Imatge de portada

Barcos / Pruebas a Motor

<< VOLVER

Sealine C330, Target familiar

29/09/16

Sealine C330

Sealine con esta eslora de 33 pies logra unos niveles de habitabilidad únicos, convirtiendo este pequeño crucero en un verdadero apartamento flotante. La Sealine C330 es un crucero tranquilo, sin grandes pretensiones de velocidad, funcional, sencillo y hecho para vivir a bordo. Luis Bosch

 

 

Sealine C330

La C330 está dotada de una buena carena, con acentuada V y alto francobordo, muy voluminosa pero, que brinda una navegación marinera.

Sealine en los últimos tiempos está revolucionando su gama con barcos hechos bajo el concepto de apartamento flotante. Con unas dimensiones interiores que baten récords, especialmente en esta C33, concebida, sobre todo, para vivir a bordo.

El catálogo de esta marca británica, perteneciente al grupo alemán Hanse, comprende tres series: la Cruiser, con este modelo de 33 pies; la serie Flybridge, con esloras de 38, 45 y 53 pies (esta muy reciente); y la serie Sport, con dos modelos de 33 y 45 pies.

La Sealine C330 – la manera más iluminada de comprar un barco de motor.
Comience su día con mucha luz en el solarium de proa , que se puede utilizar como un sofá para tomar el sol bajo un cielo claro . En la cockpit, se puede elegir el ambiente entre sol y sombra con la ayuda de dos techos corredizos ajustables eléctricamente. Bajo el puente, el sol penetra a la cabina a través de las escotillas del casco. Todo queda bañado en luz porque no hay otro barco de esas dimensiones (33 pies) con camas tan grandes, tanto espacio y altura de techo.

 

Cubierta y bañera

No es un barco de grandes superficies abiertas, ya que para eso tiene un techo practicable que descubre prácticamente todo el salón. La bañera de popa presenta un sofá que se prolonga por la banda de babor dejando un paso directo a la plata- forma por estribor. Debajo tenemos cofres de estiba y detrás la ducha y la escala de baño correspondiente. En este espacio de popa Sealine ha aplicado otra originalidad: una toldina retráctil que cubre toda la bañera protegiéndola del sol. Pero, claro, esto obliga a que siempre se mantengan las dos guías laterales saliendo de los costados, y cuando la toldina está plegada, la estética no es muy atractiva, que digamos, aunque la solución es muy buena.

Sealine C330

La bañera de popa se aprovecha con un banco en L que puede hacer las funciones de solárium.

En los laterales, el astillero ha previsto el de estribor con mayor anchura, que es donde está la puerta lateral del piloto, y queda como paso principal, de modo que el de babor casi no se debe usarse. Los candeleros están bien, pero el pasa- manos alto es poco menos que testimonial y sirve para poco.

Sealine C330

El solárium de proa monta unas gruesas colchonetas con cabezal.

La cubierta de proa se ha aprovechado bien, con un mullido solárium de colchoneta con un cabezal, y una maniobra de proa, con doble tapa y balcón semiabierto, formando un conjunto que no está nada mal.

En general una cubierta bien pensada, sobre todo por la asimetría de los pasos laterales, y por la bañe- ra en perfecta comunicación con la cocina, además de la cubierta con el solárium y los ventanales del casco que ofrecen una excelente luz natural a todos los interiores.

Sealine C330

La bañera de popa se aprovecha con un  banco en L que puede hacer las funciones de solárium.

Puesto de gobierno

La gracia del puesto de gobierno está en la puerta lateral que tiene el piloto, desgraciadamente opcional. Esta salida facilita la maniobra y la salida a cubierta, y es además, una  solución propia de  los barcos de larga autonomía. El asiento fijo, tiene la base plegable, de manera que se puede gobernar de pie cómodamente, y también ayuda a dejar el paso libre para salir por la puerta lateral. El piloto dispone de una tarima para ir algo más elevado y disfrutar de mejor visibilidad. Y decimos esto porque precisamente la consola  es bastante alta y tapa más de lo que sería desear. El panel de instrumentación, a dos niveles, contiene todos los indicadores de los Volvo Penta y deja espacio para una pantalla multifunción, además de contar con un volante ajustable y el compás en la parte superior. No falta un reposapiés pero se echa en falta una guantera para depositar pequeños objetos.

Puesto correcto, que disfruta de una visión de 360 grados gracias a los grandes ventanales del salón y la cristalera de popa.

Interiores

La C330 es un barco de interiores interesantes, muy habitables, hechos para sustituir, según el astillero, una segunda residencia, con todas las comodidades y el espacio suficiente de estiba.


5-Sealine C330

 

En este modelo hay un par de cosas opcionales que casi nos parecen indispensables: el techo corredizo, de vidrio, que proporciona una excelente luz y ventilación, y refuerza el carácter mediterráneo del barco; y las puertas de popa, que cierran la cabina y con- vierten el nivel superior en una cabina fenomenal, y que tampoco vienen de serie. Aparte de esto, la C330 es sorprendente por sus volúmenes.

