Imatge de portada

Navegación / Crucero Práctico

<< VOLVER

Precauciones con las boyas en el fondeo, repaso a los transductores y test de vocabulario náutico

4/06/15
Trucos por Albert Puerto

Fondeo
Precauciones con las boyas

Precauciones con las boyas
Cada vez más está regulado el fondeo de embarcaciones en el litoral. Las calas y los fondeaderos cada vez están más llenas, y en muchos de estos lugares se colocan boyas fijas para poder acoger el máximo número de embarcaciones. Cuando se pretenda fondear en una boya fija, se debe prestar atención a una serie de recomendaciones a fin de mantener unos mínimos de seguridad.
Es muy distinto un fondeo para unas horas con el mar en calma y de día a un fondeo para pasar la noche, pero siempre que sea posible se amarrará en boyas fijas al fondo con cadena, desconfiando de los cabos, pues pueden estar en mal estado. Otra norma muy importante es no amarrar directamente sobre la boya, pues el plástico puede también estar en mal estado. Siempre se amarrará sobre la cadena que sujeta la boya, soltando de nuevo la boya al mar para que no manche la cubierta.
Se recomienda pasar la amarra por seno, es decir, en doble, para que en el momento de largar amarras se pueda llevar a cabo la maniobra sin tener que izar de nuevo la boya a cubierta. Esta amarra se dejará lo suficientemente larga para que la boya no golpee contra el casco, pues puede manchar o incluso rayar la pintura de la embarcación.
Existen unas boyas especiales que llevan una anilla superior metálica y otra anilla inferior también metálica, unidas por un eje. En este tipo de boyas sí que puede amarrarse directamente a la boya, pero por precaución, volvemos a repetir que lo más seguro es ir a buscar la cadena que sujeta la boya.

Mantenimiento
Repaso a los transductores

Repaso a los transductores
Reciben el nombre de transductores los sensores cuya misión es captar datos del exterior y convertirlos en impulsos eléctricos para ser procesados por el sistema de instrumentación electrónica y traducidos a unidades reconocibles por el usuario. Existen tres tipos de transductores: los de corredera, de profundímetro y de viento, en dirección e intensidad.
La perla del sistema electrónico está escondida en la calidad de estos sensores, pues el procesador es ciego, y debe fiarse de la información generada en los distintos transductores. Y no solo la calidad y sensibilidad del sensor son básicas para la precisión del sistema, sino su óptimo estado de mantenimiento.
Las correderas, en su gran mayoría, funcionan a base de paletas o de turbina. El flujo de agua hace rotar la pequeña hélice, y el transductor cuenta el número de veces por segundo que gira el rotor. Por esta razón es básico que el rotor, el eje de giro y la base estén completamente limpios. La mejor solución a efectos de mantenimiento consiste en extraer la corredera cuando el barco no navegue.
El sensor de la sonda puede ser exterior o interior. Sólo necesitará un buen mantenimiento el de tipo exterior, pues el caracolillo puede alterar la captación de datos.
El sensor de viento, fijo en la perilla del palo, suele ser de bajo mantenimiento y autolubricante. De todas maneras, no estará de más aprovechar cualquier subida al palo para limpiar de polvo el eje de las cazoletas del anemómetro y el eje de la veleta, así como comprobar que las conexiones estén bien selladas.

TEST
1- Malecón
a) Rodapiés de la zona del timonel útil para evitar la pérdida del equilibrio.
b) Tablones dispuestos sobre cubierta oblicuamente con la finalidad de dirigir el agua embarcada hacia los imbornales.
c) Dique que forma una muralla para defender el litoral de la invasión de las aguas.
d) Terminación de la roda en su parte más alta donde se liga la entena en una embarcación de vela latina.

2- Groera
a) Farolillo o luz izada a medio estay de proa cuando un buque está fondeado en situación de difícil visibilidad o por la noche.
b) Regata perimetral de cubierta a la altura del trancanil que sirve de canal de drenaje.
c) Cresterío o relieve rocoso prolongación de un acantilado hacia el mar que vela o se mantiene cerca de la superficie hasta una distancia considerable.
d) Orificio practicado para el paso de un cabo. Especialmente reciben este nombre los agujeros de las cuadernas que permiten el libre paso del agua acumulada en las sentinas.

3- Machetazo
a) Gualdrapeo súbito y muy sonoro que produce una vela al empezar a acuartelarse por recibir el viento por la parte contraria.
b) Pantocazo o cabezada fuerte que produce la parte de proa de un buque al chocar violentamente contra la mar.
c) Técnica tradicional de construcción naval que emplea cabillas de madera en la unión del tablazón del forro.
d) Golpe seco de la quilla de la embarcación sobre el fondo.

4- Trincafía
a) Conjunto de ligaduras con piola cuyas vueltas son equidistantes que sirven para forrar o proteger cables o cabos. Por extensión, ligadura de la vela sobre una percha
b) Cabo corto y resistente aferrado a la cadena del ancla que permite descargar la tensión del barbotín del molinete.
c) Línea de seguridad guarnida por cada costado del buque para dar seguridad a la tripulación en casos de mal tiempo.
d) Cada una de las piolas que sirven para recoger el paño sobrante de una vela arrizada.

Soluciones: 1-c, 2-d, 3-b y 4-a