Imatge de portada

Equipo / APPS

<< VOLVER

Lo que hay que saber sobre las Apps y la movilidad

11/05/15

Informática a bordo

Las Apps siguen invadiendo nuestros dispositivos móviles. Ya no hablamos de software, hablamos de aplicaciones. El mundo de la programación ha dado un vuelco importante sabiendo que los usuarios buscamos aplicaciones verticales, es decir, aplicaciones enfocadas a un determinada función. Y además queremos que sean ejecutables en cualquier dispositivo que tengamos, ya sea en una tableta o un móvil. José Mª Serra

DSC07715

Para llegar a este punto ha sido imprescindible la aparición de dos importantes conceptos. El primero es la nube, el cloud, ese espacio en algún sitio donde se almacena toda nuestra información, nuestro correo, nuestras fotos y cualquier dato que sea susceptible de ser guardado para compartir con otro equipo o incluso con otro usuario. Es el punto en la nube donde se sincronizan nuestros dispositivos. Si nos instalamos una App en el móvil y lo configuramos con una serie de datos, nos encontraremos que en la tableta que tenemos registrada con el mismo usuario aparecerá, sin pedirlo, la misma App con los datos que hemos configurado previamente en el móvil.
Esta sincronización en la nube ha supuesto un antes y un después en el mundo de la movilidad y nos ha permitido pasar de un dispositivo a otro sin necesidad de volver a entrar todos los datos de nuevo. Además nos ha aportado la tranquilidad de poder tener una copia de seguridad controlada de toda la información.
Los contactos, el calendario y los correos, entre otras cosas, ya no se almacenan únicamente en el móvil, o en la SIM, como era inicialmente. Si nos robaban o perdíamos el móvil, nos quedábamos sin nada, y a volver a empezar. Ahora eso ya es prácticamente imposible, siempre que el usuario sea precavido y configure correctamente du dispositivo y la sincronización en la nube.

La batalla de los tres grandes
Apple y Google han entrado en una batalla de poder en los últimos tres años, desbancando hasta hace poco al gigante Microsoft. Pero lógicamente el fabricante de Windows no estaba durmiendo, estaba hibernado esperando atacar fuerte desde atrás. Y así lo está haciendo con la aparición de su plataforma de movilidad Windows Phone 8.1 y su esperado y anunciado lanzamiento para el 2015 de Windows 10, saltándose la versión 9.
Los tres grandes son conscientes que los usuarios se mueven hacia los dispositivos móviles y tabletas y que sus esfuerzos deben dirigirse a dar valor añadido a esta movilidad, para intentar distinguirse de su competidor.

apps
Ante esta situación, cuando una empresa quiere lanzar una App debe tener en cuenta las tres plataformas, incluyendo ya a Windows Phone, debido a su crecimiento exponencial en cuota de mercado. Esto supone un problema para los fabricantes de software ya que han de pensar en tres desarrollos diferentes para una misma App. Existen ya herramientas que ayudan a los fabricantes a compatibilizar sus programaciones en las tres plataformas, sin necesidad de volver a escribir el código para cada sistema.

windows_10_0

¿Quién va por delante?
Google con su Android en estos momentos lleva la delantera, de la misma forma que Blackberry OS ya está desbancado y no es tenido en cuenta por los fabricantes de aplicaciones.
Apple con su iOS sigue creciendo, y lleva a rebufo a Windows Phone, con peligro de ser adelantado por la derecha y ponerse a rueda del primero.
Los estudios de mercado vaticinan que la cuota de mercado de iOS seguirá bajando, pero conservará a sus clientes fieles, con un segmento de mercado que es incapaz de abandonar el mundo de Apple.
Windows Phone llega muy fuerte, aprovechando la cuota de mercado que tiene con Windows en el mundo del PC de escritorio y los portátiles. Su crecimiento se basa en lo que Microsoft llama “experiencia de usuario”, cuyo objetivo es mejorar, facilitar y ayudar el usuario en la experiencia con sus dispositivos.
La aparición de dispositivos “Todo en Uno” (AiO, All in One) con tabletas convertibles en portátiles, o portátiles convertibles en tabletas, hacen que llevemos nuestro Windows a cualquier dispositivo, algo que hasta ahora sólo veíamos con Android o iOS. Y si además podemos sincronizar Windows con nuestro escritorio personalizado, las aplicaciones y los datos, comenzaremos a ver la comodidad de manejar el mismo sistema operativo en todos nuestros equipos.

