Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Motor

<< VOLVER

Parker 850 Voyager, navegabilidad y polivalencia

4/08/21

La Parker 850 Voyager es uno de los diseños del Parker más logrados en esta eslora. Polivalente, funcional, espaciosas y, especialmente, muy buena navegante, con un soberbio comportamiento equipada con el Suzuki de 350 Hp.

 

Parker 850 Voyager

Una carena de gran calidad de diseño, unos acabados más que correctos y la polivalencia de programa convierten a esta Parker en un barco más que interesante.

Parker es una marca que nos gusta especialmente por su diseño, nada extravagante, moderno y clásico a la vez, por su concepción de bañera, al estilo nórdico, bien protegida y por los detalles que reparte en todos sus modelos. La 850 Voyager es la eslora ideal como embarcación de día y deportiva por diversas razones. La potencia del Suzuki DF350 A le otorga un nervio incomparable, que le permite alcanzar velocidades superiores a la de muchas lanchas, hasta los 45 nudos de punta con total seguridad; y los espacios de bañera y cabina proporcionan la habitabilidad exigible en un pequeño crucero de fin de semana con todas las comodidades.

Parker 850 Voyager

Pocas esloras de esta talla ofrecen una bañera con tales posibilidades.

A todo esto se añade una ventaja especial: por su eslora fiscal inferior a los 8 metros está exenta del impuesto de matriculación del 12 por ciento. Algo a tener muy encuenta.

 

CUBIERTA Y BAÑERA

La firma Parker tiene buenos diseños y sabe realizar buenas distribuciones tanto en las zonas abiertas de bañera como en los interiores. La bañera integra un amplio espacio de dinete que permite acomodar hasta seis personas, con el área del puesto de gobierno y la plataforma de popa. Inteligentemente aprovecha la manga sin perder espacio con pasos laterales, ya que el acceso a proa es a través del parabrisas por el centro, un recurso tradicional pero muy efectivo en este tipo de barcos.

Parker 850 Voyager

De líneas clásicas, esta Parker destaca por su equilibrio estético a pesar de su notable francobordo.

En la cubierta de proa se ha previsto el montaje de un solárium y una maniobra de fondeo bien dimensionada, fácil y con un balcón abierto que permite el acceso al pantalán sin problemas. Los herrajes de amarre están bien aquí en la proa, aunque en la popa se han ubicado demasiado bajos y están inclinados, lo que no nos convence.

Parker 850 Voyager

La plataforma de popa permite el paso de un lado a otro sin dificultad.

La versatilidad en la 850 Voyager es importante, en especial en la bañera, donde presenta la citada dinete compuesta por una robusta mesa de teca con dos alas plegables y un sofá en forma de U que admite, como hemos apuntado, hasta seis personas. Uno de los respaldos, el situado más a proa se puede abatir para formar una zona en forma de L junto al puesto de gobierno.

Parker 850 Voyager

Programa familiar, de fin de semana o deportivo, la 850 Voyager es un diseño de amplia versatilidad de uso.

De lo contrario, en este asiento a lado del puesto de gobierno, se pueden acomodar dos personas. Esta bañera, que destaca por quedar muy protegida incorpora varios elementos interesantes, tales como una nevera de cajo ubicada bajo uno de los bancos, o el mueble de cocina que se cubre con una tapa, un fregadero con agua caliente y espacio para ubicar un pequeño fogón, además de dos cajones de estiba que resultan muy útiles en un barco de esta eslora.

Parker 850 Voyager

El paso central evita los pasos laterales que siempre recortan amplitud a la manga del barco.

La popa presenta una plataforma de baño en dos partes, a ambos lados del Suzuki, pero que no presenta dificultad alguna para pasar de un lado a otros. Tiene un acceso directo por estribor desde la bañera y la correspondiente escala de baño y ducha. Cuando se abate el respaldo del sofá de popa se forma un solárium que complementa el de proa, creando un espacio idóneo para cuando se está en el fondeo.

Pocos barcos de esta eslora dan tanto de sí en una bañera como ésta.

Versatilidad, espacio, comodidad y equipamiento se conjugan en esta bañera de estilo nórdico perfectamente adaptable a las exigencias mediterráneas.

Parker 850 Voyager

El respaldo del asiento delantero es abatible en función de la transformación que se desee realizar.

