Imatge de portada

Equipo / Electrónica

<< VOLVER

Sonda/GPS Dragonfly de Raymarine, dos ojos mejor que uno

18/09/13

Probamos la nueva sonda-GPS Dragonfly de Raymarine con tecnología CHIRP de doble canal e imágenes de sonda DownVision en alta resolución destinada a pescadores costeros y a practicantes de actividades subacuáticas. GERMÁN DE SOLER

 

La nueva sonda Dragonfly aporta unas características diferenciales respecto a otras sondas de pesca del mercado que no solo la hacen ideal para su montaje en embarcaciones pequeñas sino que gracias a la tecnología que incorpora permite explorar las estructuras del fondo con un elevadísimo grado de nitidez y detectar peces con una sorprendente discriminación. Además, el hecho de que integre un GPS interno la hace doblemente útil, ya que en un solo dispositivo disponemos a la vez de sonda y de un completo chartploter con todas las funcionalidades, que podemos visualizar individual o simultáneamente en pantalla partida mientras exploramos el fondo.

¿Qué es la tecnología CHIRP?

Al contrario que las sondas convencionales, que transmiten una frecuencia en cada pulso, la Dragonfly DownVision utiliza tecnología CHIRP que transmite sobre un amplio espectro de frecuencias de sonda en cada pulso de manera que ofrece una imagen de gran resolución y aspecto real.

En realidad Dragonfly trabaja con dos canales de sonda CHIRP. El primero es el canal DownVision de máxima resolución y el segundo es un canal de alta resolución para búsqueda de peces. Se puede visualizar cada canal de sonda independientemente o ambos a la vez, de forma que disponemos de dos imágenes del fondo: la clásica con discriminación por colores y una segunda monocroma —con color a elegir— en la que las imágenes se depuran de manera que podemos hacernos una idea mucho mejor del tamaño del objeto, con una mejor reducción del ruido y sin los rebotes típicos de las sondas clásicas que pueden inducirnos a pensar que el pez o banco de peces que tenemos debajo es mucho mayor de lo que es en realidad.

La Dragonfly utiliza el transductor exclusivo de Raymarine de doble elemento CPT-60 equipado con un haz ultraancho de 60×1,4 grados para la visión DownVision, y con un segundo haz en formato cónico para la determinación precisa de peces de manera que se garantiza que ningún elemento o estructura bajo el barco nos pasará desapercibida. Dispone además de sensor de temperatura de alta precisión en el interior del transductor.

Los modos de visualización se muestran en la parte superior de la pantalla y se seleccionan mediante el cursor giratorio con botón tipo joystick.

Dragonfly trabaja con dos canales de sonda CHIRP. El primero es el canal DownVision de máxima resolución y el segundo –el que se ve en la imagen- es un canal de alta resolución para búsqueda de peces.

La instalación requiere un solo conector transductor-alimentación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

Pudimos comprobar la eficacia de este doble haz durante nuestra prueba, realizada en aguas de Valencia, en la que constatamos cómo en modo de pantalla dividida se apreciaban perfectamente en la parte superior el fondo con las imágenes clásicas de sonda por colores correspondientes a las densidades, mientras que en la parte inferior de la pantalla se dibujaban con absoluta nitidez el fondo y los objetos, depurados ya de rebotes. Y no solo con objetos del fondo (como formaciones rocosas) o bancos de peces, sino incluso con objetos verticales. De hecho, parte de la prueba consistió en circunnavegar la boya de señalización de la entrada del puerto para apreciar la nitidez con que se dibujaba la cadena de fondeo de la misma en la pantalla.

Otros aspectos a destacar respecto al funcionamiento son la efectividad a altas velocidades gracias al diseño hidrodinámico del transductor CPT-60, el sencillo sistema de montaje del mismo en popa sobre motor de hélice y, respecto al GPS, la eficacia del procesador que permite transiciones de zoom rápidas y continuas.

Una útil funcionalidad añadida es la posibilidad de congelar la imagen directamente desde el cursor, lo que permite detenerse en una determinada estructura o mola de peces para analizarla con el zoom y la doble pantalla, y volver posteriormente a la función de rastreo continuo con solo pulsar el botón de menú principal.

