin rizar hasta los 18-19 nudos y que se asienta bien en la escora. No le cuesta responder a las rachas con arrancada y fácil de gobernar, con un tacto a la rueda no excesivamente sensible pero adecuado para un crucero.

Se transita bien por cubierta y por la bañera y la posición a la rueda es cómoda (los cojines de los balcones de popa ayudan lo suyo). Los mandos y los winches están bien al alcance, lo que hace, como podemos ver en las fotos, que una sola persona pueda gobernarlo y maniobrarlo sin problemas.

El uso de la bañera como zona de relax se facilita gracias a la mesa abatible convertible en ancho solarium, mientras el interior es confortable y luminoso, con buenas alturas ( 2 metros en el salón) y espacios amplios y dispone del equipamiento suficiente para el crucero. Bien por el pañol y por la solución adoptada para la mesa de cartas y de lectura, así como por la cocina, que queda bien recogida. Una buena opción por eslora y precio.

 

 

CARACTERÍSTICAS

  • Eslora total: 12,80 m
  • Eslora de casco: 12,50 m
  • Eslora de flotación: 11,78 m
  • Manga: 4,05 m
  • Calado: 2,13/1,69 m
  • Desplazamiento: 10.085 kg
  • Lastre: 2.767 kg
  • Motor: Volvo Penta Saildrive 40/55 Hp
  • Capacidad de combustible: 210 l
  • Capacidad de agua: 210 l
  • Cabinas: 2
  • Superficie vélica: Mayor: 50 m2/48 m2 con enrollador/ Foque: 38 m2 -Genaquer: 125 m2
  • Diseño: Farr Yacht Design USA
  • Constructor: Bavaria Yachts

www.bavaria-spain.com
Precio: 134.900 euros sin impuestos versión base