PUESTO DE GOBIERNO

La sobriedad de la consola y su ergonomía es lo que más nos agrada de este cómodo puesto de gobierno. La consola, inclinada, deja espacio para una pantalla multifunción que recoge toda la información necesaria, del motor o de la navegación. Se puede decir que en este panel cabe prácticamente todo lo que se pueda necesitar en este barco en cuanto a instrumentación.

Parker 850 Voyager

La 850 Voyager está repleta de detalles, como el mueble de servicio de la bañera o la rejilla de desagüe o la arquillada del top bimini integrada en su propio espacio.

La pantalla de Raymarine ploter GPS táctil facilita, además, el acceso a un sinfín de información. No falta una guantera en la parte inferior, ni el obligado portavasos a estribor, ni el reposapiés para poderse afianzar cuando se navega a altas velocidades, ni el volante deportivo, muy cómodo en su agarre.

Parker 850 Voyager

El puesto de gobierno es uno de los puntos destacables de este modelo con un marcado carácter deportivo.

El puesto está perfectamente protegido dada la altura del parabrisas, y la disposición d ela palanca electrónica del Suzuki, con el pulsador del power trim integrado, facilita el trimado en cualquier momento, una acción que debe tomarse en consideración en este barco dada su sensibilidad.

Parker 850 Voyager

El paso a la cubierta de proa a través del parabrisas no presenta dificultad alguna

Un espacio, pues, protegido, ergonómico, cómodo, bien equipado, con los opcionales tradicionales en todas las marcas y, que, en definitiva, a nuestro juicio, no tiene réplica, a excepción de que falta no hay un compás.

Parker 850 Voyager

La zona de proa contempla una litera doble a lo largo de la amura de estribor con el fin de optimizar el espacio.

INTERIORES

Normalmente, cuando un barco presenta una excelente bañera es a cosa de algún sacrificio en la cabina. No es el caso. Parker domina este tipo de esloras, es en la cabina de esta 850 consigue acomodar cuatro plazas de noche holgadamente. La cabina de popa, abierta, situada bajo la bañera, abarca toda la manga, y en el lado de babor tiene mayor altura para facilitar el acceso a la litera.

Parker 850 Voyager

La cabina de popa abarca toda la manga, y situada bajo la bañera dispone de una zona de mayor altura para facilitar el acceso a la litera.

La zona de proa se ocupa con la cama doble, dispuesta a lo largo de la amura de estribor con el fin de provechar mejor el espacio disponible, que se completa con armarios altos y un ropero. La gracia de esta zona de proa está en la luz natural que recibe, tanto de las claraboyas y la escotilla cenital, como de los laterales que permiten la vista al exterior.

Parker 850 Voyager

La cabina de popa abarca toda la manga, y situada bajo la bañera dispone de una zona de mayor altura para facilitar el acceso a la litera.

El gabinete de aseo, con una altura que casi alcanza el 1,80 m, cuenta con un inodoro eléctrico, dispone de la ventilación exigible, un lavabo de diseño realizado en vidrio. La ducha en este barco está en el exterior, pero no faltan armarios altos ni bajo el lavamanos.

Parker 850 Voyager

El gabinete de aseo cumple con las necesidades de un crucero de fin de semana.

Unos interiores clásicos, bien aprovechados, sin estrecheces, muy racionales, pensados tanto para el crucero de fin de semana como para el programa de barco de día, con una decoración sobria, elegante y funcional, que demuestra que Parker lo hace bien y es una marca muy competitiva.

 

NAVEGACIÓN Y CONCLUSIONES

La 850 Voyager es un diseño de altas prestaciones que ofrece una navegación confortable. Es un conjunto idóneo que presenta un casco que reduce la fricción y favorece la velocidad. El casco destaca por los dos steps o escalones transversales lo que conlleva un incremento de la velocidad punta, mayor velocidad de crucero y un menor consumo a partir del planeo, por lo que también se incrementa la autonomía.