En  el  plano superior la  cocina junto a la entrada sirve tanto para la bañera como para el salón. Aquí hay que hacer una consideración en favor de la originalidad del astillero. La puerta que cierra la cabina se abre en su mitad superior dejando una ventana con un mostrador hacia la bañera de popa, de manera que los ocupantes de esta zona disfrutan de un servicio directo. Sin duda, es una buena solución. El mueble de la cocina bien equipado—que se puede cubrir para esconder el fregadero y los fogones— se prolonga a lo largo de toda la banda de estribor, acabando tras el asiento del piloto, y quedando frente a la dinete del salón formada por un sofá en L y una mesa bastante grande. Tenemos, pues, que ocupando las plazas del exterior y las del interior se pueden acomodar nueve personas en los dos espacios,  perfectamente conectados por la cocina. No obstante, la dinete del salón no puede bajar la mesa para convertirse en una litera adicional, cama que se añadiría a las cuatro plazas que ya tiene este barco para dormir.

Sealine C330

Además de la amplitud interior hay que resaltar la gran luminosidad natural que proporcionan los grandes  ventanales laterales,  que bajan hasta el nivel de la cubierta, y el gran techo transparente. A ello se suma otro detalle, como es la puerta lateral del puesto de gobierno, una salida que facilita las maniobras del patrón y su salida a cubierta.

El mobiliario huye del lujo y de los cuidados, y se ha concebido para desempeñar su función del modo más práctico. Cajones, armarios, y numerosos detalles completan esta zona principal.

 

Navegación y conclusiones

La carena de la C330 pertenece al arquitecto americano Bill Dixon, especialista en diseño a motor de eslora media. Y en este caso las prestaciones de navegación son más que satisfactorias, si bien con la potencia de dos Volvo Penta D3 de 220 Hp, las velocidades no llegan a ser nada exageradas, más bien algo justas. Y es que en realidad el astillero con este barco no pretende ofrecer un barco de características deportivas. Sino un crucero confortable, con un régimen tranquilo en torno a los 22 nudos y 3.200 rpm, con un consumo moderado y capaz de ofrecer una autonomía de unas 200 millas, que no está mal en para este tamaño de barco. Aunque es la máxima potencia que admite este modelo, nos sigue pareciendo algo justa, y desde luego, con las opciones de un solo motor de 330 Hp o de 400 Hp de Volvo Penta D6, seguro que es insuficiente, sobre todo cuando el barco vaya a media o plena carga. Según el astillero, con un D6 de 400 Hp el barco alcanza los 31 nudos de punta, igual que con los dos D3 de 220 Hp de la prueba. Y con un D6 de 300 Hp, llega a los 26 nudos de punta, lo que evidencia el programa de crucero tranquilo que el astillero impone en este barco.

Sealine C330

En navegación la carena se desenvuelve bien, con eficaz respuesta de las colas y las hélices DuoProp. El francobordo alto le convierte en un barco seco, y la buena V de proa ayuda a cortar con facilidad la mar.

Un modelo que necesita 12 segundos en alcanzar el planeo, y 25 segundos en llegar a la máxima de 30,5 nudos.

Por otra parte, la ventaja que aporta una motorización nada sobrada es que puede mantener un consumo bastante reducido a un régimen e crucero relativamente lento, como son 22 nudos. Pero todo es relativo.

Barco especialmente habitable, con bastantes extras en la lista de opcionales, como por ejemplo el cristal descapotable y las puertas traseras de la cabina, entre otros, pero con ventajas considerables como la autonomía y la funcionalidad de los interiores, sin el menor lujo, cómodo y con buena capacidad de estiba, ideales para cuatro personas.

 

A destacar 

+ Buena carena, estable y marinera.
+ Habitabilidad fuera de serie. Interiores con mucha luz.
+ Interiores sumamente funcionales, sin lujo y prácticos.

 

A mejorar

– Potencia algo justa con 2×220 Hp.
– La dinete no es convertible en litera.
– El techo y la puerta de popa son opcionales.

 

Características

Eslora total:       10,31 m
Eslora de casco:               9,90 m
Manga: 3,50 m
Calado: 0,90 m / 1,10 m
Desplazamiento:             7.100 kg
Gama de motorizaciones: Volvo Penta, D6 1×330 Hp, D6 1×400 Hp, D3 2×220 Hp
Capacidad de combustible:        570 l
Capacidad de agua:        220 l
Plazas: 8
Categoría de navegación: B
Constructor: Sealine,
Importador: red Sealine, 
Precio: 195.850 euros, con dos Volvo Penta D3-220 de 220 Hp, y sin impuestos.

 

Motores

Marca y modelo: Volvo Penta D3-220
Potencia: 220 Hp (162 kW)
Tipo: interior turbodiésel inyección
Cilindros: 5 en línea
Cubicaje: 2.400 cc
Rpm máx.: 4.000
Peso: 335 kg

Sealine C330