¿Qué novedades nos aporta cada uno?
Microsoft, Apple y Google han aportado muchas mejoras a sus plataformas, lo que hace que cada vez sea más difícil elegir con cual decantarse en movilidad.
Google ha mejorado mucho su diseño y sus gráficos, ya que hasta ahora era el más parco de los tres. Con su nueva versión, Android Lollipop ha mejorado su estética, la amigabilidad y la facilidad de uso.
Apple ha mejorado con su iOS 8 la integración con iCloud Drive, siendo los pioneros y más avanzados en la sincronización de APPS en la nube.

android-ios-wp8

Microsoft ha presentado su Windows Phone 8.1 para intentar ponerse a la altura de sus rivales en todos los frentes. En el último trimestre del 2014, Windows Phone ha alcanzado un 4% de cuota de mercado, y sus previsiones son de crecimiento exponencial en los próximos trimestres.
Son muchos los usuarios que trabajan con un PC Windows, una tableta iPad con iOS y un teléfono Android. Y en cada uno una configuración, aplicaciones y datos. Todo sincronizado, pero con escritorios y modos de uso diferentes.
Windows 8.1 ha conseguido disponer del mismo escritorio sea cual sea el dispositivo y su tamaño, consiguiendo tener la misma “experiencia de usuario” independientemente desde donde accedamos.

¿Por qué se publican las App antes en Android?
La ventaja de Android para los programadores es que se trata de código abierto y libre, por lo que es más fácil para las empresas desarrollar sus aplicaciones sin los requerimientos impuestos por el sistema propietario y cerrado que impone Apple en su iOS. En cambio iOS tiene como ventaja la robustez y protección de su sistema operativo. Si bien es cierto que cobra mucho más peaje de entrada y que sus requerimientos son mucho más altos que Android, estas barreras y requisitos provocan que sus aplicaciones sean en muchos casos más estables y seguras.
Cuando un fabricante publica su App en Android, puede tenerla disponible de forma inmediata, sin control alguno por parte de Google, sin revisión de código ni necesidad de cumplir grandes requisitos.

En cambio, la publicación en iOS supone pasar por un control previo por parte de Apple antes de su publicación. En algunos casos, dependiendo de las fechas, puede suponer una demora de varias semanas para su aceptación y permiso de publicación.

La publicación en Windows Store es más compleja que Android, pero no llega a la severidad de iOS. El problema para los desarrolladores es de momento el coste que supone publicar en esta tercera plataforma, para llegar a un número, hasta la fecha, muy bajo de usuarios.

Registrar el dispositivo
Para poder disponer de todas las ventajas que ofrece cualquiera de los tres sistemas operativos, es muy importante configurar bien el equipo de inicio. Si bien los equipos ya no traen casi ninguno el manual de uso, sí que incorporan una potente ayuda que nos guía en la configuración. Es muy habitual cancelar esta ayuda inicial e ir directamente a usar el equipo. Este es el primer error que debemos evitar. Hay que asegurarse de configurar bien todas las opciones, y sobre todo aquello que afecta a la sincronización de información.

Configurar la copia de seguridad
Debemos configurar bien el plan de copia de seguridad que nos propone el dispositivo cuando lo ponemos en marcha. En el caso de iOS, disponemos del servicio iCloud que nos permite hacer copias periódicamente. Debemos controlar estas copias y asegurarnos que se están haciendo como mínimo una vez por semana. El propio sistema nos informa de la última vez que se realiza la copia.

Backup

Utilizar la nube para sincronizar los datos y las aplicaciones
Esta tecnología de sincronización en iCloud fue lanzada inicialmente por Apple, en sus dispositivos iOS (iPod, iPhone, iPad). Posteriormente Android comenzó a utilizar la misma filosofía, utilizando los espacios en la nube de Google para realizar esta sincronización. Y Microsoft, lógicamente usa su espacio llamado OneDrive para este servicio. Para poder usar cualquiera de las tres plataformas, necesitamos darnos de alta con una cuenta de correo. Esta cuenta es la que nos permitirá almacenar los datos en ese espacio que nos ofrecen.

