Imatge de portada

Regatas / Vela Crucero

<< VOLVER

Moonbeam III, Guia, Argos, Marigold y Halloween, estrenan liderato en la IX Puig Vela Clàssica Barcelona

14/07/16

 

IX REGATA PUIG VELA CLÀSSICA
Barcelona ha vuelto a vivir una cita inolvidable con las leyendas del Mar en la IX Regata Puig Vela Clàssica Barcelona. Los veleros con más historia y glamour del planeta han hecho disfrutar desde el mediodía de hoy a miles de barceloneses y turistas, que han podido contemplar desde el litoral las espectaculares maniobras de más de 40 veleros clásicos y de época. Cerca de 500 regatistas de muy diferentes países se han esforzado al máximo por acabar el recorrido en el menor tiempo posible, con el objetivo de ser los lideres tras la primera jornada de la regata, una competición que está incluida dentro del calendario oficial de la Real Federación Española de Vela y es puntuable para el Campeonato de España de Barcos Clásicos y de Época.

IX REGATA PUIG VELA CLÀSSICA

Estos museos flotantes han desplegado todas sus velas y capacidad de navegación para aprovechar los vientos de los que suele disfrutar el litoral barcelonés por estas fechas. Estas especiales condiciones facilitan una gran diversidad de atractivas maniobras, que despliegan la belleza de estos barcos únicos en el mundo.
Primeros líderes de la clasificación general
El primer día no ha defraudado a nadie. La jornada de competición ha comenzado puntualmente a las 13:10 horas con la salida de la flota de Clásicos, a continuación los Época y finalmente los majestuosos Big Boats.
El viento ha superado las expectativas, pues el Sudeste de 12 nudos pronosticado ha dejado paso a un térmico de Garbí (Sur), que comenzaba soplando con unos 13 nudos, para reforzarse progresivamente hasta los 15-16. Sin apenas olas y con un sol espléndido, el campo de regatas ha ofrecido inmejorables condiciones para competir, lo que ha permitido al Comité de Regatas montar tres recorridos distintos, para que cada una de las categorías (Big Boats, Época y Clásicos) tuviera las mejores condiciones técnicas, una distancia acorde a sus prestaciones y para evitar un exceso de rumbos de ceñida, a fin de permitirles desarrollar todo su potencial. Una nueva apuesta que a su vez ha logrado que los tiempos de las flotas fueran más compactos y que la regata, por tanto, fuera más espectacular.

IX REGATA PUIG VELA CLÀSSICA
Los Clásicos han navegado el mayor recorrido, completando 9,8 millas de distancia en cinco tramos, que han dado oportunidad a corregir errores y recuperar esloras. Los de mayor eslora, los Clásicos 1, han tenido en el Guia de Ramón Rosés un sólido líder, que además de cruzar la meta en primera posición se ha impuesto tras la fórmula de compensación de tiempos. Segundo ha sido el Samarkand, a 2:20 minutos, superando al Outlaw por tan solo 5 segundos.
Los dos grandes favoritos en Clásicos 2, Argos y Alba, han confirmado los pronósticos. Una mejor salida por barlovento del Argos le ha permitido destacarse, mientras que el Alba minimizaba daños tras un primer tramo menos acertado y trataba de mantenerse a tiro pensando en tiempo compensado. Finalmente, el Argos de Barbara Trilling confirmaba su buen hacer, mientras el Alba podía remontar hasta la segunda plaza, superando al Kanavel por sólo 21 segundos, después de aplicar la compensación de tiempos.

IX REGATA PUIG VELA CLÀSSICA
Menos distancia han recorrido los barcos de Época. Concretamente, 7,23 millas en cuatro tramos, tras los que el Marigold, patroneado por Jason Gouldstone, se imponía en la clase Época Cangreja al Kelpie of Falmouth y al Niña Bonita. La victoria en la flota Época Marconi ha sido para el Halloween de Mick Cotter por escasos 24 segundos, tras aplicar la compensación de tiempos, superando al Islander y, por más de 2 minutos, al Sonata.

IX REGATA PUIG VELA CLÀSSICA

IX REGATA PUIG VELA CLÀSSICA

Los Big Boats cerraban el turno de salidas, y ya desde los instantes previos se ha visto la fuerte competitividad que siempre exhiben en la Regata Puig Vela Clàssica. Aunque finalmente el Moonbeam III de Laurence Waechejer quedase en segunda línea y sin viento limpio, enseguida buscaba opciones para encontrar viento franco y exprimir todo su potencial, que finalmente le permitían hacerse con la victoria tras aplicar la compensación de tiempos. Algo más de un minuto ha sido su diferencia respecto al Moonbeam IV, mientras el debutante Sumurun y el Eleonora completaban la clasificación por este orden.