Navegamos esta 850 Voyager en Empuriabrava con el importador de la marca, Nautic Luis, bajo unas condiciones de mar y viento bastante favorables. Pero ello no le resta mérito al conjunto que, equipado con el Suzuki DF350 A dotado de Dual Prop System (sitema de doble hélice contrarrotaroria), garantiza una perfecta estabilidad direccional y mejore prestaciones a cualquier régimen. Sin embargo, la marca también propone doble motorización con una potencia máxima de dos fuerabordas de hasta 200 Hp —lo que supondrá algo más de peso y consumo, y seguramente más fiabilidad al tener dos motores—, aunque en este caso el 350 de Suzuki le va como anillo al dedo a este barco, y nosotros lo preferimos así en esta eslora. Con el Suzuki dotado de doble hélice el comportamiento es excelente: mejor agarre, muy buena salida incluso con bastante carga a bordo, gran comportamiento en los virajes cerrados y excelente aceleración a partir de cualquier régimen planeando.

Parker 850 Voyager

Soberbia la 850 Voyager con un Suzuki de 350 Hp, capaz de alcanzar los 45 nudos de punta ofreciendo las mejores sensaciones de seguridad al volante.

Con esta potencia, la 850 Voyager puede mantener un buen régimen e crucero en torno a los 27 nudos y 4.200 rpm, con un consumo muy contenido. Metiendo el gas a fondo se pone a 45 nudos a 6.200 rpm, lo que evidencia el carácter deportivo de esta carena adaptada a un barco de día familiar. La capacidad de aceleración es tremenda, pasando de las 4500 rpm a gas a fondo en segundos.

Y, además, una de las características más destacables es el confort y la suavidad de la navegación de esta Parker. Como hemos apuntado, el casco es la respuesta, con una V muy acentuada a proa y tres redanes a cada lado que contribuyen, con los citados steps, a una buena sustentación y gran agarre en los virajes. Para mejorar las prestaciones, la efectividad del trimado es considerable, ya que al mismo régimen el consumo y la velocidad varían si no se ajusta correctamente.

Una embarcación, pues, para disfrutar, muy segura a pesar de su nervio y capacidad de aceleración, que en ningún momento transmite a la menor sensación de inseguridad. Un barco que complementa su programa de embarcación de día con el de una verdadera deportiva, divertida, con buenos espacios habitables, polivalencia de uso y, sobre todo, con unos niveles de calidad más que correctos.

 

 

A destacar 

+ Gran versatilidad en la bañera.

+ Navegación excelente con el Suzuki de 350 Hp.

+ Numerosos detalles tanto en la bañera como en la cabina.

 

A mejorar

– Cornamusas en popa muy bajas

– Falta un compás en el puesto de gobierno.

– Depósito de agua es opcional.

 

Características

Eslora total:   8,44 m

Eslora de casco:         7,99 m

Manga:           2,87 m

Calado:           0,45 m

Desplazamiento:        2.450 kg

Gama de motorizaciones:     hasta un fueraborda de 350; o hasta dos de 200 Hp

Capacidad de combustible:  140 l

Capacidad de agua:   101 l

Plazas: 8/10

Categoría de navegación: B/C

Constructor: Parker Poland,

Importador:   Nautic Luis, 

Precio: 102.120 euros, con un Suzuki DF350A de 350 Hp, y sin transporte ni impuestos.

Motor

Marca y modelo:       Suzuki DF 350 A

Potencia:        350 Hp (257,4 kW)

Tipo:   fueraborda 4 tiempos inyección

Cilindros:        6 en V

Cubicaje:        4.390 cc

Rpm máx.:      5.700 – 6.300

Peso:   330 kg

 

Seguro METROmar-Fiatc

Prima del seguro básico a terceros: 161,94 euros.

Incluye, responsabilidad civil obligatoria y voluntaria; defensa y reclamación de daños; y asistencia marítima.

 

 

 

Parker 850 Voyager

350 Hp Suzuki DF350A

RPMNudosConsumo l/hConsumo l/mnAutonomía mn/lAutonomía mn
6502,22,10,951,05147
10004,140,981,03144
150067,41,230,81114
20007,110,51,480,6895
25008172,130,4766
300010,227,12,660,3853
35001534,62,310,4361
400023,543,51,850,5476
420027481,780,5679
450030,254,51,800,5578
500035691,970,5171
550039,2872,220,4563
6000421062,520,4055
6200451112,470,4157

 

Tiempo de planeo:    7 segundos

Aceleración de 0 a máx.:       21 segundos

Autonomía:   en torno a unas 57 millas a régimen máximo; y unas 79 millas a régimen de crucero de 27 nudos.

 

CONDICIONES DE LA PRUEBA

Personas a bordo:     6

Combustible: 75%

Agua:  5%

Estado de la mar:       rizada y brisa.