Imatge de portada

Navegación / Crucero Práctico

<< VOLVER

Aproximación de embarcaciones navegando, burdas volantes y patatas precocinadas

23/12/21

Maniobra

aproximación de embarcaciones navegando

En ocasiones dos embarcaciones tienen que aproximarse en alta mar para el traspaso de enseres o personas. En la aproximación un barco deberá mantener un rumbo y velocidad constante y el otro maniobra. Poco a poco se lleva la amura del que alcanza hacia la aleta del alcanzado, acercándose lentamente preparado a meter timón hacia fuera a la menor duda. Toda la maniobrabilidad recae en el barco que alcanza.

Nunca se acercarán de costado, pues la aproximación es sencilla pero la fuga fatal. Si dos embarcaciones de costado optan por separarse, acabarán golpeando sus popas. Tampoco se intentará reducir velocidad dejándose alcanzar por el barco de popa, pues la arrancada del de popa puede dejar a los barcos juntos por el costado sin capacidad de fuga.

Al tirar cabos para remolques siempre se tendrá en cuenta el viento, pues es casi imposible lanzar cabos lejos a barlovento. Y en general, el barco pequeño siempre se acercará al grande entrando por sotavento, fugándose si fuera necesario antes de quedarse al costado sin posibilidad de evasión.

Arboladura

burdas volantes

El aparejo a tope de palo es el más habitual en los veleros preparados para largas singladuras. Seguramente la arboladura contará además con un estay de trinqueta, ya sea fijo o estibable. Un estay de trinqueta fijo debe repartir sus esfuerzos a través de la geometría de la arboladura. Dependiendo de la distribución y ángulo de las crucetas puede ser necesario el uso de unas burdas volantes que trabajen contrarrestando el estay de trinqueta. Normalmente estas burdas están replegadas sobre el palo, y se montan cuando se considera necesario.

Cuando saltan vientos duros se reduce la superficie vélica. En un barco aparejado de la manera anteriormente descrita, se toman rizos, se colocan las burdas volantes en sus arraigos respectivos, se monta el estay de trinqueta (si no es fijo y está estibado en el palo), se arría génova y se iza trinqueta. De esta forma, el velero queda amarinado para navegar con vientos fuertes y con una geometría y una distribución de la superficie vélica apropiada para navegar en condiciones duras.

Para que la maniobra aún sea más simple y segura, se acostumbra a calcular el segundo rizo para que libre las burdas, por lo que las viradas se simplifican al no tener que largar la burda de sotavento. Y el aparejo está muy asegurado, pues la parte alta del palo se sujeta con estay y backstay, y el punto de trabajo fuerte se fija con el estay de trinqueta y las burdas volantes.

Cocina

patatas precocinadas

Las patatas naturales a bordo se estropean rápidamente por cuestiones de humedad y temperatura. Por otro lado, para el consumo de patatas, es necesario por lo menos 20 minutos de cocción en agua hirviendo, manipulación que puede acarrear problemas en plena navegación con mar agitado.

Las patatas envasadas ya vienen cocidas listas para consumir, por lo que su preparación es rapidísima. Sólo tendrá que abrir el envase y lavarlas con agua para eliminar los conservantes antes de utilizarlas. Si no desea consumirlas frías habrá que sumergirlas en agua caliente o calentarlas en el microondas o en el horno.

Sus usos son muy variados. Ensaladas frías de verano con tomate, pimiento, zanahoria, etc… También para ensaladillas, o simplemente como aperitivo o acompañamiento cortadas a lonchas y aderezadas con aceite, sal y pimienta negra o pimentón rojo.

Son perfectas acompañamiento de guisos. Una vez preparado el sofrito, ya sea de pescado o carne, se incorporan al final para que se empapen el sabor, cojan temperatura y mejoren su propia textura.