Finalmente hay que destacar que la sonda se optimiza automáticamente, mediante una versión especial del interfaz de usuario LightHouse de Raymarine, de manera no necesita ajustes manuales, excepto el zoom.

Pantalla e interfaz

La Dragonfly permite, gracias al segundo canal, obtener detalles impensables en una sonda convencional.

La Dragonfly cuenta con una pantalla ultra brillante de 1.500 nits y 5,7 pulgadas a color protegida ópticamente —efecto cristal— de gran visibilidad y contraste a pleno sol y a ángulos imposibles incluso a distancia. No exageramos si afirmamos que es una las más nítidas y brillantes que hemos visto. Montada sobre un soporte inclinable y giratorio de fácil montaje y desenganche rápido —dispone de un bloqueo para mejorar la sujeción—también puede empotrarse, en cuyo caso dispone de un marco opcional.

La carcasa es robusta, estanca y sumergible según estándares IPX6 e IPX7 y en la parte posterior dispone de un único conector para transductor y alimentación, además de un collarín de bloqueo para fijar su orientación.

En el frontal del dispositivo encontramos solo los botones de encendido y de menú y un cursor único por joystick giratorio que nos permite desplazarnos por las diferentes opciones de menú y ajustar los parámetros de funcionamiento.

Mediante este control giratorio elegimos la pantalla que queremos visualizar y el modo (pantalla partida con la visualización simultánea de sonda de pesca y DownVision en alta resolución, una de ellas únicamente, o ambas combinadas con el chartploter).

 

Vista de la pantalla partida con los dos modos de sonda simultáneamente: DownVision arriba y alta resolución monocroma abajo.

El GPS integrado que permite el uso de Dragonfly uso como chartploter es un valor añadido nada desdeñable.

En nuestra prueba pudimos comprobar la enorme discriminación de la Dragonfly. En la foto, se aprecia la imagen vertical de la cadena de la boya de entrada a la Marina Real de Valencia.

 

 

 

                                                                                                                                                                                                             

Doble uso

En embarcaciones de pequeña y media eslora o semirrígidas, disponer de un dispositivo de poco tamaño, fácilmente instalable y desmontable es de por sí un criterio de elección. Pero si este dispositivo ofrece además la doble funcionalidad sonda-GPS, las ventajas se multiplican. Es el caso de la Dragonfly, que dispone de un GPS con receptor interno de 50 canales y alta velocidad y cartografía Navionics Silver o Gold Small para aguas interiores o zonas costeras, lo que supone disponer de chartploter con una cartografía precisa y de alta calidad desde el mismo momento en que ponemos en marcha el equipo.

Conclusiones

Ideal para barcos pequeños de prácticamente cualquier tipo, la nueva sonda-GPS Dragonfly es una opción claramente a considerar por los aficionados a la pesca en aguas costeras o interiores y practicantes de actividades subacuáticas que requieren navegar con precisión y situarse con exactitud sobre el objetivo e identificar con todo detalle las estructuras sumergidas con imágenes de sonda de aspecto realista en alta resolución. De funcionamiento sencillo y optimización automática, es un dispositivo fácil de usar desde el inicio, con un tamaño contenido, una pantalla hiperbrillante, una calidad de imagen y una discriminación de objetivos sorprendente y, nada desdeñable, un precio muy competitivo.

CARACTERÍSTICAS
Voltaje de alimentación: 12 VVoltaje de funcionamiento: 10,8-15,6 vConsumo con iluminación máxima: 8 vatios Conexiones:entrada única transductor-alimentación Estanqueidad: IPX6-IPX7Pantalla: 5,7” (4:3) Resolución: VGA (640 x 480)Luminosidad: 1.500 nitsGPS: interno de 50 canalesCartografía: Navionics Silver, Gold y HotMapsWaypoints: 3.000Estelas: 15 de hasta 10.000 puntos de track Tarjeta: MicroSDSonda: CHIRPCanales: 2 Profundidad: 183 m en modo DownVision y SondaPrecio: desde 645 euros, sin IVA.Importador: Azimut Marine.

Nota: Agradecemos a José Simó y Fishing Yates su colaboración en la realización de la prueba.