Imatge de portada

Navegación

<< VOLVER

Paddle Surf, el placer de caminar sobre el agua

31/07/13

Como navegante o aficionado al mar seguro que la silueta de alguien remando sobre una tabla ya te resulta familiar. Pero si aún no sabes qué es, en estas líneas te descubrimos el Stand Up Paddle, SUP o Paddle Surfing, el compañero de viaje ideal para tu crucero.

Cada día es más frecuente observar la silueta de un SUPPER paseando por una cala o por el puerto al atardecer.

Como no podía ser de otra manera el origen del Paddle Surf se remonta a Hawaii siglos atrás. Su historia más reciente renace en la década de los 60, cuando en la misma isla los instructores de surf lo adoptan para asistir con facilidad a sus alumnos y mejorar la visibilidad del oleaje gracias a la verticalidad con la que permanecen en la tabla. Es en los primeros años de este siglo cuando el SUP se populariza de nuevo, pero esta vez como un deporte de acción capaz de ofrecer la mayor de las diversiones en cualquier tipo de aguas: sobre las olas o en travesías, en ríos, lagos o mar abierto.

El equipo de SUP se compone de una gran tabla de surf con la que el SUPPER -así se conoce popularmente al aficionado a este deporte-, de pie, se impulsa con la ayuda de un remo. Las medidas de las tablas “allround” oscilan entre los 9 y 12 pies y su versatilidad las hace ideales tanto para deslizarse sobre las olas como para travesías en aguas tranquilas.

Desde el horizonte al fondo del mar, con el Paddle Surf se disfruta de una perspectiva que no ofrece ningún otro deporte náutico y permite experimentar la sensación de caminar sobre el agua con una total libertad de movimientos. Es versátil y un complemento ideal para el crucero: un paseo al atardecer en una cala, por el puerto acompañado de tu perro, un juguete ideal para los niños, un breve transporte a tierra,… ¡Incluso los hay que practican yoga sobre la tabla!

Adiós al problema del espacio

Aunque las tablas originales de Paddle Surf se construían con materiales composite y procedimientos similares a los de la industria del surf, el volumen de sus tablas y la falta de espacio han dado origen a nuevas alternativas. Así, gracias a las mejoras tecnológicas en la industria de los hinchables, se han desarrollado excelentes tablas de SUP. Entre ellas encontramos las populares Red Paddle, las de la mítica marca náutica Hobie, y también muchas otras que ya están disponibles en los catálogos de las más prestigiosas marcas de windsurf: Naish, Star Board, Mistral, Fanatic. Todas ellas ofrecen excelentes prestaciones.

Secuencia de hinchado en la cubierta de un velero.

  • Hinchadas a presiones de hasta 15 PSI garantizan una excelente rigidez.
  • Materiales de alta calidad resistentes a los golpes, arañazos y erosiones, con tejidos de calidad en muchos casos superior al de las embarcaciones neumáticas.
  • Ideales para soportar los golpes del embarque y desembarque, y los golpes y clásicas rasgaduras al tocar fondos de roca.
  • Perfectas para los niños. Amortiguan los golpes y permiten jugar con ellas sin el riesgo de la dureza del composite.
  • Ideal para la embarcación: cuando está deshinchada ocupa el espacio de un saco/mochila que puede guardarse en cualquier lugar.
  • Se hinchan en apenas unos minutos.
  • Su cómodo transporte y prestaciones facilitan su uso en todo tipo de aguas y condiciones: en crucero, en el río, en el lago…

¿Qué tabla escoger?

  •  En cuanto a medidas, las más pequeñas, entre 8 y 9 pies, se dirigen a niños o a un público más orientado al surf que a la travesía. Las tablas que oscilan entre los 10 y 12 pies combinan a la perfección ambas prácticas.
  • En cuanto a su volumen, a partir de los 170/180 litros se consideran aptas para todos los públicos, pero si somos excesivamente patanes las tablas a partir de 190 litros nos ayudarán a disfrutar la experiencia con mayor estabilidad.
  • En cualquier caso, en las tiendas especializadas sabrán aconsejarte el modelo que mejor se ajusta a tu perfil.