Imatge de portada

Navegación / Crucero Práctico

<< VOLVER

Las chinchas del travelift, preflexión e inversión y arroz negro con sepia

31/03/20

TRUCOS  de   Albert Puerto

 

Maniobra

LAS CINCHAS DEL TRAVELIFT

Varar el barco en seco es necesario para controlar el estado de la obra viva de la embarcación. A veces una suspensión a la hora de comer es suficiente para limpiar de algas con agua a presión, cambiar algún ánodo, rascar ejes y hélices y echar un vistazo a las distintas tomas. Pero en otras ocasiones la obra será más importante y el barco permanecerá varios días en seco.

Para proteger al máximo el casco y las pinturas mejor que disponga de plástico y alguna tira de moqueta a mano cuando decida varar su embarcación. Con plástico se forran las bragas del travelift, que se sujeta con cinta de papel de pintor. Si lo dispone de manera que trabajen dos capas de plástico es mejor, pues resbalan entre sí y no dejan tan marcada la patente. La moqueta es buena para forrar los puntales sobre los que descansará el barco y proteger los costados.

El personal del propio varadero le facilitará los materiales. Proteja bien todas las superficies de contacto y no tenga prisa por mover el barco… Puede quedarse bastante decepcionado de cómo queda el casco recién pintado una vez flote en el agua si no toma las medidas oportunas.

 

 

Arboladura

PREFLEXIÓN E INVERSIÓN

La posición natural en descanso del palo con crucetas a 900 es recto y con una ligera preflexión cuando las crucetas son retrasadas. En navegación el palo siempre flexa hacia popa, sacando la panza hacia proa. La cara de proa del palo se diseña para sufrir esfuerzos de extensión mayores por su cara de proa y de compresión en su cara de popa.

Estudiando la geometría particular en el plano de un piso de crucetas se observa claramente que una inversión del palo obliga a que el extremo de la cruceta tienda a marchar hacia proa produciendo un enorme esfuerzo en el arraigo de la cruceta en el palo que puede llegar a partir la cruceta con el consiguiente riesgo de rotura del palo.

Asegúrese siempre de que el palo no está en posición invertida durante la navegación pues la sobrecarga de bandazos y pantocazos puede llegar a producir la desarboladura del velero. Ejemplos clásicos de inversión de palo se producen cuando se navega sólo con vela a proa. Esta situación es muy típica de los cruceros veraniegos. Si no se caza backstay la inversión está asegurada.

 

 

Cocina

ARROZ NEGRO DE SEPIA

Ingredientes para 4 personas: una sepia grande, una cebolla grande, un tomate maduro grande, dos ajos, una guindilla, 500 g de arroz, un puñado de guisantes, aceite, sal y agua (mejor caldo de pescado).

Se limpia bien la sepia. Para arrancar la piel se usa un trapo seco para que no se resbale de los dedos. Una vez limpia la sepia, se corta en trozos menudos con tijeras y se reserva. En la paella, o cazuela, se pone un poco de aceite y se fríe la guindilla (y se retira), y el ajo bien picado. Al dorarse el ajo, se añade la cebolla muy picada hasta que quede transparente, momento en el que se añadirá el tomate rallado. Cuando el sofrito este casi terminado, se incorpora la sepia que se había reservado. Antes de finalizar el sofrito, se agregará la tinta de la bolsa (aconsejable deshacer la tinta con agua caliente). Si la sepia no tiene tinta se pueden utilizar una bolsita de tinta de calamar.

Para terminar, se añade el arroz, removiendo para que no se pegue, y al cabo de un minuto se vuelca tres veces el volumen del arroz de agua o caldo de pescado, dejando 20 minutos de cocción. Si es necesario, se añadirá con un cucharón el agua caliente necesaria para que no se queme el arroz. Se tiran los guisantes y se deja reposar 5 minutos antes de servir.

Es normal acompañar este plato con alioli, que se dejará en la mesa para que los comensales lo incorporen a su gusto.