Aplicaciones de terceros para almacenar información y copias de seguridad
Existen APPS que nos ofrecen la posibilidad de sincronizar datos en sus servidores, de forma adicional a la que ofrece el propio dispositivo. Esto nos permite disponer de capacidad adicional. Por ejemplo, Dropbox (dropbox.com), ofrece dos Gb gratuitos de almacenamiento. Si instalamos su APP, dispone de una función que copia en su espacio las fotos que hacemos con la cámara del móvil.

Dropbox-Logo

De esta forma podemos ir borrando las fotos sabiendo que las tenemos copiadas en la nube. Esa misma App podemos instalarla en nuestro ordenador y nos bajará de forma automática todas esas fotos que hemos ido realizando.

hubic_1

Una aplicación muy similar es hubiC (hubiC.com), que ofrece 25 Gb de forma gratuita. Esta aplicación además permite hacer una copia de seguridad completa de fotos, videos, contactos, calendario y recordatorios.

Evitemos la descarga indiscriminada de APPS
Uno de los “deportes” habituales de los usuarios es bajarse cualquier App que sea gratuita y probarla. Esa App puede quedar arrinconada sin usar o finalmente cualquier día la eliminaremos. Si seguimos con esta dinámica, con el tiempo veremos que el móvil empieza a ir más lento e incluso a volverse inestable y presentar fallos. El motivo es que las aplicaciones al descargarlas ya ocupan espacio y recursos, aunque lo las usemos. Y si las desinstalamos nos dejan rastro y basura.

icleaner-cydia-iphone-ipad-FSMdotCOM
Lo primero que debemos hacer es evitar esta descarga continua sin criterio. Pero si ya hemos llegado a este punto de desorden, debemos comenzar a desinstalar las Apps que no usamos y recurrir a alguna aplicación que nos haga limpieza y nos optimice los recursos.
iCleaner Pro es una opción que puede ayudarnos. Permite borrar la caché, imágenes, archivos temporales y la información almacenada en aplicaciones que no están en uso.

 

Disponer de un buen cargador
Si no tenemos energía no podremos cargar los dispositivos, y por tanto no podremos usar las aplicaciones. Y esa energía suele escasear a bordo. Cuando llegamos a puerto, o ponemos el inversor o generador, disponemos de poco tiempo y pocos enchufes de 220 V. Es en ese momento cuando la tripulación se lanza a la carrera hacia ese enchufe para cargar su móvil, y se genera una copa de aparatos en espera de ser cargados.

K38212_Hero2.tif_2

Con este adaptador de la firma Kensington podemos cargar cuatro dispositivos simultáneamente, proporcionando en cada conector USB la carga necesaria.
Hay que tener en cuenta que todos los dispositivos móviles ya se cargan a través de un cable USB. La mayoría incorpora su propio cargador, con el voltaje y amperaje necesario, pero otros ya sólo nos los entregan con el cable USB de carga. Eso implica que tenemos que llevarnos al barco los cargadores de cada uno de esos dispositivos. Con este gadget del fabricante Kensington podemos cargar a la vez hasta cuatro tabletas, smartphones, cámaras u otros accesorios USB. Es un cargador de cuatro puertos y 48 W con tecnología PowerWhiz, que permite enchufar casi cualquier aparato al cargador.

4_Port_USB_Charger_Multi.tif_3
Este equipo reconoce automáticamente el dispositivo para proporcionarle la cantidad adecuada de amperios para que la carga sea rápida y segura. Podemos enchufar cualquier combinación de dispositivos a los cuatro puertos USB, y cada puerto puede administrar hasta 2,4 A de energía para garantizar una carga rápida a cualquier equipo.

Web: http://es.kensington.com
Modelo: Cargador USB de cuatro puertos y 48 W K38212EU
Link Producto:
http://www.kensington.com/es/es/4472/K38212EU/cargador-usb-de-cuatro-puertos-y-48-w-negro#.VIX-1jGG-Sp
Precio aproximado: 79 euros.

Con la evolución de la movilidad y la aparición de dispositivos, gadgets y accesorios, quizás no tenemos suficiente con un cargador como este. Se ha conseguido que el USB se convierta en un estándar de carga, pero el conector del dispositivo todavía tiene una guerra entre en miniUSB de todos los fabricantes y el lihgtscribe de Apple. No creo que se pongan de acuerdo. No les interesa.

www.informaticaabordo.com
El autor es Capitán de Yate y licenciado en Informática, gerente de Deinfo Servicios Informáticos.